Menú

La liberalización del transporte ferroviario funciona: así caen los precios del AVE

Renfe apuesta por Avlo, su marca low cost, para hacer frente a la nueva competencia de Ouigo e Iryo.

Renfe apuesta por Avlo, su marca low cost, para hacer frente a la nueva competencia de Ouigo e Iryo.
El trayecto Madrid-Barcelona se abarata tras la entrada de Ouigo. | Alamy

El 14 de diciembre de 2020 fue liberalizado el transporte de pasajeros por ferrocarril en España, si bien no fue hasta mayo del año siguiente cuando empezó a circular el primer tren de alta velocidad operado por una compañía distinta a Renfe. Se trata del trayecto Madrid-Barcelona, en el que la francesa SFNC comenzó a operar trenes bajo la marca de bajo coste Ouigo, a precios de 9 euros en adelante.

Desde entonces, Renfe se ha visto por primera vez en su historia sometida a la presión de la competencia, por lo que se está viendo obligada a mejorar sus servicios y disminuir los precios para así poder mantener una buena posición en el mercado. Síntoma de ello ha sido la creación de AVLO, su marca de bajo coste, que hasta hace poco solo circulaba en el trayecto Madrid-Barcelona y acaba de incorporarse al corredor Madrid-Valencia.

Madrid-Barcelona, ahora más barato

Según ha desvelado el analista de datos Victoriano Izquierdo, los precios del AVE entre Madrid y Barcelona, en clase turista, ha caído sensiblemente desde la puesta en servicio de los trenes del operador francés Ouigo (mayo del 2021), así como de AVLO (junio del 2021). Concretamente, el precio mediano de un billete ha disminuido desde niveles superiores a 60 euros a principios del año pasado a por debajo de los 40 euros en la actualidad.

Por el contrario, si observamos el precio de la Alta Velocidad en otros trayectos en los que aún no ha entrado competencia, la evolución de los precios es bien distinta. Así, el AVE Madrid-Málaga o Madrid-Sevilla, operados por Renfe, siguen siendo igual o más caros que hace un año.

Los próximos en beneficiarse

El trayecto Madrid-Barcelona solo ha sido el primero en beneficiarse de la liberalización del sector. El próximo servicio en el que entrará competencia para Renfe será el de Madrid-Valencia, que en primavera tendrá que hacer compañía a la francesa Ouigo. Consciente de la situación, Renfe ha optado por anticiparse y ya ha puesto a circular, desde el 21 de febrero, a sus trenes de bajo coste Avlo, con billetes disponibles desde 7 euros.

Algo más deberán esperar los trenes de Ouigo para circular en el tramo Madrid-Alicante, acontecimiento condicionado a la apertura del túnel de alta velocidad entre las estaciones de Chamartín y Atocha.

La operadora francesa también planea extender su servicio hacia el sur, llegando a las ciudades de Córdoba, Sevilla y Málaga, mientras que en un futuro más lejano no descarta abrir rutas hacia el norte de España, como Galicia o País Vasco.

Asimismo, una tercera operadora se espera que entre en juego a finales de este año. Se trata de la marca Iryo, lanzada por Ilsa, compañía propiedad de la valenciana Air Nostrum y la italiana Trenitalia. Sus primeros trenes se estrenarán en la ruta Madrid-Barcelona, y su servicio se extenderá hasta ofertar 16 trenes por sentido entre los tres corredores principales, incluyendo el que va a Levante y al Sur. De esta forma, Iryo conectará Madrid con ciudades como Alicante, Valencia, Córdoba, Málaga, Sevilla, Zaragoza o Barcelona.

Temas

En Libre Mercado