Menú

Así va a hacer caja Hacienda con las subvenciones para instalar placas solares

Las subvenciones europeas para instalar estas placas solares tendrán que tributar a la Agencia Tributaria.

Las subvenciones europeas para instalar estas placas solares tendrán que tributar a la Agencia Tributaria.
Alamy

Los Fondos Europeos Next Generation buscan, entre otras cosas, financiar una transición sostenible en la economía, o lo que es lo mismo, fomentar vía subvención que la población dé pasos en esta dirección. Por todo ello, una de las partidas de 900 millones de euros está destinada a fomentar la instalación de placas solares de autoconsumo en las viviendas. Sin embargo, estas ayudas esconden una letra pequeña a favor de Hacienda que los contribuyentes deben considerar, si es que van a dar el paso de optar por esta energía renovable en sus domicilios.

La Subdirección General de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas del Ministerio de Hacienda acaba de pronunciarse resolviendo una consulta hecha por un particular. En la citada consulta se establece que las subvenciones que puedan recibir los particulares para instalar estas placas solares, que llegarán a través de los famosos fondos europeos, tendrán que tributar a la Agencia Tributaria. El motivo no es otro que la consideración de ganancia patrimonial a la citada ayuda que puedan otorgar los diferentes organismos públicos.

Hacienda considera que la instalación de estos paneles en una vivienda particular no tiene una finalidad de actividad económica y que se considera ganancia patrimonial. Por tanto, en la declaración de la Renta se deberá declarar la cuantía recibida por esta subvención en el apartado de ganancias patrimoniales, algo que podría encarecer la factura fiscal notablemente.

¿Cómo tributa la ganancia patrimonial?

Según la normativa de Hacienda, si la ganancia patrimonial es igual o inferior a los 6.000 euros se pagaría un 19%, si se encuentra entre los 6.000 y los 50.000 se pagaría un 21% y si se superan los 50.000 euros se abona un 23%. Así las cosas, el contribuyente debería pagar acorde a la subvención recibida. Si por ejemplo la ayuda que la administración ha concedido al contribuyente para instalar estas placas es de 3.000 euros, deberá devolver a Hacienda la friolera de 570 euros. Esto supone que un porcentaje considerable de esos 900 millones de euros volverán a las arcas estatales debido a esta consideración.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro