Menú

El Gobierno de Ayuso liberaliza el precio de las entradas de la plaza de toros de Las Ventas

En breve se conocerá a la nueva compañía gestora del coso, tras una licitación que reduce costes y aumenta la libertad de empresa.

En breve se conocerá a la nueva compañía gestora del coso, tras una licitación que reduce costes y aumenta la libertad de empresa.
Emilio de Justo con un toro de Victoriano del Río en Las Ventas. | EFE

Aunque parezca mentira, el precio de las entradas sueltas que despachan el acceso a la plaza de toros de Las Ventas está regulado por el gobierno autonómico madrileño. O mejor dicho estaba, porque este mes de junio se producirá un punto de inflexión con la entrada en vigor de un nuevo pliego de gestión en el que, entre otras mejoras y medidas de flexibilización, se permite al empresario la determinación del coste exacto de dichos boletos.

Entre mayo y junio, la Feria de San Isidro reúne a 600.000 espectadores y genera en torno a 73 millones de euros para la economía madrileña. De esta cifra, alrededor de 400.000 entradas se corresponden con los abonados, mientras que otros 200.000 tickets son adquiridos fuera de dicho sistema de afiliación, que ofrece un descuento del 10-20% y la ventaja de mantener siempre el mismo asiento.

Bajo el nuevo modelo, las entradas que no estén abonadas podrán venderse al precio que determine la nueva empresa concesionaria de Las Ventas. Partiendo de que el coste medio de las entradas ronda los 30 euros, y asumiendo que se produce un encarecimiento del 25% en las diez tardes en las que la plaza cubre más del 90% del aforo, la mejora de la facturación sería de al menos 600.0000 euros.

Si a esta cifra le sumamos otras dos tardes de muy alta ocupación, correspondientes a las mejores fechas de la Feria de Otoño, encontramos que el margen de la empresa durante el conjunto del ejercicio experimentará un salto adelante de alrededor de 720.000 euros. Un paso importante para la mejora de la rentabilidad del negocio taurino en Madrid.

El nuevo pliego anunciado por el gobierno regional, cuyo máximo responsable en estos asuntos es el torero Miguel Abellán, fija por primera vez un tope en la oferta económica que pueden ofrecer los aspirantes a manejar la plaza. Si hasta ahora se venían exigiendo algo más de 2 millones, incrementados por la actual concesionaria hasta el entorno de los 3 millones, el nuevo sistema fijará un "suelo" de 675.000 euros y un "tope" de 975.000 euros. El ahorro, pues, asciende a 1,4 millones de euros, si comparamos el mínimo exigido en 2015 con el umbral básico que se plantea en 2022.

Hay, además, un ajuste en el número de espectáculos exigidos. Serán 60 los festejos mayores requeridos a la concesionaria, frente a los 67 que se celebraron en la temporada anterior a la pandemia (2019). Partiendo del déficit de 100.000 euros asociado a la celebración de espectáculos en fechas con poca concurrencia de público, este ajuste añade otros 700.000 euros a la cuenta de resultados de la futura empresa gestora.

El pliego asigna 15 puntos a la oferta económica, la programación taurina recibirá una baremación de 25 puntos, la inversión en publicidad se llevará otros 25 puntos (con un mínimo de 600.000 euros) y el resto de la calificación se dirimirá en base a la financiación de las escuelas taurinas (10 puntos) o los descuentos ofrecidos en los abonos de temporada (10 puntos).

Las empresas licitadoras deberán acreditar un volumen de negocio mínimo de cinco millones de euros durante los tres últimos años. El plazo para presentar ofertas expira el 15 de marzo. Se espera que la nueva empresa gestora sea notificada a finales de abril o comienzos de mayo, de modo que podrá asumir las riendas del coso nada más termine la Feria de San Isidro.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador