Menú

La UE pone a Fridman, el dueño de Dia, en su lista negra de oligarcas rusos

El dueño de los supermercados Dia tendrá congelados sus activos en suelo europeo y no podrá viajar a Europa.

El dueño de los supermercados Dia tendrá congelados sus activos en suelo europeo y no podrá viajar a Europa.
Mijaíl Fridman, dueño de Dia | Wikimedia

Uno de los ciudadanos rusos que más protagonismo ha tomado en España en los últimos años y no precisamente por su vinculación al mundo del fútbol, es el magnate Mijaíl Fridman, presidente de LetterOne, un grupo de inversiones con sede en Luxemburgo que es propietario del 77% del grupo de supermercados Día. Curiosamente Fridman mantiene la nacionalidad ucraniana y la israelí.

Fridman, magnate que, según Forbes, amasa una fortuna de más de 12.000 millones de dólares, aparece en el borrador de sanciones que prepara el Consejo de Asuntos Exteriores de la UE y para el que elabora un listado de oligarcas rusos a la que se han añadido 26 nuevos miembros, entre empresarios y periodistas rusos que serán sancionados por la invasión rusa sobre Ucrania.

Sanción de Bruselas

En el documento, Bruselas dice que "Fridman ha cultivado lazos estrechos con la administración de Vladímir Putin, y es conocido como uno de los principales financieros de Rusia y facilitador del círculo más próximo a Putin". Señala, además, a la hija mayor del tirano ruso, María Putin, quien dirigió, dice este borrador, "un proyecto benéfico llamado Alfa-Endo, financiado por Alfa Bank", grupo bancario fundado por el propio Fridman. Según el relato de la UE "Vladímir Putin recompensó la lealtad del Alfa Group a las autoridades rusas ofreciendo ayuda política en los planes de inversión extranjera del propio Alfa Group".

Pero este borrador no se queda aquí, añade que el socio de Fridman en Alfa Bank, Petr Aven, ha contribuido junto con el magnate ruso a los "intentos del Kremlin por que se levantaran las sanciones impuestas por Occidente para frenar la política agresiva de Rusia con respecto a Ucrania." Recuerdan cómo en 2018 ambos visitaron Washington en una misión no oficial para tratar de relajar las sanciones norteamericanas contra la Federación de Rusia.

Comunicado de la CNMV

Evidentemente, la primera consecuencia lógica de la publicación de este borrador es en qué medida puede afectar a los supermercados Día, propiedad de Fridman. Así, la compañía ha emitido un comunicado a la CNMV en el que descartan que vayan a tener cualquier tipo de impacto.

En este comunicado, explican que ningún accionista persona física de LetterOne "ostenta, ni individualmente, ni mediante acuerdo con otros accionistas, el control" de Dia. En concreto aclaran que, ni "Mijaíl Fridman, ni el señor D. Petr Aven ostentan el control de LetterOne Investment Holdings".

Y, por ese motivo, advierte de que "la sociedad no se verá afectada en modo alguno, ni directa ni indirectamente por el nuevo paquete de sanciones adoptado por la UE en respuesta a la crisis de Ucrania".

Fridman pide el fin del "derramamiento de sangre"

De momento, el magnate ruso ha tratado de mejorar su imagen mediante un comunicado a sus empleados en el que hace un llamamiento para parar "el derramamiento de sangre en Ucrania". Añadió que "no hago declaraciones políticas, soy un hombre de negocios con responsabilidades para con mis muchos miles de empleados en Rusia y Ucrania. Sin embargo, estoy convencido de que la guerra nunca puede ser la respuesta. Esta crisis costará vidas y dañará a dos naciones que han sido hermanos durante ciento de años. Si bien una solución parece terriblemente lejana, solo puedo unirme a aquellos cuyo ferviente deseo es que el derramamiento de sangre termine. Estoy seguro de que mis socios comparten mi punto de vista", decía Fridman.

Pese a todo, Fridman tiene prohibido a partir de ahora desplazarse a la UE y se le congelan los activos que mantenga en suelo europeo.

Otros empresarios en su situación son su socio Petr Aven, Igor Sechin, Niklay Tokarev, Alisher Usmanov o Alexander Ponomarenko, o Dimitry Chernyshenko, viceprimer ministro de turismo, deportes, cultura y comunicaciones ruso.

Temas

En Libre Mercado