Menú

El precio del gasoil provoca una huelga del transporte que amenaza con el desabastecimiento

Miles de transportistas en España se organizan para "paralizar el país" a partir de las 0 horas del próximo lunes.

Miles de transportistas en España se organizan para "paralizar el país" a partir de las 0 horas del próximo lunes.
Fotografía de un supermercado español durante los peores momentos de la pandemia del coronavirus en marzo de 2020. | Europa Press

La vertiginosa escalada de precios que experimenta la economía española desde el pasado verano y que está empeorando con los efectos económicos de la invasión de Putin a Ucrania, comienza a tener sus primeras consecuencias en conflictividad social.

Hasta el momento un encarecimiento cercano al 2.000% en el precio de la electricidad o del 1.800% en el precio del gas, o que estemos pagando prácticamente el doble por llenar el depósito del coche de lo que pagábamos el pasado verano, ha sido mansamente aceptado por la sociedad.

Sin embargo, aunque el IPC esté escalando hasta el 7,4%, la subida de precios que sufre la industria es infinitamente mayor y su escalada supone prácticamente un 40% más en costes de lo que pagaba hace un año.

Una de las industrias que ha notado de manera más inmediata y brutal esta subida ha sido el transporte de mercancías por carretera. Fundamentalmente las pequeñas y medianas empresas del sector así como los autónomos que utilizan su propio camión. "Estamos trabajando a pérdidas", lamenta el responsable de una de estas pequeñas empresas en Extremadura. "La situación es caótica, nos estamos arruinando", señala.

Estos empresarios calculan los precios de los portes en virtud de lo que cobra el chófer, el combustible que tienen que poner, más allá de los seguros, la amortización de los camiones, ruedas, mantenimiento, etc. Sus márgenes suelen salir del gasto en combustible, quizá el más volátil pero el que les permite calcular un margen para obtener beneficios en cada una de las operaciones que cierran: "Desde Extremadura uno de los mejores viajes que me puede salir es a Barcelona", nos cuenta uno de estos transportistas, "Pero con el precio del gasoil ahora mismo ese viaje me sale a pagar", nos cuenta y advierte que la subida brutal del precio de los carburantes se come todo el margen y más.

"Vamos a parar el país"

Estos empresarios coinciden en señalar que las grandes plataformas del transporte, las grandes compañías, debido a su tamaño y estructura, pueden permitirse el lujo de bajar los precios, lo que hace que la mayor parte del sector, que está formado por pymes y autónomos no pueda hacerlo a riesgo de perder los portes. Por este motivo, la asociación Plataforma Nacional, financiada por sus propios socios, unos 4.000 transportistas, entre pymes y autónomos, ha dado un ultimátum a la administración a fin de que ponga solución a la situación insostenible que viven. Se reunieron la pasada semana en el Palacio de Vistalegre de Madrid y decidieron que si no se da solución a sus problemas, el día 14 desde las 0 horas, protagonizarán un paro nacional. "Vamos a parar el país", dicen.

Miguel Cánovas, uno de los portavoces de esta plataforma recordaba con pena cómo en los peores momentos de la pandemia "nos llamaban héroes, porque no habíamos parado ni un solo día y seguimos trabajando para evitar que la cadena de distribución se cortara y la población no sufriera desabastecimiento". Ahora, lamenta, "hemos pasado de ser unos héroes a que nos traten como perros", se queja Cánovas. "Nos tratan como perros, con inspecciones recaudatorias, faltándonos el respeto. Nos siguen despreciando con esta forma de agredirnos con la forma de no dejarnos trabajar de no dejarnos tener ningún tipo de margen. Ya hay camiones que se están parando".

Para hacernos una idea de la dimensión de los paros que se preparan para el arranque de la semana próxima, Cánovas nos cuenta que "hay cerca de 400.000 camiones entre empresas pequeñas y autónomos y además se está reuniendo el transporte ligero y de cereal y el sector primario, ganaderos, agricultores y pescadores, autónomos, gente que no tiene que ver con el transporte paro que están sufriendo el ahogo de los precios y el terror fiscal también", nos cuentan.

Reivindicaciones

Eso sí, de momento "no contamos con las grandes firmas. Ellos son los que deciden y firman con la administración y nos dicen a los demás que nos sometamos a esos acuerdos. Claro, son el 10% del sector quien firma con el Gobierno y tenemos que aceptarlo el otro 90% que no contamos con la capacidad de subir márgenes".

Estas grandes empresas del sector se aglutinan en la CETM, la Confederación Española de Transporte de Mercancías, la patronal más importante del sector. Libre Mercado se ha puesto en contacto con ellos y les ha preguntado por este movimiento que se cristalizará en un paro general el próximo lunes, y señalan que algunas de las principales reivindicaciones del colectivo de transporte ya se aprobó en real decreto hace unos días.

Esta plataforma se queja de que algunas de las grandes compañías del sector, que aglutinan más de 100 cabezas de camión, como XPO Transport Solution Spain SL, Primafrío, Luis Simoes, o J. Carrion, no tiene sus intereses alineados con el del resto del sector, demasiado dependiente del precio de los carburantes para obtener beneficios.

En esencia, Pataforma Nacional, pide que el Gobierno garantice que se cumplen las normas ya aprobadas para que no se prohíba trabajar a pérdidas, lo que permitiría a estas compañías poder repercutir el alza de precios que sufren por la inflación en los carburantes, y que se mejoren aspectos seculares entre sus reivindicaciones, como evitar que se obligue a los conductores a descargar los camiones ("un señor que lleva a sus espaldas un viaje de entre 8 y 10 horas no puedes ponerle a descargar palés de los camiones"), o que se aumente la seguridad en las áreas de servicio en las que se registran constantemente robos y agresiones a los camioneros que tratan de descansar en ellas.

Plataforma Nacional recoge en su página web todas las reivindicaciones que hacen al Gobierno.

Consecuencias

Ante la previsible falta de respuesta por parte del Ejecutivo y de las principales patronales y empresas del sector a estas reivindicaciones, se prevé que más de 400.000 camiones en toda España colapsen el transporte de mercancías a partir de las 0 horas del día 14 (madrugada del domingo al lunes), lo que podría afectar directamente al abastecimiento de supermercados y centros logísticos, lo que podría poner en una situación límite directamente a la población.

Libre Mercado se ha puesto en contacto con el Ministerio de Transportes, para interesarse por la postura oficial del Gobierno ante la amenaza de una huelga de consecuencias impredecibles a partir del lunes. Desde el ministerio se limitan a deci que mantienen "contacto continuo con el sector del transporte de mercancías por carretera, lo que permite disponer de una imagen precisa y actualizada de las cuestiones estructurales y coyunturales que afectan al sector. En este sentido, recientemente se ha publicado el real decreto ley que materializa en primer término los compromisos que, en materia normativa, se alcanzaron el pasado mes de diciembre con el sector y que atajan de manera directa sus reivindicaciones históricas."

Añaden que "en paralelo, se sigue avanzando en el resto de compromisos alcanzados para los que no es necesaria implementaciones normativas, y todo ello, por supuesto, de manera coordinada desde los servicios técnicos del Ministerio con el Comité Nacional de Transporte por Carretera".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad