Menú

El 50% de las pymes sufre el retraso en el pago de grandes corporaciones

El 71% de las compañías no piensa en el efecto que el retraso de sus pagos tiene en las pequeñas empresas

El 71% de las compañías no piensa en el efecto que el retraso de sus pagos tiene en las pequeñas empresas
Una tienda de música de la cadena HMV liquida sus existencias. | Cordon Press

Crece la preocupación por el deterioro de la economía merced al incremento de la inflación y la maltrecha situación financiera de numerosos países, entre ellos España. Recientemente la ONU y el Fondo Montario Internacional se mostraban preocupados por el escenario incierto que había abierto la invasión rusa de Ucrania. Lamentaban ambos organismos que esta eventualidad haya golpeado a la economía internacional cuando la mayoría de los países todavía no se han recuperado del impacto de la covid-19.

Quizá uno de los efectos más inmediatos de los problemas que atenazan a la economía, fundamentalmente una inflación desbocada, tendrá que ver con una cadena de impagos que haga que aumente de manera importante la morosidad. En el caso de que se confirme esta tendencia, las que más van a sufrir van a ser las pequeñas y medianas empresas.

Intrum ha publicado su Informe Europeo de Pagos según el cual el 71% de las empresas españolas afirma que no suele pensar en las consecuencias que sus retrasos en los pagos pueda ocasionar sobre negocios más pequeños. Este estudio refleja que España está en el top 10 de mercados menos conscientes del impacto de los impagos en las entidades de menor tamaño, de entre los 29 países europeos analizados.

La realidad es terca en este sentido: casi el 50% de las pymes ya se ve afectada por el retraso de los pagos. También el retraso de grandes clientes. Una situación que les ocasiona problemas como la imposibilidad de contratar nuevos empleados (42%), crecer (35%)o directamente la pérdida de ingresos (31%) o el despido de trabajadores (31%). Algunas compañías incluso se ven abocadas al concurso de acreedores (30%). Todas ellas circunstancias que podrían estar afectando a casi la mitad de las pequeñas y medianas empresas por culpa de la falta de concienciación por parte de las grandes corporaciones, ya que, según los datos de Intrum, el 44% de las pymes se ha visto obligado a ampliar los plazos de pago con clientes de gran tamaño.

En cualquier caso, parece que el mundo de la empresa en Europa comienza a considerar el papel que juegan las grandes corporaciones para la prevención de la morosidad y estabilidad del tejido productivo de pymes en los distintos países. Actualmente el 70% de las entidades españolsa considera que las grandes corporaciones tienen la responsabilidad social de garantizar que pagan a tiempo a los pequeños negocios. Una opinión muy similar a la media europea (69%) y a algunas de las principales economías como son Francia (71%), Alemania (69%), Reino Unido (67%) o Italia (67%).

En definitiva, lo que muestran estas cifras es la importancia de la concienciación con los plazos en los pagos para ayudar a la estabilidad y solvencia del resto de empresas. Especialmente, si se tiene en cuenta que las pequeñas y medianas compañías constituyen el 99 % de las entidades europeas y españolas.

Alternativas

Sin embargo, como la realidad también muestra, aunque la conciencia ha crecido, siguen siendo muchas las pymes que sufren esta situación. Para aliviar esta pesada carga, el mercado ofrece distintas alternativas que permiten a estas pymes tener alternativas de liquidez que solvente el problema del cobro de facturas. Soluciones como Recobrarte, de Gedesco, permiten afrontar el endeudamiento a estas pymes recuperando los impagados de la empresa, asumiendo todos los costes del procedimiento, judiciales y no judiciales, garantizando así que el cliente no paga nada absolutamente si no recupera su deuda.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro