Menú

Telefónica fija el 31 de mayo como último día para comprar acciones con derecho a dividendo

El grupo ampliaría capital por un máximo de casi 846 millones.

El grupo ampliaría capital por un máximo de casi 846 millones.
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. | Europa Press

Telefónica ha publicado este miércoles las primeras indicaciones para percibir el segundo tramo de su dividendo flexible de 0,15 euros a cargo del ejercicio de 2020, con el 31 de mayo como fecha límite para la contratar títulos con opción a la retribución.

El consejo de administración del operador dará inicio a los trámites para realizar la ampliación de capital para abonar el script dividend el próximo 25 de mayo, tomando como referencia la cotización de las cinco sesiones anteriores, según ha notificado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Tras esto, la compañía espera publicar el mencionado 31 de mayo la ampliación de capital en el Boletín Oficial del Registro Mercantil con lo que el 1 de junio las acciones de la firma ya cotizarían ex-cupón.

Con arreglo a la cotización, el consejo deberá decidir cuántas opciones otorgadas por el dividendo son necesarias para canjear por una acción completa.

El dividendo flexible permite que los accionistas canjeen su dividendo en efectivo o en acciones, una opción que ha sido suscrita por más del 60% de los accionistas de la firma en las dos últimas ocasiones.

Telefónica ha recurrido al dividendo flexible durante la pandemia como medida de precaución para proteger la caja, pero en su última junta de accionistas ya aprobó el retorno al dividendo en efectivo con 0,30 euros pagaderos en diciembre y junio de 2023.

Precisamente, el pasado martes, Telefónica trasladó a la CNMV la amortización de acciones equivalentes al 2,41% de su capital social, una medida tomada para compensar la dilución para el accionista que pueden suponer las ampliaciones de capital por el dividendo flexible.

Importe del dividendo

Tras esta reducción de la base accionarial, Telefónica ampliaría capital por un máximo de casi 846 millones de euros, en el caso de que todos los accionistas optaran por las acciones y la compañía no mantuviera autocartera para entonces.

En cuanto a los principales accionistas de la compañía, según sus notificaciones a la CNMV, BlackRock percibiría 37,4 millones de euros, BBVA 39,9 millones de euros, y CaixaBank 38,9 millones de euros.

A la remuneración de Caixabank se puede añadir la de su brazo inversor Criteria Caixa, que en su actualización de marzo ha asegurado que cuenta con un 1,33% de Telefónica, lo que le haría titular de un dividendo de 11,2 millones de euros en efectivo o un paquete de acciones para seguir construyendo su posición en la compañía.

Temas

En Libre Mercado