Menú

De pizzería a máquina expendedora de pizzas: la inflación obliga a los autónomos a reinventarse

Tras denunciar una factura de luz de casi 4.000 euros, un pizzero de Granada trata de hacer frente a la subida de precios prescindiendo de empleados.

Tras denunciar una factura de luz de casi 4.000 euros, un pizzero de Granada trata de hacer frente a la subida de precios prescindiendo de empleados.
Alessandro Imperiali, frente a la máquina expendedora de pizzas que acaba de inaugurar en Granada | Pizzametro

La imparable subida de precios no solamente afecta a las familias, sino también a muchos autónomos que ven cómo la inflación amenaza seriamente sus negocios y no tienen más remedio que reinventarse para salir adelante. Es el caso de Alessandro Imperiali, dueño de una conocida pizzería de Granada, que ha apostado por prescindir de empleados y montar una máquina expendedora de pizzas que se terminan de cocinar al momento.

Este napolitano, que llegó a España hace 15 años, saltó a los medios el pasado verano tras denunciar una factura de la luz cercana a los 4.000 euros, el doble de lo que venía pagando hasta entonces. Según relataba a Libre Mercado, llevaba más de 20 meses perdiendo dinero por culpa de la pandemia y temía que aquello acabase con un negocio que daba de comer a 10 familias.

A pesar de su delicada situación, aguantó como pudo con la esperanza de que el consumo se reactivase. Y, efectivamente, así ha sido: "No es igual que antes, pero sí hemos recuperado mucha clientela". Sin embargo, la escalada de precios de los últimos meses vuelve a ponerle entre la espada y la pared. "Ha subido la harina, el tomate, la mozzarella… Todo. Y la realidad es que una pizza que antes costaba un 30% de lo que nosotros la teníamos a la venta, ahora cuesta un 50%, y así es imposible pagar nóminas, proveedores, gastos e impuestos", lamenta.

Así funciona la máquina expendedora

Ante esta tesitura, el dueño de Pizzametro llegó a la conclusión de que, o buscaba una fuente de ingresos extra, o se vería obligado a cerrar su restaurante. Y así fue como decidió apostar por un nuevo modelo de negocio: una máquina expendedora, como las que ofrecen bebidas, dulces o bocadillos, pero que sirva pizzas terminadas de cocinar al momento.

"Es algo que en Francia está muy extendido. Aquí en nuestro país ya hay alguna máquina, sobre todo en el norte, pero en Granada es la primera", explica Imperiali, que situará la suya en pleno centro de la ciudad, justo al lado del Corte Inglés. Según explica, las pizzas se preparan a media cocción en su restaurante y luego se trasladan diariamente para su posterior comercialización a pie de calle, de tal forma que, con el mismo número de empleados, puede dar servicio a dos negocios.

"La mitad de la máquina es una nevera que conserva las pizzas a 4 grados. Cuando el cliente selecciona la que quiere, la pizza sale automáticamente de esa nevera y entra en el horno 120 segundos. La termina de cocinar y la entrega en una caja de cartón", aclara Imperiali. Así, puede prescindir de empleados y ahorrar en costes de producción: "Confío en que, con el nombre que ya nos hemos hecho en Granada, la gente también se anime a comprar nuestras pizzas de esta manera y, aunque sigo teniendo que pagar alquiler, luz e impuestos, no es lo mismo que pagar 10 nóminas".

"No me fío del Gobierno"

Para el dueño de Pizzametro, esto no es más que una fórmula para poder aprovechar sus recursos y mantener a los trabajadores de su restaurante tradicional. "Esa gente tiene familia y no pueden quedarse en la calle", insiste. Sin embargo, su caso esconde una de las más peligrosas consecuencias de la imparable escalada de precios de los últimos meses: el freno a la contratación e incluso los despidos y cierres de negocios.

"Lo que tengo claro es que ya no me fío del Gobierno. Absolutamente, no —insiste—. En dos años, he sufrido la pandemia, la subida de la luz y ahora esto, y si salgo adelante es por mí mismo, pero no por todo lo que prometen y luego no cumplen", sentencia Imperiali.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador