Menú

Los liberales ucranianos se preparan para diseñar el futuro económico de su país

Una cumbre de intelectuales y organizaciones liberales celebrada en Varsovia sienta las bases del futuro del país, hoy invadido por Rusia.

Una cumbre de intelectuales y organizaciones liberales celebrada en Varsovia sienta las bases del futuro del país, hoy invadido por Rusia.
Zelenski, presidente de Ucrania | Presidencia de Ucrania

La resistencia ucraniana sigue organizándose, también en el plano de las ideas económicas. Grupos de expertos y políticos libertarios están haciendo planes de cara al periodo posterior a la guerra y así lo expusieron durante el Europe Liberty Forum de 2022, un evento celebrado los días 12 y 13 de mayo en el que la red Atlas Network reunió a centenares de personas que comparten las ideas liberales y libertarias.

El evento originalmente iba a tener lugar en Kiev, pero se trasladó a Varsovia debido a la guerra. Uno de los oradores invitados fue Maryan Zablotskyy, diputado en el parlamento ucraniano por parte del partido gobernante que lidera el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski. "Estábamos por muy buen camino y, a raíz de la guerra, hemos tomado nuevas medidas. Por ejemplo, el Impuesto sobre la Renta se ha reducido al 2 por ciento y se han abolido muchas regulaciones y aranceles. De no ser por la situación de violencia y todo lo que ello supone, podríamos decir que ahora mismo somos uno de los países más libres del mundo en términos económico", me explicó Zablotskyy.

Aunque pueda parecer una hipérbole, sí es cierto que es más que extraordinario que un país reduzca los impuestos y elimine las regulaciones mientras libra una guerra. Por lo general, en tiempos de enfrentamientos armados, los gobiernos aumentan masivamente los impuestos y amplían enormemente su poder y su control sobre la economía. En 1942, el gobierno de Estados Unidos aprobó la Ley de la Victoria, que hizo que el tipo impositivo superior se disparase al 88 por ciento, nivel que aumentó incluso más, hasta el 94 por ciento en 1944, a raíz de la introducción de varios recargos adicionales. Por su parte, en Gran Bretaña la tasa impositiva máxima aumentó hasta el 98 por ciento en la década de 1940, mientras que Alemania subió al 64,99 por ciento desde 1941. "Creemos que somos más fuertes si somos económicamente más libres", me explicó Zablotskyy. Y ahora, su objetivo más importante es asegurar que estas reformas económicas, que fueron adoptadas como medidas temporales, se conviertan en permanentes y se mantengan después de la guerra.

"Después de la guerra" es una frase que escuchamos repetidamente a lo largo del evento. Nadie en Ucrania tiene claro cómo podría terminar la guerra, pero sí están volcados en explorar las oportunidades que surgirán después de una victoria en la que se muestran más confiados de lo que uno podría intuir desde la distancia. Nataliya Melnyk, representante del Centro Bendukidze de Libre Mercado, un think tank de Kiev, proclamó que sería un error aspirar a "reconstruir Ucrania. No podemos aspirar a volver a las condiciones del periodo anterior a la guerra, necesitamos crear algo nuevo". En su opinión, la "ventana de la oportunidad" se ha abierto y no es sostenible que Ucrania siga siendo lo que era antaño: una de las economías menos libres de Europa y del mundo, relegada al puesto 127 del Índice de Libertad Económica. Dicha puntuación refleja el impacto negativo de la débil salvaguardia de la propiedad, un Estado de Derecho poco sólido y unas regulaciones excesivamente rígidas en ámbitos como el trabajo.

Roman Waschuk, embajador de Canadá en Kiev entre los años 2014 y 2019 que ahora trabaja como delegado de negocios en Ucrania, tiene una visión más pesimista, por ejemplo por el elevado peso de la economía sumergida. Pero esto también explica por qué, a la hora de la verdad, el ejército ucraniano resultó estar mejor dotado de lo que se suponía...

Mirando al futuro

¿Hay perspectivas de crecimiento? Algunos creen que puede venir especialmente del sector de las tecnologías de la información, donde, según Nataliya Melnyk, hay al menos 250.000 trabajadores que hacen un uso muy inteligente de las leyes fiscales. Así, aunque la tasa impositiva máxima que pagaban las empresas en Ucrania acostumbraba a ser del 20 por ciento, existe una norma que permite que los "empresarios individuales" paguen solo el 5 por ciento. En realidad, dice Waschuk, este impuesto fue diseñado originalmente para comerciantes individuales a pequeña escala, pero en la práctica ha sido utilizado por empresarios como los de este sector, que a cambio han podido crecer mucho y generar empleo y riqueza.

Unos y otros están de acuerdo en que existe una necesidad urgente de reforma, especialmente porque muchas de las regulaciones vigentes en Ucrania se remontan a la era soviética de la década de 1970. Tom Palmer, vicepresidente ejecutivo de Programas Internacionales de Atlas Network, sugirió que el ministro de Economía de la posguerra de Alemania, Ludwig von Erhard, responsable de reintroducir la economía de mercado en el país después de la Segunda Guerra Mundial, podría servir como referente para guiar el tipo de liderazgo político que requiere la futura Ucrania. Así, aunque hay reclamos frecuentes de aplicar un Plan Marshall en Ucrania, Palmer cree que no es eso lo que ayudará al país, sino reformas tendentes a promover la economía de mercado similares a las que introdujo Erhard.

Sin duda, Palmer tiene razón. El curso económico trazado por las políticas de libre mercado que diseñó Erhard contribuyó claramente al posterior "milagro económico" de la República Federal de Alemania, aportando mucho más a su crecimiento que el "Plan Marshall", que debe su nombre al Secretario de Estado estadounidense George C. Marshall, quien brindó tal apoyo financiero para aliviar la el sufrimiento y el hambre de las poblaciones de toda Europa después de la guerra. Dicho programa tuvo un volumen de 13.100 millones de dólares pero, a pesar de que los británicos recibieron más del doble que los alemanes, lo cierto es que Gran Bretaña no creció tanto como Alemania en los años subsiguientes. Esto fue porque, mientras que los británicos estaban gobernados por socialistas, Erhard promovió la economía de mercado en Alemania, siguiendo las ideas que había concebido durante la guerra.

Los think tanks libertarios de Ucrania tienen vínculos más estrechos con los políticos de su país que otras organizaciones similares en la mayoría de países de Occidente. Alexander Danilyuk, co-fundador del Free Market Center, fue ministro de finanzas de Ucrania de 2016 a 2018. El propio Zablotskyy considera que la mayoría de los parlamentarios de Ucrania suscriben los principios libertarios. Sin embargo, también hace falta apoyo internacional, de modo que es de ensalzar la red de ayudas que ha desplegado Atlas Network y que ya ha movilizado 2,3 millones de dólares para una red informal de resistencia libertaria que suministra medicamentos, equipos de visión nocturna, chalecos antibalas, drones y otras tecnologías vitales para salvar vidas.

El programa libertario para Ucrania es claro. "Cuando hablamos de la "nueva Ucrania", nos referimos sobre todo a tres cosas: luchar contra la corrupción, defender el Estado de Derecho y garantizar la libertad económica", dice Nataliya Melnyk, quien llegó a suscribir que "la libertad es nuestra religión". Al cierre del evento, todos coincidieron en señalar algo: "el próximo año, ojalá podamos vernos… en Kiev".

rainer-zitelmann-ricos-odio.png

Rainer Zitelmann es empresario y escritor. Ha publicado decenas de libros, el último de los cuales se titula "Los ricos ante la opinión pública", un ensayo pionero que ha sido incluido en la colección del Centro Diego de Covarrubias que publica Unión Editorial y que explora los prejuicios y ataques sociales hacia las personas de mayor riqueza económica.

Temas

En Libre Mercado