Menú

Ridículo intento del diario de Escolar de manchar el prestigio de Daniel Lacalle

El diario de Ignacio Escolar acusa a Lacalle de emplear sus propias investigaciones y análisis en su tesis doctoral.

El diario de Ignacio Escolar acusa a Lacalle de emplear sus propias investigaciones y análisis en su tesis doctoral.
Daniel Lacalle, en Libertad Digital. | LD

"¡Difama que algo queda!" Parece haber sido la máxima de eldiario.es (digital de Ignacio Escolar) en su intención de desprestigiar a uno de los analistas económicos más brillantes de la última década: Daniel Lacalle. Su perfil abiertamente liberal y, por lo tanto, capacitado para mirar con espíritu crítico y acierto la realidad macroeconómica que nos rodea desquicia a la izquierda política y mediática. Célebres son ya algunas intervenciones en debates de televisión en los que destrozó argumentalmente a Pablo Iglesias cuando éste reclamaba el control monetario soberano en España para poder imprimir dinero sin control, o los intercambios dialécticos que en Twitter dejan en evidencia al socialista o podemita que se atreve a discutir con él.

Después de los plagios demostrados en la tesis doctoral de Pedro Sánchez y que han merecido el reproche del presidente de la Academia de Doctores quien vio motivos para retirarle el título al presidente del Gobierno, eldiario.es ha creído descubrir grandes errores en la tesis doctoral del propio Lacalle, que fue editada y publicada en 2016 y que mereció la calificación "cum laude" por la Universidad Católica de Valencia.

En un extensísimo artículo, el digital de Escolar acusa a Lacalle de, atención, plagiarse a sí mismo. Sí, una de las irregularidades que asegura haber encontrado este diario en la tesis doctoral de Daniel Lacalle es que emplea trabajos, artículos y fragmentos de libros escritos por el propio Lacalle. No explica eldiario.es que es habitual emplear trabajos que ha hecho uno mismo para defender una tesis, y que, sin embargo, lo que es irregular es plagiar trabajos o textos ajenos para defender una tesis propia.

En cuanto a las citas de otros autores que se mencionan en la tesis están debidamente indicadas, por mucho que eldiario.es diga lo contrario. Es más, la tesis cuenta con 318 referencias perfectamente indicadas en los pies de página. Algo que, sin embargo, no evita que eldiario.es arroje dudas sobre la ortodoxia formal en el modo en que se citan esos textos.

El director de la tesis defiende el trabajo de Lacalle

Ante cualquier duda sobre este trabajo, el propio director de la tesis, Juan Sapena Bolufer, ha contestado a estas insinuaciones y señala que "se trataba de una tesis doctoral realizada por un profesional, lo que no era infrecuente en otras universidades. En estas tesis, generalmente, no se recurre tanto al uso de métodos econométricos de carácter puramente cuantitativo, sino más bien a una investigación con un objetivo y un desarrollo académico a partir de la literatura existente, con unas conclusiones novedosas y de interés académico aplicado".

Para el digital de Escolar, uno de los grandes pecados de Lacalle es haber utilizado como punto de partida su TFM (Trabajo Fin de Master) en su tesis, a lo que Sapena Bolufer contesta: "Por lo que se refiere al uso del TFM como parte de la tesis, en aquel momento no era infrecuente que este TFM se utilizara como parte de la Tesis. Quizá se debiera haber mencionado como nota a pie de página, pero no considero que eso deba ser considerado como improcedente". Además, recuerda el catedrático que en 2016 todavía no había verificación de programas de la ANECA, pero las tesis eran sometidas a la evaluación por revisores externos que, en el caso de Lacalle, no observaron ninguna irregularidad y se mostraron favorables al depósito de la tesis.

El tribunal que evaluó la tesis y la consideró apta

Pese a que el propio catedrático Sapena Bolufer dio estas explicaciones a eldiario.es, éste no ha querido dejar pasar la oportunidad de difamar a Lacalle. En comunicación con Libre Mercado, el propio Lacalle muestra su sorpresa: "¡Me acusan de usar mis artículos, mis libros, mis investigaciones en la tesis doctoral! ¡Pues claro! ¡Es mi trabajo! ¡No estoy plagiando a nadie, estoy usando el fruto de mi trabajo!", exclamaba indignado.

Otro de los miembros del jurado encargado de evaluar la tesis, el catedrático universitario Domingo Enrique Ribeiro-Soriano, ha comunicado por escrito que no encontraron tacha alguna en el trabajo de Lacalle, que su estructura era adecuada y en la misma se traslucía la influencia de los directores de la misma. Concluye Ribeiro Soriano que cumplía con todos los aspectos formales de una tesis doctoral y recuerda que, antes de juzgar el documento de la tesis, se pasó por el detector de plagios y no se encontraron evidencias suficientes de plagio o de autoplagio conforme dicta el comité de ética en las publicaciones (Committee on Publication Ethics, https://piblicationethics.org).

Además de la validación independiente en 2016, posteriormente el trabajo de Lacalle fue sometido al análisis de los sistemas Urkund y Turnitin, sin que estos reflejaran coincidencia externa alguna con ninguna fuente cuando se publicó la tesis o anterior. Es decir, que no hay evidencias de plagio.

carta-ribeiro.jpeg
Carta remitida por uno de los miembros del jurado encargado de evaluar la tesis de Lacalle, Enrique Domingo Ribeiro Soriano

Pese a todo, eldiario.es ha profundizado y leído a fondo el trabajo de Lacalle y llega a acusarle de introducir en ella reflexiones de otros autores como José Ignacio Conde-Ruiz, Florentino Felgueroso y José Ignacio García Pérez, publicados en documentos de FEDEA. Lo más llamativo es que el diario de Escolar señala estas reflexiones en el trabajo de Lacalle pero reconoce que el autor de la tesis los cita como autores de las mencionadas reflexiones.

Las acusaciones de este diario son tan llamativas que uno de los párrafos de esta información comienza señalando que "Lacalle se sirve de su trayectoria previa a la realización de la tesis". Quizá podríamos sugerir al autor del artículo que pregunte a cualquier doctorando en España si no ha empleado parte de su experiencia y aprendizajes previos para la realización de su tesis doctoral.

La polémica con Ontiveros

Por último, el digital de Ignacio Escolar acusa a Lacalle de presumir que Ontiveros analizara su tesis. Lacalle, en declaraciones a Libre Mercado, recuerda que el director de la tesis fue el doctor Juan Sapena, que los otros dos directores (entre ellos Ontiveros) recibieron los manuscritos a medida que se desarrollaban y la tesis final. Además, la defensa fue abierta y con público y estaban invitados todos los profesores. El tribunal lo conformaron catedráticos y doctores que avalaron la tesis.

Finalmente, el presidente del Tribunal, el catedrático y doctor Domingo Ribeiro, certificó la validez de la tesis usando los programas informáticos habituales para certificar la inexistencia de plagio.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad