Menú

La nueva sangría que prepara el Gobierno para los autónomos: les hará tributar si tienen un piso en alquiler

Esta cuota también incluirá en el rendimiento neto los posibles alquileres que perciba el trabajador y los beneficios de sus inversiones.

Esta cuota también incluirá en el rendimiento neto los posibles alquileres que perciba el trabajador y los beneficios de sus inversiones.
EFE

El Gobierno de Pedro Sánchez tiene un objetivo claro: sangrar a los trabajadores autónomos. La propuesta presentada por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, para la cotización por ingresos reales hará que muchos autónomos paguen casi el doble de lo que lo hacen ahora. Así, en la nueva propuesta presentada por el ministro, la cuota mínima será de 245 euros para quienes ganen menos de 670 euros al mes y la máxima se situará en los 565 euros para quienes ingresen más de 4.050 euros. La cuota actual es de 290 euros, lo que supone que muchos trabajadores por cuenta propia tengan que pagar casi el doble con esta nueva propuesta.

Para ello, el Ejecutivo propone hasta 14 tramos distintos donde las cuotas irán variando en función del rendimiento neto, entendiéndose como tal aquel importe del rendimiento obtenido por el contribuyente una vez descontados los gastos deducibles. Pero, para inflar esa cuota, Escrivá no solo quiere tener en cuenta lo generado por el negocio del autónomo, sino también quiere incluir los rendimientos por el capital mobiliario y por las actividades económicas.

Lo que supone esto es que, un autónomo que tenga un negocio, no abonará la cuota teniendo en cuenta únicamente su trabajo, ya que se trata de la cotización a la Seguridad Social, sino que también se incluirá en el rendimiento neto los posibles alquileres que perciba el trabajador y los beneficios de sus inversiones. Por ejemplo, si un autónomo tiene un rendimiento neto mensual de 2.000 euros por su negocio, pero tiene un piso alquilado por el que recibe 600 euros al mes y, además, tiene inversiones que le generan otras fuentes de ingresos de 200 euros mensuales, entonces su cuota se calculará en base a los 2.800 euros, en lugar de a los 2.000 euros generados por su trabajo.

Así, la cuota en lugar de los 400 euros que le corresponderían por el fruto de su trabajo pasaría a ser de 480 euros al incluir esas dos nuevas partidas. 960 euros más al mes. Una manera de inflar los datos para hacer que los autónomos paguen más por dos rendimientos que ya cotizan por el IRPF.

Temas

En Libre Mercado