Menú
Hablemos de futuro

Refugiados ucranianos en España: la importancia de la acogida en los primeros momentos

Unos doscientos ucranianos han pasado sus primeros meses en España acogidos en las instalaciones de Banco Santander.

Economía Para Todos: El engaño del tope del gas y el aumento descontrolado de los precios Economía Para Todos

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Unos doscientos ucranianos han pasado sus primeros meses en España acogidos en las instalaciones de Banco Santander.

Este lunes 20 de junio se celebra el Día Mundial del Refugiado y en la mente de todos están los millones de ucranianos que se han visto forzados a dejarlo todo en su país tras la invasión rusa. Según el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, más de 134.000 han decidido venir a España. Y aunque muchos están comenzando a volver, otros han querido quedarse en nuestro país para empezar una nueva vida. Ese es el caso de los algunos de los refugiados que estos meses fueron acogidos en las instalaciones de El Solaruco, de Banco Santander. Allí unos 200 ucranianos encontraron un primer hogar en su llegada a nuestro país y recibieron la ayuda necesaria para poder volver a empezar. La entidad, claro está, asumió todos los gastos derivados de la recepción, que ascendieron a un millón de euros.

Anastasiia es una de las refugiadas acogidas. Llegó a España junto a su sobrino pequeño y explica que "cuando miro atrás, recuerdo mucho dolor, incertidumbre y sufrimiento. Hemos tenido que abandonar nuestros queridos hogares, nuestra Ucrania. Todos nos están ayudando mucho, por lo que solo podríamos dar las gracias".

santander-grupo-ucrania.jpg
Belén Sánchez, directora de Servicios Generales de la Ciudad Financiera Grupo Santander; Anastasiia Hrynzovska, refugiada ucraniana; Paco Garrido, coordinador de CEAR Madrid; y Inés Ruiz de la Cuesta, voluntaria de Banco Santander | Sergio González

Entre ellos, se encontraban 25 niños enfermos de cáncer y otras patologías que acudieron a nuestro país acompañados de sus familias en un intento de continuar su tratamiento.

Todos ellos fueron acogidos en la Residencia El Solaruco, dentro de la Ciudad Financiera del Santander. Y tanto la entidad como ONG como Fundación Aladina, Cruz Roja y CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) han colaborado para hacerles sus primeras semanas en España lo más fáciles posible.

"La colaboración técnica con el banco ha sido especialmente positiva, ha sido eficiente, nosotros nos hemos responsabilizado únicamente de los procesos de inclusión de las personas refugiadas que aquí estaban alojadas y ellos proveían el resto de servicios que debían de proveer", defiende Paco Garrido, coordinador de CEAR Madrid.

En el caso de los niños, se prestó una especial atención a su escolarización. Los más pequeños acudieron a la Escuela Infantil para hijos de empleados en las instalaciones de Banco Santander. Los mayores han podido seguir sus clases en Ucrania por internet.

santander-guarderia-ucrania.jpg
Escuela Infantil de la Ciudad Financiera Grupo Santander | Sergio González

En cuanto a la barrera del idioma, voluntarios de Banco Santander han colaborado dando clases y elaborando fichas para enseñarles el vocabulario y las expresiones más básicas para su día a día. Esta barrera, según explica la voluntaria Inés Ruíz, ha sido uno de los grandes desafíos a los que se han enfrentado: "Es complicado dar clase a personas que no entendemos y que no nos entienden, pero es impresionante la facilidad, en un mes y pico, que han cogido con el idioma, lo que se ayudan entre unos alumnos y otros cuando uno coge la idea… Es muy gratificante".

santander-clase-ucrania.jpg
La voluntaria de Santander, Inés Ruíz de la Cuesta, impartiendo clases de español. | Sergio González.

En el caso de los niños, 70 voluntarios, de los cerca de 300 que han participado en estas labores dedicando casi 750 horas de su tiempo, han creado más de mil fichas para facilitar su aprendizaje del español: plantillas con palabras en ucraniano y español para completar y colorear que han hecho más fácil que se familiaricen con la nueva lengua. El material fue elaborado en. La Cruz Roja de El Plantío-Aravaca y ahora seguirá siendo utilizado en las clases que imparte esta institución en la Comunidad de Madrid.

Los voluntarios también se han involucrado en la realización de actividades para hacerles más fácil su adaptación, con visitas al zoo, clases de yoga, piano, espectáculos de circo…

Ahora, muchos niños y familias han decidido regresar a su país, pero otros se quedan en España con familiares o en pisos de acogida. Banco Santander seguirá ayudándoles con lo que esté en su mano en esta nueva etapa: Muchas de las familias están pensando en su futuro más inmediato. Algunas nos están pidiendo volver a Ucrania y otras nos están diciendo que se quieren quedar en España. Hay que buscar pisos, hay que buscar familias de acogida, y Banco Santander va a Ayudarles en todo lo que podamos", afirma Belén Sánchez, directora de Servicios Generales de la Ciudad Financiera Grupo Santander.

Esta no es la única acción puesta en marcha por Banco Santander para ayudar al pueblo ucraniano y a los millones de personas forzadas a desplazarse. La entidad también ha participado en la iniciativa empresarial Empresas por Ucrania, una plataforma impulsada por la Fundación CEOE que incluye ofertas de empleo dirigidas a refugiados y que busca su integración plena en España. Banco Santander ha puesto a disposición de esta iniciativa la experiencia acumulada en Universia como plataforma de orientación y empleo.

Además, el programa Santander Ayuda de Fundación Banco Santander ha lanzado una edición especial para apoyar a proyectos de atención a la infancia y adolescencia ucraniana refugiada en España. Once pequeñas y medianas organizaciones han recibido un total de 250.000 euros para seguir trabajando con este colectivo.

Son pasos hacia delante de un apoyo y ayuda que comenzó por parte del Santander nada más estallar el conflicto, con una donación inicial de un millón de euros realizada por la entidad para Cruz Roja y ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados. La entidad continuó igualando las donaciones adicionales de sus empleados en los distintos países. En un corto espacio de tiempo, las donaciones entre clientes y empleados de la entidad superó los 10 millones de euros.

Descubre todas las iniciativas de Banco Santander para ayudar al pueblo ucraniano.

Temas

En Libre Mercado