Menú

La aeronave más grande del mundo volará en España para vuelos cortos nacionales

La aeronave emite un 90% menos de emisiones que el avión convencional, pero es bastante más lenta.

La aeronave emite un 90% menos de emisiones que el avión convencional, pero es bastante más lenta.
HYBRID AIR VEHICLES

Air Nostrum, filial de Iberia, realizará vuelos nacionales en España con la aeronave más grande del mundo. Se trata del Airlander 10, un zepelín fabricado por la compañía Hybrid Air Vehicles (HAV) de nada más y nada menos que 92 metros de largo. Esto supone unos 20 metros más que un avión comercial convencional. Eso sí, el primer vuelo no se producirá hasta, al menos, 2026, cuando la filial de Iberia recibirá la primera de las diez aeronaves encargadas para surcar los cielos españoles.

El motivo detrás de esta apuesta es que esta gigantesca aeronave emite un 90% menos de emisiones de gases contaminante en trayectos cortos. Lo malo es que es bastante más lenta que un avión convencional, ya que la velocidad a la que volará el Airlander 10 será de unos 130 kilómetros por hora. Así, la intención de Air Nostrum es usarlo nada más que en trayectos cortos nacionales como Madrid-Barcelona.

Esta gigantesca aeronave utiliza el helio para volar y sostenerse, al tiempo que hace uso de unos pequeños motores que hace que su gasto de combustible sea mínimo y su ahorro frente a aeronaves convencionales se sitúe en el 90%. Eso sí, los precedentes no están siendo buenos, ya que, en las primeras pruebas de este zepelín, se tuvo que cortar el vuelo en varias ocasiones por diversos problemas.

Por el momento, la aeronave no tiene la certificación para poder volar, pero se espera que la tenga para 2026, cuando está previsto que se realice ese primer vuelo. Si todo va bien, desde ese año y hasta 2030, Air Nostrum irá recibiendo estas aeronaves, que operará desde su base de Valencia.

A favor de este gigantesco zepelín también juega el hecho de que puede volar a una altura mucho más baja que un avión tradicional y que no necesita un aeropuerto para aterrizar. Es decir, sobre cualquier superficie plana puede hacer estos aterrizajes. Lo que hace que pueda ser usada fuera de estas pistas.

Si las cosas prosperan y cosechan éxito, esta puede ser una buena alternativa para sortear la iniciativa de la Unión Europea de prohibir o poner barreras a los viajes en avión en trayectos cortos para limitar las emisiones de CO2.

Temas

En Libre Mercado