Menú

Las 4 grandes mentiras de Lilith Verstrynge en su ridícula comparativa 'verde' entre Madrid y Barcelona

Afirma que Madrid tiene menos árboles verdes que Barcelona, cuando la Villa y Corte tiene tres veces más que la Ciudad Condal.

Afirma que Madrid tiene menos árboles verdes que Barcelona, cuando la Villa y Corte tiene tres veces más que la Ciudad Condal.
Lilith Verstrynge participando en unas jornadas de En Comú Podem | Imagen TV/Podemos

Lilith Verstrynge, secretaria de organización de Podemos, ha visitado Barcelona para participar en un acto de su plataforma política. A lo largo de su paso por la Ciudad Condal, la hija de Jorge Verstrynge se desmarcó con unas lamentables declaraciones en las que dibujó Madrid como una especie de jungla de cemento donde no hay espacios verdes, carriles bici ni arbolado. Sin embargo, los datos dicen todo lo contrario y ponen en evidencia a la joven dirigente comunista.

Para ser precisos, las palabras de Verstrynge fueron las siguientes:

"La realidad es que nosotros vivimos en ciudades en las que priman el cemento, las grandes construcciones… El campo de fútbol, el Bernabéu, construido como una especie de mamotreto en mitad de la ciudad, sin tener en cuenta ninguna de las necesidades de los vecinos… Tenemos un Ayuntamiento y una Comunidad de Madrid que han deshecho todos los carriles bici, es muy difícil encontrar árboles o bancos en Madrid, han hecho que la ciudad sea un espacio exclusivamente reservado para los coches. Por eso es bueno venir a Barcelona a tomarla como ejemplo, porque desgraciadamente en muchos otros sitios de nuestro país no estamos igual de bien. Creo que el camino a seguir es, sin duda, el de Barcelona".

De entrada, el primer error de bulto en el que incurre la integrante de Podemos se refiere al emplazamiento del estadio Santiago Bernabéu. El campo de fútbol del Real Madrid se levanta sobre el antiguo estadio de los merengues, que estaba ubicado muy lejos del centro, en lo que entonces era el municipio de Chamartín. El propio himno del equipo blanco describe el tránsito de "las mocitas madrileñas" que se desplazaban "alegres y risueñas" hacia dicha zona, que entonces se situaba a las afueras de la ciudad. Huelga decir que Madrid ha crecido mucho y que el Santiago Bernabéu del año 2022 está ubicado en medio de la Castellana, pero es un error de bulto pensar que eso es así por diseño, puesto que el estadio se levantó en lo que entonces era el contorno de la Villa y Corte.

Lo segundo que afirma Verstrynge es que el estadio de fútbol del Real Madrid va contra su vecindario, ignorando sus necesidades. Lo cierto es que estas palabras chocan frontalmente con la ex alcaldesa Manuela Carmena, que dirigió el Ayuntamiento de Madrid entre 2015 y 2019 con el respaldo de Podemos y de la plataforma Ahora Madrid. La regidora comunista afirmó entonces "lo importante que es el fútbol, una corriente que estimula y moviliza y de la que tenemos que estar orgullosos, sobre todo en Madrid donde tenemos equipos tan grandes a los que hay que darles todo lo que necesiten. El Real Madrid tiene una enorme incidencia en nuestros niños y niñas, con enseñanzas que vienen del mundo del deporte y que me hacen estar orgullosa de acompañar a los equipos de la ciudad y especialmente a este club con el proyecto del nuevo Santiago Bernabéu, que ha nacido del consenso. Quiero agradecer al Real Madrid que, siendo un club que genera tanta riqueza, la devuelva y distribuya en proyectos como este nuevo estadio, que muestra una gran solidaridad con toda la ciudad". En este sentido, se espera que el movimiento económico asociado a la remodelación de la infraestructura deportiva de los merengues se aumente en 150 millones por temporada, a lo que habría que sumar una inyección de 800 millones asociada a la propia obra. Difícilmente puede decirse que semejantes cifras vayan contra los vecinos de la ciudad, que se benefician directa e indirectamente de todo el empleo y la inversión propiciadas por un equipo de referencia a nivel global.

Pasemos ahora a las afirmaciones de Verstrynge sobre los carriles bici. Pues bien, la Villa y Corte cuenta con 130 kilómetros dedicados a este tipo de movilidad, Además, al final de la legislatura, esta cifra se habrá incrementado en unos 38 kilómetros, frente al aumento de 27 kilómetros de la Era Carmena (es decir, que el mandato de Almeida habrá sido un 40% más productivo en este sentido).

Y toquemos ahora la cuestión del arbolado. La capital de España cuenta con unos 300.000 ejemplares en sus parques y calles, de modo que se sitúa solamente por detrás de Tokio, en Japón. Hay árboles en el 55% de sus calles, en las que podemos ver un total de 55 especies distintas. Esta apuesta verde la puso en marcha Esperanza Aguirre durante su etapa como concejal de Medio Ambiente, a comienzos de los años 90, y ha sido galardonada por la ONU con el premio que inscribe a Madrid entre las sesenta ciudades del globo con mayor volumen de arbolado, a la altura de Dublín, París o San Francisco. A esto hay que sumarle grandes espacios naturales como el Parque del Retiro y el Jardín del Botánico, así como el Bosque Metropolitano, que se está desarrollando para expandir en 150.000 árboles y arbustos las zonas verdes de la ciudad, o el nuevo Parque Central de Madrid Nuevo Norte. Y, si medimos la extensión de los parques en relación con la población, vemos que los 15,8 metros cuadrados por vecino de Madrid son tres veces más que los 5,5 de Barcelona, la ciudad a la que Verstrynge pone de ejemplo.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador