Menú

Iberdrola inaugura en Portugal la gigabatería del Támega, una de las mayores de Europa

El complejo es capaz de almacenar 40 millones de kWh, equivalente a la energía que consumen todos los ciudadanos de Portugal durante 24 horas.

El complejo es capaz de almacenar 40 millones de kWh, equivalente a la energía que consumen todos los ciudadanos de Portugal durante 24 horas.
Galán y Costa, en la inauguración de la gigabatería de Támega. | Iberdrola

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, acompañado por el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, ha inaugurado este lunes en suelo luso la gigabatería del Támega, una gran infraestructura de almacenamiento de energía situada a escasos kilómetros de la frontera con Galicia, cuyas obras de construcción se han prolongado durante casi ocho años y ha conllevado una inversión de más de 1.500 millones de euros.

La instalación se ha convertido desde su estreno en uno de los mayores sistemas de almacenamiento de energía de Europa. Con una capacidad de 1.158 MW, es capaz de almacenar 40 millones de kWh, equivalente a la energía que consumen 11 millones de personas durante 24 horas, es decir, más que la que necesitan todos los ciudadanos de Portugal en ese periodo temporal -actualmente hay 10,3 millones de habitantes en el país-.

El complejo de Iberdrola está conformado por tres centrales: Alto Támega, Daivões y Gouvães. Su capacidad de bombeo le permite almacenar energía para ser utilizada cuando más se precise, lo que supone un ciclo de eficiencia energética y de verdadera economía circular que incrementará en la potencia eléctrica total instalada en Portugal, a la que también se le podrán integrar en el futuro sistemas de energía renovable extra.

De hecho, según ha explicado el propio Galán, está previsto que en los próximos años se realice en las proximidades de la planta una inversión cercana a otros 1.500 millones de euros dedicada a nuevos parques eólicos y plantas solares, algunos de ellos ya en construcción, que irán asociadas a este macrocomplejo eléctrico.

Las cifras hechas públicas por Iberdrola indican que la gigabatería del Támega evitará al país vecino la necesidad de importar 160.000 toneladas de petróleo cada año y evitará asimismo la emisión de más de 1,2 millones de toneladas de CO2 al año.

De forma asociada a la construcción de este complejo energético, que se va a consolidar como motor socioeconómico y de creación de empleo en la región, se ha desarrollado un ambicioso plan de acciones sociales, culturales y medioambientales, que han beneficiado a siete municipios del norte de Portugal, al que se han destinado más de 50 millones de euros.

Galán ha explicado durante su intervención que el desarrollo de este gran complejo ha sido posible gracias al entorno de estabilidad jurídica y buen diálogo logrado por el Gobierno de Portugal en los últimos años. Además, ha asegurado que este proyecto pone en evidencia que las dos grandes metas de la política energética de Europa, la independencia energética y la descarbonización, son compatibles siempre y cuando se trabaje en la electrificación del sistema económico y productivo.

En un comunicado, la empresa energética destaca que continúa así su estrategia de crecimiento sostenible, que le ha posicionado como la mayor eléctrica de Europa, después de invertir 140.000 millones de euros en los últimos 20 años y de apoyar con sus compras a más de 19.000 empresas a través de las que genera 400.000 puestos de trabajo. Solo en contribuciones fiscales, dice Iberdrola, destina 8.000 millones de euros cada año en los más de 30 países donde estamos presentes.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso