Menú

Bill Gates invierte 19,7 millones en una tecnología para cambiar los sistemas de aire acondicionado

Gates ha decidido invertir en una revolucionaria tecnología capaz de reducir una quinta parte las emisiones y también el consumo energético.

Gates ha decidido invertir en una revolucionaria tecnología capaz de reducir una quinta parte las emisiones y también el consumo energético.
Bill Gates, sentado en el innovador retrete | @BillGates

En plena ola de calor los aparatos de aire acondicionado amenazan con volverse un enemigo, en lugar de un aliado. Los gobiernos europeos quieren limitar los usos del aire acondicionado, sin ir más lejos el Gobierno de España ha limitado a 27 grados el aire acondicionado en verano para los edificios públicos y centros comerciales y a 19 grados la calefacción en invierno. Unas medidas que tienen más que ver con el racionamiento energético de Europa, que con políticas verdes.

Lo cierto es que desde el año 2000, el crecimiento económico ha hecho que cada vez sean más los ciudadanos que busquen el confort. Tanto es así que, la refrigeración de los edificios se ha duplicado en poco más de dos décadas y seguirá el mismo camino de aquí al año 2050. Un año para el que, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) estima que se podrían llegar a los 3.600 millones de equipos de refrigeración.

El problema que tienen estos equipos, o al menos los más antiguos, es el alto volumen en emisión de gases de efecto invernadero a la atmosfera. De hecho, en 2014, la Comisión Europea aprobó un reglamento que buscaba que las características técnicas de estos aparatos cumplieran con una determinada normativa para que las emisiones se redujeran un 78%. A nivel mundial, el uso de estos aparatos representa el 4% de las emisiones nocivas anuales.

Bill Gates ve una oportunidad

El magnate americano, mediante su fondo Breahtrough Energy, ha decidido invertir en una revolucionaria empresa que está probando una tecnología capaz de reducir una quinta parte las emisiones y también, e igual de importante, la factura de la luz. Se trata de la compañía Blue Frontier, en la que Gates ha invertido 20 millones de dólares (19,68 millones de euros).

Esta startup está desarrollando un nuevo método que, en lugar de usar clorofluorocarbonos e hidroclorofluorocarburos, emplea un desecante líquido para la refrigeración basada en una solución salina. Con esta nueva tecnología se pretende reducir en una quinta parte las emisiones por el uso de estos aparatos y, además, sería entre un 50 y un 90% más barato en la factura de la luz.

"El sistema de aire acondicionado de Blue Frontier combina la refrigeración sensible de tipo punto de rocío con la deshumidificación con desecante líquido para reducir el consumo de electricidad hasta en un 90% (sin ventilador). El desecante se recarga y se almacena cuando la electricidad es más limpia o de menor coste, y posteriormente se utiliza para proporcionar refrigeración cuando la electricidad es sucia o costosa. Estas características permiten a nuestro sistema resolver una serie de problemas de sostenibilidad de gran envergadura", explican en la compañía.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador