Menú
José María Rotellar

El peligroso endeudamiento de Sánchez respecto a la UE

España es el país de la UE que más ha aumentado su deuda sobre el PIB desde el momento anterior a la pandemia (IVTR-2019).

España es el país de la UE que más ha aumentado su deuda sobre el PIB desde el momento anterior a la pandemia (IVTR-2019).
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, entrevistado en la Cadena SER | Europa Press

La semana pasada decíamos que Sánchez mantenía, un mes más, el incremento del endeudamiento de la economía española, de manera que su deuda se encuentra desbocada debido a las políticas de incremento de gasto no esencial de Sánchez, su derroche con el Gobierno históricamente más caro y con la menor recuperación de la economía española.

Esto es especialmente preocupante al compararla con la evolución de la deuda del conjunto de la UE y del resto de países integrantes de la misma. Por una parte, en valores absolutos ha incrementado la deuda en casi 320.000 millones desde que gobierna. Es decir, desde que es presidente del Gobierno aumenta la deuda de los españoles en 200 millones al día, 1.400 millones a la semana. De esa forma, la ha llevado, así, hasta los 1,475 billones de euros, endeudando adicionalmente a cada español, con 6.700 euros más desde que gobierna.

Por otra parte, la economía española fue una de las que más cayó de la UE y de la OCDE, que hace que sea la única de las grandes economías que no vaya a recuperar sus niveles de PIB real anteriores a la pandemia hasta la última parte de 2023, si es que no entra en recesión y se agrava más la situación.

Ambos factores -incremento de la deuda en valores absolutos en casi 320.000 millones de euros- y caída del PIB nominal en 2020 en más de 100.000 millones de euros, han hecho que la deuda española se haya incrementado en unos 20 puntos del PIB desde 2020.

El Gobierno del PP consiguió comenzar a reducir la deuda sobre el PIB, pero con Sánchez dicha tendencia se ha invertido, situándola muy por encima del 100% del PIB. Es decir, con Sánchez debemos más de lo que en un año somos capaces de generar, elemento que hace insostenible la situación, por lo que hay que reducir el endeudamiento de manera urgente.

De esta forma, en la comparación con otros países de la UE, España es el cuarto país de la UE con mayor deuda y el segundo de entre las cuatro economías más grandes de la UE.

cxvcxvxcvcxv.jpg
Fuente: Eurostat

Así, España, con una deuda del 117,7% del PIB en el ITR-2022, tiene una deuda 3,3 puntos mayor que Francia; 22,1 puntos mayor que la media de la eurozona; 29,9 puntos mayor que la media de la UE; 49,5 puntos mayor que Alemania; y 64,6 puntos mayor que Irlanda.

dfsdihfsdoufsdgyf.jpg

De hecho, España es el país de la UE que más ha aumentado su deuda sobre el PIB desde el momento anterior a la pandemia (IVTR-2019), al hacerlo en 19,4 puntos, frente a los 2,2 de Holanda; los 9,3 de Alemania; los 10,3 de la UE; los 11,7 de la eurozona; los 17 de Francia; los 18,5 de Italia; o al descenso en 4,1 puntos de Irlanda, país, este último, del que más nos valdría -a España y al conjunto de la UE- tomar buena nota de sus políticas de impuestos bajos y eliminación de trabas a la economía porque, como se ve, es lo que funciona, frente al gasto desmedido y la burocracia innecesaria.

hjgf56756gfhgf54.jpg

Y no se frena el endeudamiento en España, pues pese a la recaudación extraordinaria que está consiguiendo el Gobierno de Sánchez con motivo de la asfixia inflacionista a los ciudadanos, sigue manteniendo unos niveles de déficit abultados, que aumentan la deuda. De hecho, en junio, ha aumentado la deuda en 18.908 millones de euros, a razón de 630 millones de euros al día en los 30 días de junio, de manera que se intensifica el ritmo de endeudamiento.

Como decíamos la semana pasada, este grave problema puede poner en peligro a la economía española, tanto por su capacidad para financiarla si el BCE deja de comprar deuda, como por la repercusión de sus intereses en el presupuesto, que mermará recursos para servicios esenciales y que, a su vez, incrementará el gasto. Esto se ha visto claramente en las últimas semanas: la prima de riesgo de España se disparó por el sobreendeudamiento de Sánchez, que ha obligado al BCE a anunciar un mecanismo para mitigar el incremento de dicha prima de riesgo. Es decir, Sánchez está comprometiendo a la economía española y con el efecto que tiene, por ser la cuarta economía de la zona euro, a la eurozona.

Es imprescindible y urgente, como decíamos la semana pasada, reducir el gasto ineficiente y devolver a los ciudadanos la recaudación extra que el Gobierno está consiguiendo gracias a la inflación, que asfixia a los españoles, les hace perder poder adquisitivo y les impide llegar a fin de mes y poder competir, en el caso de las empresas, en los mercados. Sánchez está empobreciendo a pasos agigantados a los españoles y comprometiendo, con su política de gasto desmedido, la sostenibilidad de la deuda española, que sin el respaldo del BCE se encontraría en una situación muy peligrosa.

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad