Menú

El PSOE quiere acabar hasta con las emisiones por incinerar "cadáveres humanos": exige más costes para los crematorios

Nuevo capítulo del ultraecologismo de Pedro Sánchez. Ahora en los cementerios.

Nuevo capítulo del ultraecologismo de Pedro Sánchez. Ahora en los cementerios.
Un coche fúnebre llega al cementerio de La Almudena, en Madrid. | EFE

El PSOE sigue con su cruzada ultraecológica. Y pretende llegar hasta los crematorios. Al partido de Pedro Sánchez ahora se le ha ocurrido que incinerar los "cadáveres humanos" contamina demasiado y quiere acabar hasta con las emisiones producidas en el proceso de quema de los ataúdes. Lo que está claro es que habrá nuevos requisitos, y más costes, para los crematorios. Y que, obviamente, esos costes serán convenientemente trasladados a las familias.

Los socialistas han plasmado ya su plan en un documento en el que explican que "la incineración de cadáveres humanos produce emisiones contaminantes peligrosas para la salud". Según sus datos, "el Convenio de Estocolmo sobre contaminantes orgánicos y persistentes, ratificado por el Reino de España en 2004" señala toda una "Iista de contaminantes orgánicos persistentes, identificando a los crematorios como una de las fuentes en las que se pueden formar y liberar estas sustancias por la presencia de compuestos clorados precursores o cloro en los cadáveres y en algunos plásticos coincinerados".

Los socialistas añaden que "los hornos crematorios deben disponer de los equipos de filtración necesarios para reducir la carga de tóxicos de sus emisiones", pero que "no siempre se aplican las mejores técnicas disponibles de descontaminación, especialmente en instalaciones antiguas". Y, dicho y hecho, el partido de Pedro Sánchez ya ha pensado en nuevos costes para los crematorios porque contaminan demasiado al incinerar "cadáveres humanos". "Además, la monitorización y control de los contaminantes del aire es imprescindible para asegurar que los sistemas de filtrado de gases funcionen adecuadamente, de manera que se garantice el cumplimiento de los objetivos reglamentarios de calidad del aire". De nuevo, más costes ecológicos.

"Por ello, es fundamental incidir en la importancia que tienen los sistemas de control y la adecuada gestión de la información obtenida mediante ellos". En este caso, más controles, más burocracia y, por supuesto, más costes. "La instalación de crematorios junto a viviendas, escuelas, o zonas deportivas, provoca una fuerte alarma y oposición vecinal", prosigue el texto. Y es que, dicen los socialistas, "en nuestro país no existe una norma que impida que estas instalaciones se sitúen en los cascos urbanos o en zonas próximas a ellos". De nuevo, que se preparen los crematorios porque vienen más costes.

Y, además, el PSOE afirma que hay "una serie de contaminantes que deben ser objeto de control: los gases de combustión, el ácido clorhídrico, las partículas, el mercurio, el carbono orgánico total y las dioxinas y furanos". Y todas estas "previsiones, a pesar de ser muy de mínimos, no han sido incorporadas en la legislación de algunas Comunidades Autónomas". O lo que es lo mismo, se avecina toda una batería legislativa que, una vez más, elevará los costes de las incineradoras. Y, por supuesto, de las familias. "Algunos municipios han resuelto esta cuestión en sus planes de urbanismo, introduciendo limitaciones o exclusiones a la posibilidad de instalar crematorios", añade por último el texto del partido de Pedro Sánchez.

Por todo ello, los socialistas quieren impulsar toda una batería de cambios en los crematorios. "Para las instalaciones existentes" quieren más "controles de las emisiones para asegurar una adecuada calidad del aire, de acuerdo con los estándares de protección exigidos por la Unión Europea y las recomendaciones de organismos internacionales". Y preparan nuevos requisitos que garanticen "que se utilicen las mejores prácticas y tecnologías existentes para reducir al máximo las emisiones contaminantes". "Para las nuevas instalaciones", las exigencias son más duras: "Establecer que los nuevos hornos crematorios se ubiquen en suelos de clasificación industrial. Fijar una distancia mínima obligatoria con núcleos poblacionales o espacios vulnerables, teniendo en cuenta, además, todas las circunstancias que intervienen en la dispersión de las emisiones, tales como la fuerza y la dirección del viento. Y utilizar las mejores prácticas y tecnologías existentes para reducir al máximo las emisiones contaminantes."

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador