Menú

Ford tiene 45.000 coches aparcados y vendidos sin poder entregar por la escasez de chips

Desde 2020 se han venido arrastrando problemas, que continúan sin poder solventarse.

Desde 2020 se han venido arrastrando problemas, que continúan sin poder solventarse.
Coches Ford | Ford

Hace dos años y medio se paralizó la economía a causa de la pandemia generada por la covid-19 y sus consecuencias siguen apareciendo con fuerza en la actualidad. No solo la inflación es una derivada de lo ocurrido aquellos meses, sino que también lo son los problemas con las cadenas de suministro. Desde 2020 se han venido arrastrando problemas, que continúan sin poder solventarse y hacen que algunas empresas estén sufriendo sobremanera, como el caso de Ford.

El sector automovilístico en general ha sido uno de los más afectados. A los problemas con la cadena de suministro se unió la escasez de microchips haciendo que la producción se viera fuertemente paralizada. Este pasado verano, Toyota anunció un recorte en la producción del 18% debido a la falta de componentes y a los retrasos en las entregas. Pero, no es la única que está pasando un momento delicado.

Y es que, Ford tiene nada más y nada menos que 45.000 vehículos construidos, aparcados y vendidos a los que les falta algún componente para poder ser entregados a sus dueños. La mayoría de estos componentes, como no podía ser de otra manera, tienen que ver con los microchips, que son esenciales para el funcionamiento del vehículo. A algunos les faltan sensores, a otros algún tipo de componente fundamental para la seguridad del vehículo y, a otros, cosas tan básicas como el que el coche pueda abrirse y cerrarse con la llave a distancia.

Pero este no es el único problema, ya que a consecuencia de él se está dando una fuerte subida en los costes de producción de cada modelo. De hecho, la compañía ha emitido recientemente un comunicado anunciando que la fabricación les supondrá un gasto extra y que los beneficios estimados pasarán de los 3.700 millones de dólares esperados a los 1.700 millones de dólares. Una situación que ha provocado que modelos tan exitosos en ventas como el Ford Mustang Mach E no le esté resultando rentable a la compañía.

Aunque Ford ha sido la última en anunciar problemas en la falta de componentes, otras como Volkswagen también han tenido que tomar medidas para poder combatir este escenario complejo. En el caso de la firma alemana, se está planteando trasladar la producción al suroeste de Europa para poder agilizar la producción de los vehículos.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad