Menú

¿Qué ha llevado a FTX al borde del colapso cripto?: su CEO pide disculpas por "cagarla"

El agujero de la plataforma asciende a los 8.000 millones de dólares.

El análisis de Juan Ramón Rallo: Cripto crash

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

El agujero de la plataforma asciende a los 8.000 millones de dólares.
Sam Bankman-Fried | Flickr/CC/Bybit.com

"Lo siento. Eso es lo más importante. La cagué, y debería haberlo hecho mejor". De esta manera se ha disculpado hoy Samuel Bankman-Fried, fundador y consejero delegado de la plataforma de intercambio de criptomonedas FTX, por la delicada situación financiera que mantiene a este exchange. Una situación que se ha agudizado después de que la plataforma rival Binance diera marcha atrás a su plan para rescatar a FTX.

El directivo, que ha dirigido sus disculpas a través de Twitter, ha sostenido que FTX International, la única parte del negocio que, según él, se encuentra em problemas, cuenta actualmente con activos y garantías con un valor de mercado más alto que el de los depósitos de los clientes. Sin embargo, ha reconocido el problema de liquidez que están sufriendo algunos de los colaterales: "varía ampliamente, de mucha a muy poca".

De este modo ha asegurado que está haciendo todo lo posible para aumentar la liquidez de la plataforma, incluyendo contactos con una serie de actores. "Cada centavo de eso, y de la garantía existente, irá directamente a los usuarios, a menos o hasta que hayamos hecho lo correcto por ellos", ha subrayado.

Asimismo, el empresario no ha descartado la posibilidad de que FTX pueda seguir operando en el futuro, aunque ha señalado que en tal caso su primera prioridad será la transparencia. "No estaré cerca si no me quieren", ha añadido.

Hoy viernes, FTX se ha declarado oficialmente en bancarrota y ha solicitado acogerse a la ley de quiebras estadounidense. El consejero delegado la firma, Sam Bankman-Fried, ha presentado su dimisión, según el comunicado que ha hecho público la compañía.

Qué ha pasado con FTX

Las primeras dudas sobre la plataforma FTX comenzaron el 2 de noviembre, cuando un artículo en el portal CoinDesk desveló que una parte importante de los activos de la compañía hermana de FTX, Alameda Research (también fundada por Bankman-Fried), estaban constituidos por el token "FTT", un activo que emite la propia FTX.

Es decir, que Samuel Bankman-Fried dirigía, por un lado, la firma de inversión Alameda Research, y por otro, la plataforma de intercambio FTX. Y se le ocurrió la excelente idea de emitir, a través de FTX, un activo o token denominado "FTT", el cual la firma de inversión se encargó de comprar y mantener en su activo. Y con el valor de ese activo como respaldo, podía pedir dinero para financiar sus operaciones y recompensar a sus inversores.

A esta operativa que, por cierto, no estaría permitida en los mercados de inversión tradicionales, hay que sumarle el hecho de que el valor del "FTT" estaba notablemente inflado. Esto es debido a que la mayor parte de estos tokens estaba en manos de Alameda Research, lo que dejaba en el mercado tan solo una pequeña parte que era fácil de manipular para que aumentara su precio. Un precio que la firma se apuntaba en su balance para hinchar artificialmente su activo y su solvencia.

Y, por si esto fuera poco, la plataforma FTX podría haber estado utilizando (vendiendo) los activos que custodia para sus clientes, que incluyen criptomonedas como Bitcoin o Ethereum, para sostener el precio de los "FTT", lo que ha dado pie a investigaciones por parte del regulador estadounidense.

Tras conocerse esta sospechosa estrategia, la plataforma rival Binance, que en su momento poseía parte de los tokens "FTT", anunció que se desharía de los mismos, lo que causó un descalabro en el valor de este activo. No obstante, más adelante, la propia Binance mostró su intención de adquirir la compañía FTX y así rescatarla, calmando la presión sobre la entidad y sobre su token.

Pero la esperanza ha durado poco, ya que Binance ha terminado dando marcha atrás a la operación, dejando a FTX sola ante el peligro. "Como resultado de la due diligence corporativa, así como de los últimos informes de noticias sobre el mal manejo de los fondos de los clientes y las supuestas investigaciones de agencias de EE.UU., hemos decidido que no buscaremos la posible adquisición de FTX.com", expresó la compañía en un comunicado hecho público este miércoles.

En un mensaje a través de su perfil de Twitter, el consejero delegado de Binance, Changpeng Zhao, ha lamentado el fracaso de la adquisición: "Es un día triste. Lo intentamos, pero...", ha afirmado escuetamente el directivo.

Tras estos acontecimientos, la supervivencia de FTX pende de un hilo, y con ella, la de los ahorros de miles de inversores. Según el Wall Street Journal, la compañía habría cifrado en unos 8.000 millones de dólares el agujero en sus cuentas y necesitaría cerca de 4.000 millones de dólares para mantener su solvencia.

Como enseñanza de este escándalo, el CEO de FTX debería tener en cuenta la reprimenda que el director de Binance, Changpeng Zhao, le dirigió en Twitter a Bankman-Fried: "Dos grandes lecciones. Nunca usen como garantía un token que hayan creado, y no pidan prestado si tienen una empresa de criptomonedas. No usen el capital eficientemente; tengan una gran reserva. Binance nunca ha utilizado BNB como garantía y nunca nos hemos endeudado", expresó.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Libro
    • Máster