Menú

¿Triple epidemia? Los gráficos apuntan a la bajada de la bronquiolitis, la gripe y la covid

No hay motivos para el alarmismo. La propagación de estas enfermedades está ralentizándose y no es mayor que antes de la pandemia.

No hay motivos para el alarmismo. La propagación de estas enfermedades está ralentizándose y no es mayor que antes de la pandemia.
Datos sobre las enfermedades del frío. | Pexels/CC0/RODNAE Productions

En las últimas semanas se ha hablado mucho de la "triple epidemia" de COVID, gripe y bronquiolitis. Ya en octubre se publicaron numerosas informaciones al respecto en Estados Unidos, mientras que en noviembre empezó a hablarse de esta circunstancia en Europa. Nuestro país no se ha quedado al margen y, en regiones como Madrid, son muchas las conversaciones informales sobre esta cuestión.

Pero, ¿qué nos dicen los datos? ¿Estamos verdaderamente ante una situación delicada o deberíamos enfrentar la situación con serenidad y mesura? Desde la Consejería de Sanidad nos explican que "es cierto que se está produciendo un aumento en los casos de bronquiolitis, pero el pico se espera en torno al puente de la Constitución".

La propagación del VRS, virus causante de la mayoría de los cuadros de bronquiolitis, "está siendo mayor que en los últimos dos años, pero no se sitúa en tasas significativamente superiores a las que se daban antes de la pandemia. Lo que sí es cierto es que, por lo general, su incidencia era mayor en la segunda mitad de diciembre, de modo que la presión en términos de afectados, consultas, hospitalizaciones… se hacía más evidente cerca de las fechas de Navidad. Este 2022, en cambio, la fase alcista y la posterior caída se han dado con una quincena de adelanto".

Desde Sanidad recalcan que "hay 350 profesionales de refuerzo en las áreas de Pediatría. En plantas y en UCI ha habido más ocupación, como ocurre cada vez que se da una mayor propagación del VRS, pero las cifras de presión hospitalaria ya evolucionan a la baja, porque se ha ralentizado mucho el número de casos y la tendencia bajista se materializará en breve".

El principal problema de la situación que presenta el VRS es que el 92,5% de los casos atendidos en Atención Primaria afectan a niños de menos de dos años. Esto genera especial nerviosismo entre las familias, que además lidian con el siempre delicado problema de conciliar las obligaciones profesionales con el cuidado a los hijos. Pero, como vemos en el siguiente gráfico, aunque la incidencia del VRS entre los menores de dos años ha subido con fuerza en las últimas semanas, la curva ya muestra una tendencia a mejor.

1-casos-bronquiolitis-vrs-madrid.png

En cambio, mientras que las bronquiolitis empiezan a moderarse, es cierto que "la gripe ya empieza a describir la curva alcista que se suele dar en cuanto llegan los meses de frío. También en este caso parece que la incidencia crece dos semanas antes de lo habitual, pero estamos preparados, hay un refuerzo de 1.300 profesionales para atender la situación y las cifras que se dan describen el mismo patrón que el VRS, porque sí es cierto que hay un aumento con respecto a 2020 o 2021, pero el crecimiento no es muy significativo en relación con el periodo previo a la pandemia".

En el siguiente gráfico podemos ver la incidencia de la gripe en Madrid. La línea discontinua describe el umbral epidémico, construido a partir de los valores propios de los diez últimos años, salvando 2020 y 2021. Como se puede ver, las dos últimas semanas han rebasado este nivel de incidencia, pero el ritmo de crecimiento de la curva se ha ralentizado significativamente y ya apunta un punto de inflexión.

2-casos-gripe-madrid.png

¿Y qué hay del covid-19? En los últimos siete días se han detectado 1.966 casos en Madrid, cifra coincidente con una incidencia acumulada equivalente a 122,3 casos por cada 100.000 habitantes. Cuando comparamos este aumento con la evolución del coronavirus desde 2020, resulta evidente que no estamos ante una situación preocupante. Lo mismo nos dice el estudio de las hospitalizaciones e ingresos UCI por covid-19, una métrica especialmente valiosa para medir el número de casos graves de covid-19. Ambas métricas aparecen reflejadas en los dos siguientes gráficos.

3-casos-covid-madrid.png
4-hospitalizados-uci-covid-madrid.png

Un apunte sobre el covid-19

Hay un último dato que conviene la pena señalar, puesto que estamos hablando de COVID-19 y ya no es muy habitual referirse al patógeno que tantos estragos causó en los pasados ejercicios. Pues bien, los datos muestran que, desde primavera de 2020, cuando la Comunidad de Madrid tomó las riendas de la gestión de la pandemia tras el fin del "mando único" que impuso el gobierno de Pedro Sánchez, hasta el presente, con datos actualizados a 29 de noviembre, el número total de fallecidos en la región por todo tipo de causas ascendió a 110.366.

Esta cifra supone un 0,16% menos de lo que anticipan los modelos de seguimiento de la mortalidad, en base siempre a los parámetros históricos y las variables demográficas y sanitarias de referencia. Por tanto, en Madrid no hay exceso de mortalidad, de modo que puede decirse que el bagaje de la gestión de la pandemia ha sido positivo desde que se acabaron los confinamientos generalizados y se adoptaron políticas descentralizadas basadas en proteger a los grupos de riesgo y recuperar la normalidad en la vida social y económica.

5-exceso-mortalidad-madrid.png

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios