Menú

Sánchez se asegura el control de las inversiones extranjeras "estratégicas" hasta el 2024

El Ejecutivo prepara una prórroga del conocido como "escudo anti opas" para controlar las grandes inversiones en compañías estratégicas españolas.

El Ejecutivo prepara una prórroga del conocido como "escudo anti opas" para controlar las grandes inversiones en compañías estratégicas españolas.
El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (c) junto con el secretario de organización, Santos Cerdán (i) este lunes durante la reunión de la Ejecutiva Federal del partido en Madrid | EFE

En 2020, en medio de la pandemia por la covid-19, el Ejecutivo de Pedro Sánchez puso en marcha una restricción para blindar a las empresas estratégicas españolas de posibles OPAs (Ofertas Públicas de Adquisición). Es decir, ante las fuertes caídas que entonces experimentó la bolsa de valores española, entidades extranjeras podían aprovechar los bajos precios para hacerse con el control de empresas nacionales. Y eso no le gustaba al Ejecutivo, por lo que aprobó el conocido como "escudo anti opas" para tener bajo su control y aprobación todas las grandes inversiones en empresas consideradas como "estratégicas" para el país. O, mejor dicho, estratégicas para el oportuno control del Gobierno sobre la economía nacional.

Pues bien, esa medida extraordinaria, anunciada en un contexto de elevada incertidumbre y volatilidad, seguirá adelante dos años más, pese a que la bolsa ya no se encuentra en un escenario de pánico y las compañías han recuperado buena parte del terreno perdido. Concretamente, la restricción continuará hasta finales de 2024, según fuentes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

En noviembre del año pasado, el Consejo de Ministros ya amplió hasta el 31 de diciembre de 2022 el blindaje para las empresas estratégicas a través de un real decreto que incluía la extensión de otras medidas para responder a la pandemia, con el objetivo de proteger la seguridad, salud y orden público, así como garantizar la seguridad jurídica de los operadores económicos.

La medida deja así en manos del Gobierno la autorización de las inversiones extranjeras en empresas estratégicas cotizadas en las que se pretenda superar el 10% del capital, así como en aquellas no cotizadas en las que la inversión supere los 500 millones de euros.

Además, según han adelantado hoy algunos medios nacionales, el Ejecutivo introducirá modificaciones para atar el control también sobre operaciones de activos que sean considerados estratégicos. De ese modo, el Gobierno quiere evitar que se pueda sortear la norma con la venta de partes de un negocio.

Hasta la fecha, el mencionado "escudo" dejó en manos del equipo de Sánchez la autorización previa a operaciones como la compra de Euskaltel por MásMóvil o la OPA de IFM a Naturgy, entre otras.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios