Menú

Emprendedoras de Senegal apuestan por la cosmética natural de la mano de 'Santander Best África'

Este es uno de los más de 40 proyectos que apoya el programa de cooperación de Fundación Santander para impulsar el turismo sostenible.

Este es uno de los más de 40 proyectos que apoya el programa de cooperación de Fundación Santander para impulsar el turismo sostenible.
Producción de cosmética natural | Santander

Santander BEST África es un programa de cooperación internacional para el desarrollo que Fundación Banco Santander puso en marcha hace dos años con el objetivo de impulsar el desarrollo social y económico en el continente africano mediante el apoyo a la mujer emprendedora y a su entorno local en uno de los sectores más afectados por la Covid-19, el turismo. El objetivo es dar apoyo técnico y económico a emprendimientos que favorezcan el empleo femenino, fomenten la sostenibilidad -económica, social y medioambiental-, contribuyan de forma inclusiva al desarrollo de su comunidad y promuevan un turismo responsable y justo en la distribución de los beneficios.

Entre los 41 proyectos que suma ya esta iniciativa, uno de los más recientes es la producción de cosmética natural en Badian (Senegal), donde un grupo de cinco mujeres quieren constituir una cooperativa y formalizar su marca. Estas emprendedoras comenzaron a producir productos de belleza naturales para solucionar los problemas con los que se encontraban algunas personas al utilizar cremas importadas no adaptadas a su tipo de piel. La experiencia demostró que el uso del karité, el limón o la miel de jengibre, entre otros, producía una notable mejoría en los tratamientos habituales, por lo que empezaron a elaborar y vender sus cosméticos naturales a familiares y amigos.

Pero para que este proyecto pueda seguir creciendo necesita asesoramiento profesional y orientación para abordar su legalización, registro comercial y certificación. La intención de la Fundación, con la colaboración de la ONG Campamentos Solidarios, es profesionalizar la fabricación, y contempla la constitución de la empresa, la legalización de la marca y el apoyo especializado en procesos de producción adaptados a los estándares nacionales e internacionales en este sector.

Negocios promovidos por mujeres

Todos los emprendimientos apoyados por Santander BEST África son ideas de negocio (de nueva creación o preexistentes), promovidos por mujeres, grupos de mujeres agrupadas en asociaciones o cooperativas, o de base comunitaria, relacionados de forma directa o indirecta con el desarrollo del turismo sostenible en áreas como artesanía, patrimonio cultural o natural, transporte, desarrollo agrícola sostenible, suministros a hoteles y restaurantes, o alojamientos. La Organización Mundial del Turismo (OMT) define turismo sostenible como "aquel que atiende a las necesidades de los turistas actuales y de las regiones receptoras y al mismo tiempo protege y fomenta las oportunidades para el futuro".

Los seleccionados tienen que cumplir, con carácter general, al menos tres de cinco requisitos: el proyecto debe ser, como mínimo, un 50% propiedad local; las mujeres empleadas tienen que representar el 50% o más, y al menos un 15% de ellas llevar a cabo funciones de gestión; el aprovisionamiento local mínimo, del 80%; la colaboración en iniciativas solidarias o de conservación; y que apliquen prácticas de sostenibilidad social o medioambiental en los diferentes procesos involucrados en el desarrollo de su actividad.

Las distintas entidades que colaboran con Santander BEST África, ayudan en el proceso de identificación y evaluación de los negocios y emprendimientos con apoyo técnico y económico en el marco del programa. Además, caminan a su lado en todas las etapas del ciclo de vida del proyecto y son esenciales para que lleguen a buen término. Por ejemplo, Enraíza Derechos, El Instituto de Turismo y Hotelería de Gambia (GTHI), la Fundación Xaley, la Fundación Codespa, la Asociación de Turismo Responsable o Aethnic Manos Unidas Movimiento por la Paz (MPDL).

En el caso de Senegal, además del programa de Badián, Fundación Santander apoya otros emprendimientos. Entre ellos, el Campement Le Bedick Chez Leontine, un pequeño albergue rural compuesto por 8 cabañas rústicas y un comedor gestionado por una joven madre de la etnia Bedik; o la producción de mermeladas, zumos y siropes derivados de la transformación del mango, papaya, naranjas, naranjas amargas, bissap o pomelos llevada a cabo por una agrupación en Oussouye, en el corazón de la Baja Casamance.

También respalda el ecoturismo en la isla Mar Lodj, una zona cuya economía se ha basado tradicionalmente en la agricultura y la pesca pero que en los últimos años se ha visto afectada por los efectos del cambio climático. Esta oficina de bienvenida al turista pretende contribuir en la reducción del desempleo juvenil en la región y la emigración a través del turismo sostenible. El proyecto Ndamelor, una agrupación de 41 mujeres de la misma localidad que quieren poner en marcha un pequeño negocio dedicado al alquiler de equipamiento para la organización de eventos y contribuir así a la generación de ingresos que complementen la economía familiar de las mujeres de esta comunidad. Y La explotación y comercialización de sal en Faoye, llevado a cabo por la asociación de mujeres Diam Bougoum en el Delta de Sine-Saloum.

En total, 23 proyectos en este país que se suman a otras diez iniciativas en Gambia y ocho en Marruecos de diferentes actividades y tamaños, que están sirviendo para relanzar el turismo en la región.

Según la OMT, el turismo sostenible debe dar un uso óptimo a los recursos medioambientales, manteniendo los procesos ecológicos esenciales y ayudando a conservar los recursos naturales y la biodiversidad. Además, tiene que respetar la autenticidad sociocultural de las comunidades anfitrionas, conservar sus activos culturales y arquitectónicos y sus valores tradicionales, y contribuir al entendimiento y la tolerancia intercultural. Y, por último, asegurar actividades económicas viables a largo plazo que reporten beneficios socioeconómicos bien distribuidos, incluyendo la generación de oportunidades de empleo estable y la obtención de ingresos y servicios sociales para las comunidades anfitrionas.

La Fundación Banco Santander estima que las ayudas a través de Santander BEST África (nació en 2020 con una aportación inicial mínima para los tres primeros años de 500.000 euros) han permitido crear o mantener el empleo de hasta 1.300 mujeres y han ayudado a capacitar a no menos de 700 de ellas.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios