Menú
José María Rotellar

La deducción madrileña que impulsa el crecimiento económico: ¿cómo afectará al contribuyente?

Madrid sigue siendo un referente como lugar para invertir, emprender, trabajar, vivir y visitar.

Madrid sigue siendo un referente como lugar para invertir, emprender, trabajar, vivir y visitar.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. | Europapress

En su participación en las jornadas de "Spain Investors Day", la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció la creación de una nueva deducción en el IRPF dirigida a atraer a Madrid nuevos contribuyentes que deseen establecerse en la región madrileña para vivir, trabajar o emprender y que con su patrimonio puedan contribuir al incremento del dinamismo regional. Así, se instrumentará mediante una norma con rango de ley, de manera que dicha deducción por atracción de inversión internacional va dirigida a no residentes en España durante al menos los últimos cinco años.

Así, Madrid establecerá una deducción del 20% en la cuota del IRPF de su inversión en todo tipo de activos -de cualquier parte del mundo, pero invertidos en ellos desde Madrid, salvo inmuebles, que han de estar radicados en la Comunidad de Madrid- para nuevos contribuyentes desde el primer céntimo de euro invertido. Para poder aplicársela, el contribuyente deberá mantener la inversión en dichos activos durante seis años, permitiendo una variación de inversión en activos, dentro de la cartera, pero con mantenimiento del mismo importe de inversión, computando como tal sólo el principal invertido, de manera que dicha deducción contará como único límite anual con la cuota del IRPF.

Pues bien, dicha medida puede convertirse en un elemento tractor del crecimiento económico madrileño y, con él, del conjunto de España, pues su impacto en la canalización del ahorro hacia la inversión, la generación de actividad y de puestos de trabajo puede ser muy importante.

Con ello, Madrid sigue siendo un referente como lugar para invertir, emprender, trabajar, vivir y visitar. Es una medida que no supone una merma en la recaudación, pues todos serán nuevos contribuyentes, de manera que todo lo que se recaude supone un incremento.

Asimismo, atrae nuevos patrimonios, que incrementarán la canalización del ahorro a la financiación empresarial, beneficiando, de nuevo, a toda la población vía empleo y aportando recaudación adicional para prestar servicios.

Por otra parte, favorece a las empresas, que encuentran más ahorro para financiarse en un momento de encarecimiento de la misma, con lo que tienen más opciones de contener costes y dinamiza los mercados financieros españoles, fortaleciendo a Madrid como plaza financiera y, por extensión, a España.

No hay coste por la atracción de nuevos inversores, al ser nuevos contribuyentes.

Es una medida atractiva, positiva a nivel nacional y que vuelve a señalar a Madrid como entorno de impuestos bajos y eliminación de obstáculos para la prosperidad y el empleo de todos los ciudadanos, al tiempo que refuerza la solidaridad de los grandes patrimonios con toda la sociedad, al incrementar, indirectamente, las oportunidades de empleo.

Se estima, en un primer momento, una potencial atracción de 1.000 millones de euros (por ejemplo, 100 contribuyentes que inviertan una media de 10 millones de euros cada uno). Así, por cada 1.000 millones de euros invertidos, los efectos positivos serán los siguientes:

  • Habría un efecto inicial de incremento de inversión por atracción de nuevos inversores de esos 1.000 millones, que haría que se ganase más recaudación, otros 91,76 millones entre recaudación de impuestos y cotizaciones; que se generasen 663 millones de PIB; y que se creasen 9.224 puestos de trabajo.

  • Habría un efecto de incremento por dinamización económica, que haría que se generase más recaudación, otros 32,97 millones entre impuestos y recaudaciones; que se generasen 222,76 millones de PIB; y que se creasen 3.224 puestos de trabajo.

  • El efecto total supondría una ganancia adicional de 124,71 millones en recaudación; 886 millones más en PIB; y 12.448 empleos más.

1-2.jpg
Fuente: Comunidad de Madrid
2-2.jpg
Fuente: Comunidad de Madrid
3-2.jpg
Fuente: Comunidad de Madrid

Todo ello, podrá tener, por tanto, un impacto positivo en la economía y consolida a Madrid como una región atractiva para vivir, trabajar, invertir, emprender y desarrollarse como persona, prosperidad que permitirá seguir contando con los mejores servicios sanitarios o educativos.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios