Menú

¿Cómo funcionan los préstamos personales online?

Son similares a los préstamos tradicionales pero más fáciles de conseguir.

Son similares a los préstamos tradicionales pero más fáciles de conseguir.
Freepik

Los préstamos personales se han convertido en una opción muy popular porque son una forma fácil y rápida de obtener algo de dinero cuando hay una necesidad. Son muy útiles, pero conviene informarse bien acerca de los diferentes tipos de préstamos personales que hay disponibles.

Si te encuentras en uno de esos momentos en los que necesitas dinero rápidamente porque ha surgido algo imprevisto o las circunstancias de la economía del hogar han cambiado, es el momento de recurrir a los préstamos personales. Son una buena opción a tener en cuenta porque supone que entre dinero en nuestra cuenta corriente de manera inmediata.

De hecho, en términos de inmediatez no hay nada que gane a los préstamos que se pueden solicitar online y devolver luego en plazos. Porque con ellos se puede solicitar el préstamo sin necesidad siquiera de moverse de casa, y recibir tanto la respuesta como el dinero en un corto periodo de tiempo.

Una ventaja importante es que los préstamos online son más fáciles de obtener que los tradicionales del banco para los que se exige mayor documentación y requisitos. En el caso de los préstamos online la verificación es menos rigurosa, lo que permite obtener una aprobación rápida. En cuestión de minutos se puede tanto hacer la solicitud como recibir una confirmación de la misma. Y desde luego, es mucho más cómodo que tener que recorrer bancos y otros lugares para poder comparar las diversas opciones.

Seguramente se ha oído alguna vez hablar de ellos aunque sin prestar demasiada atención. Pero en ocasiones se presentan situaciones en la vida en las que es necesario tener dinero y se carece de ahorros. Puede ser por ejemplo un automóvil que se averíe y la factura del taller mecánico supone un contratiempo o incluso tener que comprar uno nuevo, también puede tratarse de la ruptura de un electrodoméstico imprescindible, la necesidad de llevar a cabo una reforma en el hogar o peor aún; que ese dinero sea necesario para algún tipo de tratamiento médico.

Flexibilidad en los plazos del pago

Puede tratarse por tanto de una necesidad que vaya de varios cientos de euros a unos cuantos miles. Lo importante es que se pueda contar con ese dinero urgente y la devolución se realice en cuotas fijas previamente pactadas, que varían en función de la cantidad solicitada, y el tiempo en el que se quiera o pueda devolver el importe. También aquí ganan los préstamos online a los bancos porque se ofrecen como una opción más flexible tanto en el número de plazos para devolver el dinero como en la cuantía de los mismos.

Facilidad de contratación

Un buen ejemplo son los préstamos de Oney, que permiten solicitar hasta 35.000 euros sin necesidad de cambiar de banco, realizando una sencilla simulación en la que se podrá indicar la cantidad que se necesita, en cuántos meses se quiere pagar y ver cuánto será la cuota mensual, sin pagar comisión de estudio ni de apertura. Con el simulador se pueden tantear las diferentes opciones y elegir la que mejor se adapte a la situación personal de cada uno. Los datos se facilitan en apenas 4 minutos y en cuestión de 48 horas se obtienen la respuesta y el dinero. Más sencillo es imposible.

Leer los términos y condiciones

Se aconseja siempre comparar entre varias opciones antes de lanzarse al primer lugar en el que se nos ofrezca un préstamo porque, como en todo, hay que tener cuidado con la letra pequeña, las tasas de interés que se le aplican, y otros detalles que podrían derivar en problemas financieros de nuevo.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso