Menú

UBS saca la tijera tras comprar Credit Suisse: estudia despedir a más de 25.000 empleados

Las entidades celebrarán la próxima semana sus respectivas juntas de accionistas, que no podrán revertir el acuerdo de fusión.

Las entidades celebrarán la próxima semana sus respectivas juntas de accionistas, que no podrán revertir el acuerdo de fusión.
Credit Suisse cuenta con cerca de 400 empleados en España. | Alamy

El banco suizo UBS planea llevar a cabo un severo recorte de plantilla tras la reciente adquisición de Credit Suisse, que será investigada por la Fiscalía de Suiza. La noticia da forma a las palabras del presidente de UBS, Colm Kellenher, tras aprobarse la fusión, cuando ya avisó de que vendrían "semanas y tiempos difíciles para los empleados".

Concretamente, la información filtrada por un directivo de la entidad al rotativo suizo SonntagsZeitung apunta a que UBS estaría planeando acometer recortes de empleo de entre el 20% y el 30% de su plantilla, que asciende hasta los 120.000 puestos de manera combinada con Credit Suisse. De esta forma, los planes de reestructuración laboral supondrían el despido de entre 25.000 y 36.000 trabajadores en todo el mundo, incluyendo más de 10.000 en Suiza. En España, tan solo Credit Suisse cuenta con una plantilla de alrededor de 400 empleados.

Los movimientos para recortar personal se suceden a la par que la Fiscalía de Suiza ha abierto una investigación sobre la adquisición Credit Suisse por parte de UBS, que contó con el respaldo de las autoridades del país helvético. "La Oficina del Fiscal Federal quiere cumplir de manera proactiva su misión y responsabilidad de contribuir a un centro financiero suizo limpio y ha establecido un monitoreo para tomar medidas inmediatas en cualquier situación que se encuentre dentro de su campo de actividad", aseguró la autoridad al Financial Times.

Uno de los focos de la investigación sería la información confidencial que se filtró a la prensa sobre las negociaciones, lo que podría constituir una violación del secreto de Estado o de las leyes de espionaje industrial.

Además, las dos entidades se preparan celebran la próxima semana, y de manera separada, sus respectivas juntas generales de accionistas, que podrían no estar exentas de tensiones. Estas allanarán el camino para su fusión antes de finales de año, pero no podrán dar marcha atrás a la operación. Esto es así ya que el acuerdo de fusión alcanzado el 19 de marzo se realizó mediante un procedimiento de emergencia establecido por el Ejecutivo suizo, por el cual la fusión se realizaría aun sin el visto bueno de los accionistas.

Tras las dos asambleas, el mando de UBS cambiará de manos: el actual consejero delegado, el neerlandés Ralph Hamers, será sustituido por el suizo Sergio Ermotti, quien ya dirigió el banco de Zúrich entre 2011 y 2020 y ahora regresará para supervisar el complejo proceso de fusión. Una vez completado el mismo, UBS se convertirá en una entidad gigante con un valor que incluso duplicará el PIB de Suiza.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro