Menú

Abengoa inicia una nueva etapa con Cox tras siete años de incertidumbre

El primer paso de este nuevo periodo será la toma de contacto de directivos y empleados con los nuevos propietarios.

El primer paso de este nuevo periodo será la toma de contacto de directivos y empleados con los nuevos propietarios.
Un concentrador solar de Abengoa, en España. | Alamy

Abengoa cerró este martes la etapa más turbulenta de su historia con la adjudicación final a Cox Energy, que presentó una oferta valorada en 564 millones de euros, incluyendo deuda. Arranca ahora una nueva fase en la que Cox Energy indicó que pretende recuperar la normalidad de la compañía lo más rápido posible.

La noticia ha sido bien acogida por los sindicatos de la empresa andaluza, que ven esta decisión como el final de una larga etapa en la que Abengoa se ha visto envuelta en distintas reestructuraciones, cambios en su Consejo de Administración y directiva, suspensión de cotización, concurso de acreedores, exclusión de Bolsa… desde que en 2015 la compañía colapsara por su deuda.

El primer paso de esta nueva etapa será la toma de contacto de los nuevos propietarios, con Enrique Riquelme a la cabeza, con el equipo directivo y empleados. Arranca así una nueva etapa en la que Cox ha garantizado el mantenimiento de los más de 9.500 puestos de trabajo así como la conservación de la sede social en Sevilla y ha aportado 3.200 millones de euros de carga de trabajo para los próximos tres años con rentabilidad garantizada a Abengoa.

La propuesta con la que Cox Energy ha resultado adjudicataria del concurso pasa por un plan industrial "sólido" para Abengoa que garantiza la viabilidad de la compañía a corto, medio y largo plazo. A su vez, la complementariedad geográfica de ambas organizaciones permitirá extender la presencia de la multinacional Sevillana a aquellos países donde Cox Energy está ya presente como, por ejemplo, en mercados como Norteamérica, Colombia, Centroamérica y Caribe. El objetivo final de Cox Energy es conformar un grupo líder de ingeniería a nivel mundial.

Oferta de 564 millones

La oferta presentada por Cox Energy, valorada en 564 millones de euros, es por todas las áreas de negocio y el corporativo de Abengoa, recogiendo un pago mínimo al concurso de 27,3 millones con un mecanismo que permitiría incrementar ese valor en el futuro.

Cox Energy asume también los 206 millones de euros de deuda y avales vivos de proyectos de Abengoa, así como otros 252 millones de euros de deuda ‘Project Finance’ que la ingeniería sevillana tiene asociada a otros activos.

En la oferta también se recoge el cargo de los 22,8 millones de euros de pagos pendientes a la Seguridad Social y garantiza el abono del 100% de los créditos privilegiados a los acreedores. El pasado 30 de marzo ya fue consignando en el juzgado ocho millones de euros para para los primeros pagos de los créditos concursales.

En cuanto al plan financiero, éste recoge una línea de avales por valor de 300 millones de euros y el compromiso de reducir en dos terceras partes las necesidades de tesorería de Abengoa gracias al aporte directo de carga de trabajo.

"Estamos listos para comenzar una nueva etapa en la historia de Abengoa impulsando su crecimiento para volver a ser una empresa líder en el desarrollo tecnológico para la generación de energías limpias", declaró Enrique Riquelme tras conocer la decisión del Juez.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro