Menú

¿Por qué no baja la inflación? La verdad de los datos que el Gobierno usa para presumir de gestión

Si calculamos la subida acumulada del IPC en los 3 últimos años, en lo que va de 2023 los precios suben y se mantienen en el 14,6% acumulado.

Si calculamos la subida acumulada del IPC en los 3 últimos años, en lo que va de 2023 los precios suben y se mantienen en el 14,6% acumulado.
Los precios de los alimentos continúan disparados en España | Europa Press

Como todos los meses desde agosto del año pasado, el Gobierno celebra bajadas y bajadas de la inflación, tratando de confundir a los ciudadanos con bajadas de precios. Pero nada más lejos de la realidad: los datos que ofrece el INE no dejan lugar a dudas, la inflación continúa en tasas insoportables, eso sí, no crece a tasas del 10% como sucedió durante el primer semestre del año pasado. Se mantiene aproximadamente en esas tasas.

Este martes el Instituto Nacional de Estadística ha confirmado el dato adelantado ofrecido a finales de mayo sobre la evolución de los precios en ese mes, y mantiene el dato interanual en el 3,2% sin que se haya producido ningún avance intermensual desde el mes de abril. Sin embargo, la inflación subyacente sigue alta, aunque se modera muy ligeramente y se coloca en el 6,1%, desde el 6,6% del mes pasado.

ipc-mayo2023.jpg

En cualquier caso, es necesario recordar que la inflación registra un efecto acumulado. Es decir, que las tasas positivas interanuales de un es y el mismo mes del año anterior, se suman. Si lo comparamos con la ganancia o pérdida de peso. Si en mayo de 2022 engordamos 8,7 kilos y en mayo de 2023 engordamos 3,2 kilos, no quiere decir que hayamos adelgazado 5,5 kilos, sino que pesamos 11,9 kilos más.

Siendo así las cosas, lo cierto es que las comparativas interanuales de estos meses con los del año pasado, que protagonizaron el mayor rally alcista de las últimas décadas con tasas de inflación que tocaron techo en julio en el 10,8%, hace que la inflación sea menor… lo que significa que continúan subiendo, pero a menor ritmo.

Acumulado de los últimos 3 años

Para tratar de medir la evolución de los precios, analizaremos el acumulado de los últimos 3 años. Así, sumamos el IPC de mayo de 2021 (2,7%), mayo de 2022 (8,7%) , y mayo de 2023 (3,2%). En los últimos 3 años, los precios se han disparado un 14,6%, exactamente la misma tasa que el acumulado de los últimos tres años del pasado mes de abril y más alta que el acumulado de los últimos 3 años correspondiente al mes de marzo (14,4%) y más alta que el acumulado de febrero (13,6%).

inflacion-ultimos-3-anos-mayo2023.jpg
IPC interanual | INE

Estos datos certifican las dificultades que está teniendo el Euro en entrar en cintura, sobre todo, por los fuertes incentivos al consumo que todavía tiene buena parte de la unión monetaria y las tensiones inflacionistas que producen los incrementos de gasto público y deuda de países como España o Italia.

Sin embargo, las políticas de altos tipos de interés de los bancos centrales, aunque no han llegado a cotas suficientes para que lo notemos todos ha tenido dos efectos principales: la moderación de los precios de las materias primas con caídas del entorno del 40%, fundamentalmente las industriales, lo que ha provocado moderación en los precios de los combustibles, y también en la vivienda, que por la restricción de crédito se ha estancado el volumen de ventas en el mercado inmobiliario y ha hecho que se contraigan un poco los precios.

desglose-ipc-mayo2023.jpeg

Sin embargo, como se observa en el mismo cuadro, alimentos sigue encastillado en valores altísimos, en el 12%, aunque se modera ligeramente con los datos conocidos hasta ahora y que lo situaba en el 15%. . Las comunicaciones, o las bebidas alcohólicas, el ocio o la restauración siguen subiendo con fuerza.

En cuanto a la cesta de la compra: Huevos (+13,2%), la carne (con subidas de entre el 8% de la carne de ovino al 16,1% de la carne de cerdo), la leche (+23,6%), aceites (11,6%), las legumbres (15,8%), patatas (17,9%), azúcar (46,3%), el agua mineral, los refrescos y zumos (14,6%), entre otros productos.

Efecto de las subidas de tipos

Precisamente la moderación de la inflación hasta márgenes "saludables" es el objetivo de la política de tipos de interés de los bancos centrales. El BCE ha subido los tipos de interés muy rápidamente, aunque todavía a tasas relativamente bajas, si lo comparamos con la Reserva Federal norteamericana. Así, con los tipos de interés en la zona euro en el 3,75%, esto ha provocado una fuerte subida del euríbor, lo que ha encarecido el crédito hipotecario y también las materias primas energéticas. Así, la moderación en los precios llegan por esa doble vía. Sin embargo estos efectos todavía no alcanzan a la producción de otros bienes y servicios y mantienen la tensión alcista de los precios persistente en el viejo continente.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro