Menú

La prensa internacional sentencia a España tras el 23-J: "Bloqueo", "limbo", "punto muerto"

Las elecciones generales dejan a España sumida en el "bloqueo", la "incertidumbre" y el "limbo" ante la dificultad de formar gobierno.

Las elecciones generales dejan a España sumida en el "bloqueo", la "incertidumbre" y el "limbo" ante la dificultad de formar gobierno.
El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, saluda a los militantes y simpatizantes socialistas que han acudido a la sede del PSOE. | EFE

"Punto muerto", "bloqueo", "incertidumbre", "limbo"… Estos son algunos de los calificativos que emplean los analistas internacionales para definir el resultado electoral del 23-J. Y la mayoría de analistas coincide en que, ante la dificultad para formar gobierno, el escenario más probable es que España se vea abocada a la convocatoria de nuevas elecciones tras el verano.

Financial Times destaca que España se ve "sumida en la incertidumbre política tras el bloqueo electoral". Aunque el PP se convierte en el partido más votado en el Congreso, ni Feijóo ni Sánchez cuentan, de inicio, con las mayorías suficientes para formar gobierno.

"El bloqueo deja a la cuarta economía de la UE en el limbo y abre la puerta a semanas o meses de complicadas negociaciones sobre alianzas electorales o a la repetición de elecciones, como ocurrió en 2015-16 y 2019", destaca el diario económico.

El líder del PP, con "semblante pétreo", apeló a que se le permitiera formar gobierno porque el suyo era el partido más votado, pero el no es no de Sánchez imposibilita la opción de un gobierno del PP en minoría, de modo que todo queda a expensas de la negociación que el PSOE entable con los grupos separatistas y, en especial, con Junts.

"El resultado otorga un papel potencialmente fundamental a Juntos por Cataluña, un partido separatista de línea dura con siete escaños que podría llegar a un difícil acuerdo para dar sus votos a Sánchez". En caso contrario, "los españoles tendrán que votar en otras elecciones generales, las sextas en ocho años", destaca el diario.

The Economist, por su parte, habla de "punto muerto". Ni PP ni PSOE tienen el camino despejado para reunir una mayoría suficiente para formar gobierno. La revista destaca que el resultado del PP, siendo positivo, se aleja de las expectativas generadas y que, si bien Feijóo ganó el cara a cara con Sánchez, optó por un perfil bajo en el último tramo de la campaña, negándose a participar en más debates, en lo que parecía un "movimiento conservador para proteger su ventaja" o "evitar que le vieran en el escenario junto a Vox". A este respecto, destaca que Feijóo se negó durante toda la campaña a aceptar o descartar una coalición" con Vox, "aunque siempre fue su opción más probable".

Los grandes "perdedores" de la noche electoral fueron Vox y ERC, tras la pérdida de escaños, mientras que Junts per Catalunya, el "más estridente de los grupos separatistas", pasa a ser clave, si bien, a priori, ha dicho que no apoyará a Sánchez.

Una década de inestabilidad política

Dado que España "no tiene tradición de grandes coaliciones" entre PP y PSOE, tal y como sucede en Alemania, por ejemplo, Sánchez seguirá presidiendo un gobierno en funciones. Y si nadie consigue formar gobierno, "el país tendrá que celebrar nuevas elecciones, algo que nadie desea". Para evitarlas, "alguno de los objetos actualmente inamovibles tendrá que ceder".

Asimismo, la agencia de noticias Bloomberg destaca que Sánchez se impone a pesar de la victoria de la derecha española. Y dado que la suma de PP y Vox no da, el resultado electoral otorga a Sánchez la "posibilidad de quedarse".

Más allá de las portadas económicas, The New York Times titula que "unas elecciones poco concluyentes hunden a España en la confusión política". "Los resultados de las urnas no dan a ningún partido el apoyo necesario para gobernar, lo que deja al país abocado a semanas de incertidumbre", "semanas de tira y afloja" para tratar de formar gobierno o bien "una nueva votación a finales de año".

El periódico norteamericano indica que el 23-J arroja un resultado "inconcluso y un embrollo político que se ha hecho familiar a los españoles desde que su sistema bipartidista se fracturó hace casi una década". La situación actual es de "limbo político", en un momento importante en el que ostenta la Presidencia rotatoria del Consejo Europeo.

Y continúa: "El lío político no es nuevo en España. En 2016, el país pasó 10 meses de elección en elección. Luego, Sánchez destituyó al primer ministro conservador y se hizo con el poder en una maniobra parlamentaria en 2018. Siguieron más elecciones hasta que Sánchez, finalmente, improvisó un gobierno minoritario con la extrema izquierda y el apoyo en el Parlamento de pequeños partidos independentistas. Esta vez, Sánchez, un superviviente político de primer orden, volvió a desafiar las expectativas, aumentando los escaños de su partido en el Parlamento y ganando, por ahora, suficiente apoyo con sus aliados de izquierda para bloquear la formación de un gobierno conservador".

Y concluye señalando que Sanchez podría "ganar otra legislatura si todos los partidos disponibles opuestos al Partido Popular y a Vox le respaldaran", lo cual, no obstante, se antoja como "una tarea extremadamente difícil". Sánchez, que ha gobernado España durante cinco años, "seguirá al frente de un gobierno provisional mientras se decide la composición de un nuevo gobierno o el calendario de las nuevas elecciones".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso