Menú

Endesa reduce un 4% su beneficio a junio, hasta 879 millones, por menores extraordinarios

Endesa alcanza así la primera mitad del año reconfirmando sus principales objetivos financieros para el ejercicio.

Endesa alcanza así la primera mitad del año reconfirmando sus principales objetivos financieros para el ejercicio.
IMAGEN DE RECURSO DE ENDESA, LOGO, FACHADA, EDIFICIO | EUROPA PRESS

Endesa registró un beneficio neto de 879 millones de euros en el primer semestre del año, lo que representa un 4% menos con respecto al mismo periodo del ejercicio pasado, en el que sumó plusvalías por la venta del 51% de su negocio de movilidad eléctrica a su matriz Enel, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Sin tener en cuenta los extraordinarios, el beneficio neto ordinario de la energética dirigida por José Bogas habría crecido un 19,8% en el semestre con respecto al mismo periodo de 2022.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la eléctrica creció un 13,2% en el periodo de enero a junio de este año, hasta los 2.476 millones de euros.

Por su parte, los ingresos de Endesa en estos seis primeros meses del ejercicio cayeron un 11,6%, situándose al cierre del periodo en los 13.121 millones de euros.

Endesa alcanza así la primera mitad del año reconfirmando sus principales objetivos financieros para el ejercicio, que pasan por un Ebitda de entre 4.400-4.700 millones y un beneficio neto de entre 1.400-1.500 millones de euros, abonando un dividendo por acción en el entorno de 1 euros.

El buen comportamiento en el periodo de Endesa se asentó en la aportación positiva de todos los segmentos de Generación y Comercialización de la compañía, destacando 473 millones en el negocio de suministro de luz, gas y servicios a clientes, 214 millones en generación convencional, y otros 180 millones de la actividad de renovables.

Estos resultados se registraron en un contexto de mercado en el que sigue la senda de normalización respecto al año anterior, marcado por la crisis energética tras el estallido de la guerra en Ucrania.

Así, el precio medio del mercado ibérico de electricidad se situó en el periodo en los 88 euros megavatio/hora (MWh), un 57% menos que en el primer semestre de 2022. Una reducción pareja a la que ha registrado tanto el precio medio del gas en el índice TTF (44,6 euros MWh, un 55% menos) como en la referencia ibérica PVB (42 euros MWh, el 55% menos).

Además, en el primer semestre del año la demanda de electricidad de los clientes de Endesa en la Península se redujo un 3,8%, fundamentalmente por el menor consumo del sector servicios y el residencial.

La inversión de la energética creció un 12% en el primer semestre, en términos interanuales, hasta los 1.043 millones. El 76% de ella tuvo por destino los pilares de la transición energética: redes (40%) y renovables (36%).

En este primer semestre, Endesa alcanza los 9.300 megavatios (MW) de potencia renovable (hidroeléctrica, solar y eólica) en la Península, 800 MW más respecto a hace un año.

Casi el 81% de la producción peninsular del grupo energético en el primer semestre estuvo libre de emisiones, tres puntos más que el año anterior.

En lo que respecta a su cartera de clientes, Endesa cerró junio con 10,5 millones de clientes eléctricos en España, misma cifra que a cierre del primer semestre del año anterior. De ellos, 6,9 millones están en el mercado libre, un 5% más, y 3,7 millones en el regulado, un 5% menos.

Vendido el 100% este año y el 89% en 2024

Además, la empresa tiene ya vendida el 100% de su producción propia de electricidad para 2023 y el 89% para 2024, en ambos casos a un precio de 65 euros/MWh, cumpliendo con la regulación en vigor.

En cuanto al negocio del gas, se redujo levemente el volumen total comercializado en un 5% hasta 49 TWh, debido al menor consumo en ciclos combinados y por parte de clientes (industriales y domésticos). La compañía tiene vendido ya el 90% del gas que compra para 2023 y el 65% para 2024. La base de clientes se mantiene estable en 1,8 millones.

En lo que se refiere a la movilidad sostenible, la red de puntos de recarga para vehículos eléctricos suma 5.500 más en los últimos doce meses, hasta 16.600.

Por su parte, la deuda neta de Endesa alcanza los 10.600 millones de euros, lo que supone un descenso del 3% respecto a cierre de 2022. La deuda bruta disminuye, por su parte, un 22% debido fundamentalmente a la fuerte reducción de los colaterales que cubren las operaciones en los mercados internacionales de materias primas hasta 3.100 millones, un 53% menos que a final del pasado año.

La ratio de apalancamiento (deuda neta sobre Ebitda) se sitúa en 1,8 veces, desde las dos veces a junio de 2022. El coste de la deuda se sitúa en el 3%.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso