Menú

¿Veremos el euríbor en el 5%? La inflación sigue presionando al alza los tipos

El euríbor alcanza el 4,15% mientras los tipos escalan al 4,5%. Sin embargo, en EEUU el tipo efectivo que se paga por las hipotecas ya supera el 7%.

El euríbor alcanza el 4,15% mientras los tipos escalan al 4,5%. Sin embargo, en EEUU el tipo efectivo que se paga por las hipotecas ya supera el 7%.
Flickr/calafellvalo

"Bajan los tipos de interés". Estas cinco palabras son las que están esperando escuchar, como agua de mayo, los hipotecados españoles a tipo variable. Unos clientes que mantienen créditos cuyas actualizaciones merced al euríbor están disparando brutalmente las cuotas que tienen que pagar mes a mes. Así, si el euríbor sigue la estela marcada por el Banco Central Europeo esta semana, volverá a subir y hará que muchos hipotecados tengan que pagar el doble de la cuota que pagaban hace tan sólo un año, cuando les revisen la hipoteca.

La pregunta que todos se hacen ahora es si, como deslizaba Christine Lagarde esta semana, ésta podría ser la última subida de tipos de interés. Sin embargo, saber qué sucederá no sólo no es fácil, sino que parece que el escenario no invita al optimismo.

Esta misma semana conoceremos algunas pistas después de la reunión que va a mantener el banco central norteamericano, la Reserva Federal, quien parece más empeñada que la autoridad europea en mantener a raya la inflación que afecta al dólar. No en vano, en EEUU los tipos de interés medios que se pagan para la compra de vivienda superan el 7% mientras que en España todavía están por debajo del 4%.

La realidad es que los tipos de interés siguen subiendo. La semana pasada el Banco Central Europeo aplicó una subida de un cuarto de punto a los tipos de referencia del Euro hasta el 4,5%. El Euribor, desde entonces ha vuelto a subir y se acerca al 4,2%, encareciendo súbitamente el precio de las hipotecas contratadas a tipo variable. Además, continúa la espiral alcista en los precios de las hipotecas nuevas que actualmente concede el sector bancario, y que ronda el precio efectivo del 3,75% de media (en distintos productos, fijas, variables y mixtas).

euribor-diario-1.jpg
Evolución del euribor diario en los últimos 15 días

La escalada de tipos y su afección a los créditos hipotecarios ya está frenando el mercado inmobiliario. Este mismo lunes, Libre Mercado publicaba cómo empieza a tambalearse un sector que había logrado un buen dinamismo durante los últimos años. Sin embargo, el precio por metro cuadrado ya ha comenzado a caer en casi todas las comunidades autónomas de España. Pero, ante esta situación, ¿es posible que sigan subiendo los tipos de interés? Y por tanto, ¿que siga subiendo también el euríbor?

Aunque entramos en el terreno de la hipótesis y no existe una respuesta certera para esta cuestión, ya que supondría adivinar el futuro, sí podemos analizar los factores que afectan a la inflación, cómo se ha creado, el ritmo de subida de tipos que mantiene EEUU y tratar de averiguar qué pasará en Europa.

Si tenemos en cuenta que el único remedio para atajar la inflación es devolviendo el precio al dinero, encarecerlo para tratar de frenar la economía, que una recesión depure los excesos y éstos hagan volver la evolución de los precios a sus niveles de confort (el 2%), nos damos cuenta de que en Europa los incentivos para que esto suceda todavía no son óptimos. El incremento de la masa monetaria o el dinero en circulación sigue siendo alto. Mientras con una mano suben los tipos de interés, el BCE con la otra mantiene la compra de deuda a los países periféricos como España. Además, continúa regando de euros a los países de la Unión con los fondos Next Generation, para tratar de incentivar determinadas industrias. Es decir, que el BCE está soplando y sorbiendo al mismo tiempo.

Por otro lado, la estabilización de los agregados más volátiles en la composición del índice de precios al consumo, como el precio de los productos energéticos, amenaza con empeorar la situación. Materias primas como el petróleo o el gas pueden seguir encareciendo el consumo de energía de la industria, que ya ha golpeado y mucho al sector industrial español, por ejemplo.

Esto amenaza que los niveles de inflación en la zona euro sigan sin estabilizarse. Además, las políticas europeas de corte ecologista no ayudan a reducir los costes de producción agroalimentaria, sino todo lo contrario, perjudicando la situación de precios también en los alimentos frescos (el otro agregado volátil del IPC junto a la energía).

Dado este escenario, y no habiendo estallado todavía una fuerte recesión en el viejo continente, da la sensación de que los factores para que se mantengan las políticas de subidas de tipos de interés persisten en lugar de aliviarse.

¿Llegaremos al 5%? Sin saber qué va a pasar en el futuro, parece claro que no lo podemos descartar.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro