Menú

Bruselas apunta ahora a las baterías: más requisitos y costes ecologistas para la fuente de la que ya depende casi todo

La política woke de la UE se dirige ahora hacia uno de los elementos más necesarios para el desarrollo tecnológico: las baterías.

La política woke de la UE se dirige ahora hacia uno de los elementos más necesarios para el desarrollo tecnológico: las baterías.
Medición de baterías en la empresa Little Energy | Little Energy

La maldición del encarecimiento sigue acompañando a todo sector sobre el que se posa el mantra ecologista. La política woke implantada en la UE ha disparado ya el precio de los alimentos con las nuevas exigencias 2030; ha disparado el coste de la energía al limitar la generación por medio de combustibles fósiles u obstaculizando históricamente la nuclear. Y ahora se dirige hacia uno de los elementos más necesarios en el desarrollo tecnológico: las baterías.

Bruselas se dirige ahora contra el sector industrial. La Comisión ya cuenta con el acuerdo político necesario para abordar lo que denomina como "modernización de la gestión de las emisiones industriales". Y eso se traducirá en un incremento de exigencias, costes y precios por los requisitos ecologistas, por ejemplo, en las baterías.

Uno de los apartados de este nuevo plan es el denominado como "Extracción de metales y producción a gran escala de baterías". Y ahí Bruselas pretende ampliar "significativamente" su regulación "para permitir las transiciones verdes y digitales. Los mecanismos de gobernanza de la Directiva de Emisiones Industriales revisada apostarán por el crecimiento sostenible de estas actividades en la UE, contribuyendo así a los objetivos de las Leyes de Materias Primas Críticas y de la Industria Net-Zero", señala la Comisión Europea.

Entre esas "medidas mejoradas" se encuentra todo un régimen sancionador y la creación de un mecanismo de reclamación ciudadana para que cualquier particular pueda exigir una compensación por supuestos daños medioambientales y forzar un aumento de la transparencia y la participación pública en el proceso de concesión de permisos industriales. Es más, un nuevo Portal de Emisiones Industriales de la UE permitirá a todos "los ciudadanos acceder a los datos sobre los permisos emitidos en cualquier lugar de Europa y obtener información sobre las actividades contaminantes en su entorno inmediato de una manera sencilla".

Uno de los sectores sobre los que se centrará de manera definitiva la UE será el de las baterías. Es cierto que, hasta ahora, el sistema de reciclaje de las baterías ha sido el gran olvidado. Pero también que con la implantación actual de estas baterías en móviles, ordenadores, coches, sistemas de paneles solares, etc. cualquier incremento de requisitos en esta materia traería ahora de la mano un aumento de costes que afectaría a todo el desarrollo tecnológico.

El Parlamento Europeo y el Consejo ahora tendrán que adoptar formalmente la Directiva de Emisiones Industriales revisada y el nuevo Reglamento del Portal de Emisiones Industriales en línea con el acuerdo alcanzado. Y, una vez que entre en vigor la Directiva de Emisiones Industriales revisada, los Estados miembros tendrán 22 meses para aplicar las nuevas normas. Eso sí, antes de que el Reglamento del Portal de Emisiones Industriales se convierta en ley, la Comisión editará "manuales de presentación de informes y actos secundarios para que los operadores y los Estados miembros estén listos para informar bajo el nuevo régimen en 2028", señala la UE.

La Directiva de Emisiones Industriales afecta actualmente a unas 50.000 grandes instalaciones industriales y granjas de ganado intensivo en Europa. Estas instalaciones deben cumplir con las condiciones de emisiones mediante la aplicación de las "mejores técnicas disponibles" específicas de la actividad. Estas técnicas son determinadas conjuntamente "por la industria, los expertos nacionales y de la Comisión y la sociedad civil", afirma la UE.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro