Menú

Telefónica cumple objetivos, crece en ingresos y asegura dividendo en efectivo para 2024

La compañía se felicita de unos grandes resultados, pese al efecto contable del ERE y la filial del Reino Unido, que refleja pérdidas de 892 millones.

La compañía se felicita de unos grandes resultados, pese al efecto contable del ERE y la filial del Reino Unido, que refleja pérdidas de 892 millones.
Telefónica

El gigante español Telefónica ha presentado este jueves unos muy buenos resultados de 2023, sólo maquillados por la provisión de 1.230 millones de euros correspondientes al plan de reestructuración de Telefónica España y el deterioro del fondo de comercio de 1.786 millones de euros en Virgin Media O2, su filial en Reino Unido al 50% con Liberty, derivado de la subida de las tasas de descuento y condiciones macroeconómicas en Reino Unido, que ha entrado en recesión. Esto hace que Telefónica registre unas pérdidas contables de 892 millonnes de euros en 2023 pero que, sin embargo, no reflejan el extraordinario desempeño que ha tenido la teleco.

Mejora en prácticamente todos los campos. Sus ingresos han crecido un 1,6% hasta los 40.652 millones de euros y ha cumplido todos sus objetivos para el año, confirmando un dividendo en efectivo de 0,3 euros para este año.

En concreto, el beneficio neto ordinario de Telefónnica, que excluye provisiones y extraordinarios, alcanzó los 2.369 millones de euros en 2023, un 17,1% más que en el ejercicio anterior.

Asimismo, el resultado operativo antes de amortizaciones (Oibda) ordinario (excluye el impacto de los extraordinarios) se situó en 13.121 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 1,4%.

Sin embargo, en términos reportados el Oibda de Telefónica también se ha visto impactado por los extraordinarios y en 2023 se situó en 11.390 millones de euros, lo que supone un 11,4% menos que el año anterior (12.852 millones de euros).

En cuanto al impuesto sobre Sociedades, supuso un ingreso de 884 millones de euros en el cuarto trimestre del año pasado y de 899 millones de euros en 2023, frente a un gasto de 326 millones de euros en el último trimestre del curso anterior y de 641 millones de euros en el ejercicio.

La 'teleco' ha explicado que este se debe fundamentalmente al registro del efecto fiscal de la provisión asociada al expediente de regulación de empleo (ERE) para 3.420 empleados que ha aplicado recientemente la compañía en sus tres principales filiales en España y al reconocimiento de activos por impuestos diferidos por el "uso futuro de créditos fiscales" en España.

Por otro lado, la empresa también superó sus previsiones de flujo libre de caja, que se situó en 4.227 millones de euros, por encima de los 4.000 millones estimados.

"Telefónica sigue ejecutando su hoja de ruta, sin detenerse ante la incertidumbre macroeconómica global, con la ambición y determinación necesarias para completar el proceso de transformación operativa puesto en marcha a partir de 2016. En 2023, Telefónica ha cumplido todos sus objetivos financieros y afronta con decisión los compromisos fijados en nuestro plan estratégico GPS (siglas en inglés de crecimiento, rentabilidad y sostenibilidad) para seguir construyendo una nueva Telefónica y liderar la nueva era digital", ha asegurado el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

"La operadora ha vuelto al crecimiento, con una mayor rentabilidad y, además, de una manera más sostenible. Los ingresos aumentan y la generación de flujo de caja sigue siendo robusta, lo que nos permite cubrir holgadamente el dividendo de 0,30 euros por acción totalmente en efectivo", ha añadido.

En cuanto a la remuneración al accionista correspondiente a 2024, la compañía ha confirmado el reparto de un dividendo en efectivo de 0,3 euros por acción pagadero en dos tramos, uno en diciembre de 2024 (0,15 euros) y el otro en junio de 2025 (0,15 euros), en línea con lo establecido en su plan 'GPS'.

"Adicionalmente, amortizará el 1,4% del capital social de la compañía, el equivalente a la autocartera existente a 30 de junio de 2023", ha explicado Telefónica.

En relación con el dividendo de 2023, también de 0,30 euros por título en efectivo, la compañía ya abonó el primer tramo (0,15 euros) el pasado diciembre y prevé pagar el segundo (0,15 euros) el próximo junio.

Por otro lado, la operadora cerró 2023 con una deuda financiera neta de 27.349 millones de euros, lo que supuso una ratio de endeudamiento de 2,6 veces. Se incrementó en 662 millones de euros a pesar de una generación de flujo libre de caja positiva de 3.988 millones de euros.

Los factores que incrementaron la deuda neta en 2023, según ha explicado Telefónica, fueron: la retribución al accionista (2.320 millones de euros), las inversiones financieras netas (688 millones de euros, principalmente por la adquisición de acciones de Telefónica Alemania), los compromisos de origen laboral (854 millones de euros) y "otros factores netos" (788 millones de euros).

En ese sentido, en 2023 la compañía acometió una labor de financiación por importe de 5.296 millones de euros, lo que le permite mantener una posición de liquidez de 19.531 millones de euros.

Así, Telefónica tiene cubiertos los vencimientos de los próximos tres años, de los que alrededor del 80% son a tipo fijo y mantiene una vida media de la deuda cercana a los 11,6 años.

Mejora las previsiones

En cuanto a las previsiones para 2024, Telefónica espera un crecimiento de los ingresos en torno al 1%, del Ebitda entre el 1% y el 2% y de la caja operativa (Ebitdaal-CapEx) también entre el 1% y el 2%.

Asimismo, contempla una cifra de inversión sobre ingresos de hasta el 13% y un incremento del flujo de caja libre superior al 10%.

"Con respecto al objetivo del crecimiento de caja para este año, tendrá como referencia los 2.308 millones de euros conseguidos con la nueva definición que Telefónica aplicará desde este ejercicio", ha explicado la operadora.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios