Menú

Qué hipoteca me puedo permitir

Una vez conozcas tu presupuesto máximo, lo más recomendable es recurrir a una calculadora online o simulador de hipoteca para obtener cifras precisas.

Una vez conozcas tu presupuesto máximo, lo más recomendable es recurrir a una calculadora online o simulador de hipoteca para obtener cifras precisas.
Pixabay

Adquirir una vivienda puede parecer misión imposible, especialmente para aquellas personas que van a convertirse en propietarias por primera vez y no tienen ningún tipo de noción al respecto. ¿Te gustaría adquirir tu primer inmueble? Si es así, presta atención. A continuación, compartimos contigo una pequeña guía para saber cuáles son tus alternativas, tanto si tienes ahorros como si no los tienes.

Cómo calcular qué vivienda puedo comprar

Para poder determinar cuál es nuestro presupuesto máximo es necesario hacer un cálculo del 35% de nuestro salario neto. ¿La razón? Esta es la cuota máxima que el Banco de España recomienda a la hora de contratar una hipoteca. Una vez hecho esto, lo más recomendable es recurrir a una calculadora online o un simulador de hipoteca. A partir de esta herramienta es posible obtener de un modo más preciso cuál es el precio máximo que nuestra futura vivienda debería tener.

La casa que te puedes permitir: factores que debes valorar

Si estás pensando en adquirir un inmueble, es muy probable que necesites recurrir a un préstamo hipotecario. No obstante, para poder acceder a uno es importante cumplir una serie de requisitos. Entre los más importantes se incluyen:

  • Contar con, al menos, un 30% del valor del inmueble que se desee comprar. Del total, un 10% irá destinado a cubrir los gastos derivados de la compraventa y la gestión de la hipoteca. Por otra parte, un 20% se destinará a la entrada, siendo el 80% restante concedido por la entidad bancaria.
  • En general, las entidades están más predispuestas a conceder este tipo de solicitudes a trabajadores por cuenta ajena que cuentan con un contrato de trabajo indefinido. No obstante, esto no significa que aquellos que son trabajadores por cuenta propia o cuentan con un contrato temporal no puedan obtener una aprobación. En cualquier caso, en este tipo de situaciones, es probable que el banco requiera de documentación adicional que permita certificar que se poseen ingresos estables.
  • Historial crediticio: Aunque lo ideal es que el solicitante esté libre de deudas, las entidades pueden aprobar este tipo de préstamos a aquellos perfiles que, aún teniendo deudas, se encuentran al corriente de pago.

¿Qué pasa si no cuentas con ahorros?

En general, cualquier préstamo hipotecario requiere que el comprador aporte la entrada (un 20% del valor del inmueble). No obstante, aquellos que no disponen de esa cantidad pueden recurrir a diferentes alternativas que le permitan acceder a su nueva vivienda. Algunas de las más comunes incluyen:

  • Adquirir una vivienda directamente de un banco: Por lo general, estos inmuebles suelen contar con unas condiciones bastante más asequibles porque las entidades desean venderlos rápidamente. En algunos casos, esto se traduce en hipotecas que cubren el 100% del valor.
  • Utilizar otro inmueble en propiedad a modo de garantía: Aquellos compradores que cuentan con una casa libre de cargas (es decir, no hipotecada y no sujeta a ningún tipo de deuda) pueden ponerla como garantía en un préstamo para que una entidad financie al 100%. Esto aportaría cierta confianza al banco para que, en caso de que el solicitante no pudiese responder a la deuda, pudiese saldarla con dicha vivienda.
  • Recurrir a un préstamo personal para obtener el dinero que necesitamos: Se trata de una alternativa que incrementa el riesgo pues, al final, el comprador asume dos deudas diferentes, por un lado, una con la entidad y, por otro, otra con la entidad prestamista. Para evaluar esta alternativa es fundamental calcular si será posible responder a ambas.
  • Contar con un avalista: Se trata de la alternativa más utilizada y consiste en proporcionar al banco una persona que responda al pago en caso de que el solicitante no lo haga. Es importante mencionar que el avalista responderá a la deuda con todo su patrimonio presente y futuro.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios