Menú

Cae el consumo de cerveza: cada español bebió dos litros menos en 2023

España se mantiene como segundo productor europeo de cerveza.

España se mantiene como segundo productor europeo de cerveza.
Un hombre sirve una cerveza. | EFE

Los españoles hemos bebido menos cerveza de lo habitual durante el año pasado. Concretamente, El consumo de cerveza en España se situó en 56 litros per cápita en 2023, lo que supone una caída de dos litros en comparación con el año anterior, un descenso que la asociación de cerveceros del país ha achacado a la inflación y al cierre de bares durante la pandemia. Aunque sin duda, este descenso también se debe a que los jóvenes se apuntan a la moda healthy y cada vez beben menos alcohol.

Así figura en el Informe Socioeconómico del Sector de la Cerveza en el año 2023 presentado por Cerveceros de España en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), que da cuenta de que, en general, el consumo de cerveza disminuyó un 3,5% con respecto al año pasado. Curiosamente, si se incluye en la estadística a los turistas, el dato pasa a ser positivo con un aumento del 2,84% en comparación con 2022.

Inflación, cierre de bares y cambio de tendencia

Otro motivo por el que en 2023 descendió el consumo de cerveza entre los residentes en España se debe, según Cerveceros de España, a la pérdida de 8.901 establecimientos de hostelería en el país, lo que supone una pérdida del 3,2% de locales en comparación con 2022 y del 11% respecto a 2019, antes de la pandemia.

El precio también es otro factor. Según el Índice de Precios al Consumo (IPC), la cerveza rubia, la más consumida en España, se ha encarecido un 1,8% interanual hasta el pasado mes de abril, un dato que es, no obstante, 13,8 puntos inferior que la inflación que experimentó este producto hace un año. "Los españoles hacemos menos salidas y más planificadas, se acentúa la tendencia de la vuelta al hogar respecto a 2022 e incluso en casa detectamos que ha un menor consumo, lo cual se debe a una menor intensidad de compra", detalla el informe de Cerveceros de España.

Por otra parte, los jóvenes cada vez consumen menos alcohol. Según un estudio internacional de HBSC, impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada vez son más los jóvenes que reducen su consumo de alcohol o incluso dejan de beber. Solo el 8% lo consume cada semana, una tercera parte de los que tenían su edad en 2006.

El motivo es que los jóvenes valoran la salud mucho más que generaciones anteriores. Por otra parte, salen menos de fiesta debido a la proliferación de otras formas de ocio tecnológico (videojuegos, redes sociales...) y, además, han eliminado el valor instrumental del alcohol. Gracias a las aplicaciones para ligar, ya no es necesario beber para desinhibirse. A pesar de que consumen menos alcohol, todavía se mantiene el patrón de consumo basado en los "atracones" durante los fines de semana.

Una bebida transversal

El director general de Cerveceros de España, Jacobo Olalla, encargado de presentar el informe, ha señalado que la cerveza es una bebida "muy transversal" y que cuando las personas ven "nubarrones" en su economía consumen menos.

La responsable de Comunicación de Hostelería de España, María Durán, ha reconocido que si bien las terrazas y los bares se siguen viendo llenos, "se ha producido un descenso en el ticket medio" de consumo.

Consumo total: 25% de la facturación de la hostelería

En términos globales, el consumo aparente (suma de producción e importaciones, sin contar exportaciones) ascendió a 43 millones de hectolitros en 2023, un 1,7% más que los 42,30 millones de hectolitros de 2022 y la mayor cifra de la que da cuenta la asociación en los últimos 11 años.

El consumo en hostelería sigue sin recuperar los niveles previos a la pandemia, ya que si en 2019 aproximadamente el 70% de la cerveza se consumía fuera del hogar, en 2023 esta cifra tan solo alcanzó al 61%, según los datos del informe.

Durán ha abundado que la cerveza es un "pilar fundamental" para la hostelería en España, consolidándose como la bebida fría más consumida tanto en valor como en volumen y que supone "en torno al 25% de la facturación de los establecimientos de hostelería, alcanzando hasta el 40% en los bares de menor tamaño".

Olalla ha destacado que el consumo de cerveza sin alcohol aumentó un 1% en 2023 y que el país tiene el porcentaje más alto de consumo de este tipo de cerveza en el mundo occidental, con un 14% del consumo per cápita.

Producción y exportaciones

A pesar de los desafíos, la producción de cerveza evolucionó favorablemente, alcanzando los 41,3 millones de hectolitros en 2023, una cifra que mantiene a España como el segundo productor cervecero de Europa, sólo por detrás de Alemania, con 87,83 millones de hectolitros. Concretamente, las compañías cerveceras comercializaron 38,7 millones de hectolitros de cerveza en 2023, un 0,7% menos que el año anterior.

Las ventas de las empresas cerveceras al canal hostelero superaron nuevamente a las del canal alimentación con una diferencia de cinco puntos porcentuales (52,5% frente a 47,5%), aumentando la diferencia de 2 puntos que existía en el año anterior, pero sin llegar a recuperar los datos de 2019.

Las exportaciones de cerveza mostraron un descenso de 2,8% en 2023, hasta los 4,1 millones de hectolitros, aunque la asociación de cerveceros considera que es un buen dato ya que se mantiene por encima de los 4 millones de hectolitros alcanzados por primera vez en 2022.

El segmento de la cerveza artesanal continúa siendo el más afectado y el número de cerveceras disminuyó un 5% con respecto a 2022 y registró un descenso del 38% en comparación con el 2019.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso