Menú
Alejandro A. Tagliavini

Empobreciendo a los pobres

La verdad es que con tantas "cumbres" el mundo parece una cordillera y estas reuniones implican costosísimos viajes pagados por todos los ciudadanos, incluyendo los de los países más pobres que, irónicamente, tienen a los burócratas que más les gusta viajar.
 
Del 13 al 18 de junio, los delegados de más de cien naciones realizaron en Sao Paulo, Brasil, la XI cumbre de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y Desarrollo (UNCTAD), donde se discutieron los "mecanismos que den a los países en desarrollo un papel más preponderante". En el marco de la cumbre se produjeron, además, encuentros de distintos grupos como el de los 77, el de los 20, del Mercosur y la UE. Aunque la UNCTAD no tiene poderes para aplicar acuerdos de la Organización Mundial del Comercio, ambos organismos tratan casi los mismos temas. Según el anfitrión, el presidente Lula de Brasil, cuando la UNCTAD fue creada, la renta per cápita promedio de los países pobres era de 212 dólares al año, contra 11.400 dólares en los países ricos. Cuatro décadas más tarde, en los países pobres ha aumentado en apenas en 55 dólares, mientras que en los ricos se triplicó a 32.400 dólares. Entonces ¿para qué sirve la UNCTAD, aparte de desarrollar cumbres, viajes y gastos?
 
Otro de los encuentros de la cumbre fue la de un grupo de 44 países en desarrollo, entre ellos la Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Egipto, India, Indonesia, Nigeria y Pakistán, con la intención de “liberalizar” parte de su comercio mutuo y ampliar los mercados para sus productos. Las negociaciones para reactivar el Sistema Global de Preferencias Comerciales (SGPC), que permite a sus miembros eliminar barreras comerciales recíprocas en ciertos productos, sin extenderlas a las naciones ricas, fueron iniciadas en Sao Paolo por el gobierno de Brasil que busca el relanzamiento de la vieja idea de una ronda comercial Sur-Sur.
 
El presidente de este comité de países en desarrollo participantes del SGPC dijo que el grupo invitará a China a las negociaciones que comenzarán en Ginebra (más viajes) en noviembre próximo y que deben concluir en 2006. Pero ¿cómo le ha ido al grupo con China? Lula estuvo en Pekín pocas semanas atrás y aseguró que iban a cimentar con el dragón asiático una "alianza estratégica" política y económica, calificando su viaje como "el de mayor éxito de la política exterior brasileña". Pero resulta que recientemente las autoridades chinas suspendieron temporalmente casi todas las importaciones de soja brasileña, uno de las más importantes exportaciones del país sudamericano, argumentando la presencia de fungicidas (carboxín) en numerosos cargamentos. Se sospecha que China estaba presionando para que se reduzca el precio del cereal.
 
También fueron invitados a participar en las negociaciones Sur-Sur los integrantes del Grupo de los 77 países en desarrollo que no integran el SPGC, sistema que, dicho sea de paso, según su propio presidente, fue creado en 1988 con resultados que hasta ahora "no fueron del todo exitosos".
 
En lugar de tantas cumbres, que mientras más burocráticas y menos resultados obtengan más les gustan a los burócratas porque les permite seguir inventando cumbres y viajes, deberían hacer algo concreto, simple y efectivo: liberalizar unilateralmente a sus respectivos pueblos, eliminando sus propias barreras aduaneras, cosa que hizo parcialmente la más exitosa economía latinoamericana, Chile. No es casualidad que los chilenos, en el primer trimestre del 2004, realizaron inversiones en el extranjero por 643 millones de dólares, según Pablo Bosch de la Sociedad de Fomento Fabril de Chile. El total de las inversiones chilenas en el extranjero alcanza actualmente 27.763 millones de dólares. Se trata de una cifra notable, considerando el pequeño tamaño del país, de apenas 15 millones de habitantes, y que por muchos años hizo todo lo contrario a lo recomendado por las agencias multilaterales.
 
© AIPE
 
Alejandro A. Tagliavini, miembro del Departamento de Política Económica de ESEADE (Escuela Superior de Economía y Administración de Empresas)
 
 

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso