Menú
Alejandro A. Tagliavini

Monumento a la corrupción

los países más corruptos son los menos libres. Esto no nos debe sorprender, ya que la falta de libertad, es decir, la intervención estatal es proporcional a la corrupción

En estos días, Transparencia Internacional ha presentado el Índice de Percepción de Corrupción 2004, con la medición de 146 países. En la lista, cuyos números más bajos son los países más transparentes, se incluyen muchos países latinoamericanos como Costa Rica en el lugar 41, Brasil en el 59, Colombia 60, Panamá 62, Perú 67, Nicaragua 97, Argentina 108 y Bolivia 122.
 
Pocos días antes, la Heritage Foundation y The Wall Street Journal presentaron el “Índice de Libertad Económica”, incluyendo a 155 países y que coincide inversamente con el índice de Transparencia Internacional porque los países más corruptos son los menos libres. Esto no nos debe sorprender, ya que la falta de libertad, es decir, la intervención estatal es proporcional a la corrupción. Cuando las decisiones quedan en manos de burócratas, la corrupción es inevitable. Si en una frontera a una persona la paran y no le dejan ingresar libremente lo que trae, tiene la posibilidad de sobornar y es irreal pensar que nunca nadie lo hará. Por el contrario, si el mercado es libre, no hay necesidad de sobornos.
 
En la clasificación de libertad económica que encabeza Hong Kong, seguido de Singapur y Luxemburgo, Chile está en el puesto 11 como el país más libre de América, superando a EEUU que bajó al puesto 12. El Salvador se ubicó en el puesto 24, España 31, Uruguay 43, Bolivia 50, Costa Rica 54, Perú 56, México 63, Nicaragua 65, Brasil 90, Honduras 110, Paraguay 111, Ecuador y Argentina 114, República Dominicana 121, Haití 145, Venezuela 146 y Cuba 149. Sí, ya la Venezuela de Chávez goza de menos libertad económica que Haití.
 
El informe de Transparencia Internacional se refiere a los "monumentos de la corrupción" y destaca la represa hidroeléctrica Yacyretá, construida por Argentina y Paraguay, con "apoyo del Banco Mundial, que produce energía que no resulta económica y necesita del subsidio" estatal. Además, está inundando el Parque Nacional de los Esteros del Iberá. Según un alto funcionario del gobierno paraguayo, alrededor de 1.870 millones de dólares en gastos del proyecto "no cuentan con documentación legal". Entre los otros seis monumentos a la corrupción mencionan la represa Lesoto, la de Bakun en Malasia y la de Bujagali en Uganda; una procesadora de basura de Alemania y una planta nuclear filipina.
 
Según Transparencia Internacional, recortar la corrupción a los niveles de Costa Rica reduciría los costos operativos en 23%. Pero la corrupción resulta un excelente negocio porque después de que el gobierno argentino protagonizara la mayor cesación de pagos de la historia mundial, el Banco Mundial anuncia que le va a prestar 5.000 millones de dólares. Pero esperemos a ver que piensa de eso el nuevo presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, propuesto por Estados Unidos, considerado muy duro y quien podría complicar el negocio.
 
Ese nuevo crédito le serviría al gobierno argentino para financiar los 54.900 nuevos empleados públicos contratados desde que Kirchner asumió la presidencia. ¿Para qué sirve ese crecimiento del 8,1% en la burocracia? No es para mejorar los servicios estatales, que siguen siendo infames. El gobierno pretende disminuir así el desempleo y ganar votos. Esto demuestra que cualquier aumento de impuestos es contraproducente porque los gobiernos utilizan esos fondos principalmente para provecho de los políticos y sus amigos.

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso