Menú
Rubén Osuna

La evolución del sector exterior

el ajuste se hará a costa del crecimiento económico, tarde o temprano. De esa forma se enfriará la demanda interna y se corregirá el fuerte desequilibrio del sector exterior.

Los antiguos esquemas han cambiado. Eso que llaman “globalización” nos obliga a pensar de forma algo distinta los problemas de siempre. Las exportaciones y las importaciones se condicionan mutuamente hoy día mucho más de lo que se cree. Buena parte de las importaciones se deciden por agentes económicos no residentes en nuestro país, en función de variables que no observamos directamente al examinar nuestras estadísticas y registros contables. Hoy es frecuente la importación de productos para su inmediata reexportación o para su participación en procesos de transformación industriales que satisfacen una demanda global, y no para su consumo en territorio nacional. Son otras variables las que deciden dónde y cuánto se produce y, por tanto, las que determinan una buena parte de los flujos de importaciones y exportaciones entre países. Si tratamos de buscar una correlación entre las variables explicativas tradicionales del comercio exterior y los flujos observados nos llevaremos una sorpresa.
 
La demanda interna de un país, además, ejerce una influencia enorme sobre las exportaciones. Cuando la demanda interna es muy fuerte el atractivo relativo del mercado exterior se reduce y las exportaciones se resienten. La demanda interna estimula también las importaciones, tanto de bienes de consumo como de inversión, pero sobre todo de éstos últimos. El fuerte crecimiento de la demanda interna en nuestro país, estimulada por el crecimiento económico, se traduce en un déficit exterior que tradicionalmente se ajustaba con una alteración del tipo de cambio o del tipo de interés. Pero ya no tenemos ningún control directo sobre esas variables. No es posible sostener un desequilibrio como ese por mucho tiempo (no somos Estados Unidos). Por tanto, el ajuste se hará a costa del crecimiento económico, tarde o temprano. De esa forma se enfriará la demanda interna y se corregirá el fuerte desequilibrio del sector exterior.
 
Los factores explicativos tradicionales del deterioro del sector exteriorobservado, como el diferencial en la evolución de costes y precios, juegan un papel, pero una explicación completa necesita de más elementos.

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro