Menú
Jorge Valín

E.On y la Globalización

En un mundo moderno y globalizado los que mandan de verdad son los accionistas y los consumidores, los gobiernos y políticos sólo son estorbos del pasado.

En plena época proteccionista y keynesiana se decía: "así funciona General Motors, así funciona Estados Unidos". Tanto el proteccionismo como el keynesianismo están en vías de desaparición, pero aún en el lenguaje de políticos y empresarios oportunistas, sigue siendo un buen arma para intentar inclinar los resultados del mercado hacia su favor.

En el caso de la OPA Gas Natural-Endesa primero ocurrió con Manuel Pizarro, presidente de Endesa, transformando una operación de mercado en un oscuro complot político de los nacionalistas catalanes. Ahora las cosas han cambiado, E.On quiere "opar" a Endesa y salta Gas Natural –que tomó las declaraciones de Pizarro, y con razón, de partidistas– para reivindicar la españolidad de Gas Natural en contra de E.On que es alemana. ¡Por favor!

Pero eso no es todo, el gobierno que tenemos que a la hora de ser dogmático y corto de miras siempre supera a todos los demás, declaró: "algunos han ido a Alemania sin importarles las consecuencias para España y sólo buscando un mayor interés para el accionista". ¿Y quién es España? ¿Yo? ¿Usted? ¿El Tajo? ¿Los Pirineos?

Una empresa no está formada por accidentes geográficos de un país. Las cosas ya no son como en el jurásico-keynesiano-proteccionista donde un país se podía identificar con una empresa, tipo General Motors y Estados Unidos. Ahora vivimos en una economía más móvil y globalizada donde las empresas tienen que cambiar rápidamente para adaptarse a las necesidades de los clientes y accionistas, incluso luchando contra los dinosaurios del gobierno y sus leyes casi feudales.

Pondré un ejemplo. Hewlett-Packard tiene la sede en Palo Alto, Estados Unidos, y a usted le sonará como una empresa americana, pero la realidad es que Hewlett-Packard tiene más de 140.000 empleados en 178 países siendo la mayor empresa tecnológica en casi todos los continentes, y teniendo sus accionistas, altos directivos y proveedores dispersos por todo el mundo. Hewlett-Packard no sólo paga impuestos en Estados Unidos sino en todos los países donde está. Y lo mejor de todo es que si usted aún considera que Hewlett-Packard es americano, tal vez mañana ya no lo sea porque algún holding de Europa, América o Japón compre un paquete importante y la "desamericanice" más.

En un mundo moderno y globalizado los que mandan de verdad son los accionistas y los consumidores, los gobiernos y políticos sólo son estorbos del pasado. Si E.On quiere "opar" a Endesa a mejor precio que Gas Natural y con dinero en efectivo, no como los intercambios de acciones de la gasista, alabada sea E.On. ¿Y que pasa con los dinosaurios histéricos que "piensan" en España y quieren manipular órganos de "expertos" como la CNE? ¡Tranquilos! Que pase lo que pase España seguirá igual: con su Tajo, sus Pirineos...
Jorge Valín es miembro del Instituto Juan de Mariana

En Libre Mercado