Menú

IESE: "No necesitas ni un euro para estudiar nuestro MBA, sólo la carta de admisión"

Defiende el sistema de créditos a sus estudiantes como la mejor manera de garantizar la educación y atraer talento.

0

Las escuelas de negocio españolas lideran las clasificaciones internacionales, mientras las universidades no aparecen entre los cien primeros puestos de ninguna lista. La semana pasada, Libre Mercado publicaba una entrevista con Antonio de Castro, Director de Desarrollo Académico de IE University, en la que declaraba: "Hay que tener claro que una educación de calidad es cara".

Esta semana, el turno es para Javier Muñoz, director de Admisiones del IESE, la novena escuela de negocios del mundo, según el ranking del Financial Times. Además, este centro es el tercero si se considera el porcentaje de crecimiento del salario de sus alumnos. Esto es algo habitual y quiere decir que los MBA españoles conocen lo que pide el mercado laboral y logran capacitar a sus licenciados para que cumplan sus exigencias.

- ¿Por qué las universidades españolas salen tan malparadas en las listas internacionales y las escuelas de negocio están en los primeros puestos?

- Lo primero que yo te diría es que los rankings que tenemos de universidades y escuelas de negocio miden cosas muy diferentes. No estamos tan mal como parece. Las listas de las universidades miden fundamentalmente la investigación (premios Nobel de antiguos alumnos y profesores, papers en revistas especializadas,...). Mientras, en los rankings de las escuelas de negocio se trata de medir el éxito de los estudiantes de los MBA.

En estos temas de investigación las universidades punteras son las americanas y las inglesas. También es verdad que esta parte se financia con fondos de empresas. Los profesores luchan por conseguir fondos para sus investigaciones. En España, si midiéramos en rankings la satisfacción de los universitarios españoles y el nivel de formación, no quedaríamos tan atrás.

Los estudiantes ingenieros españoles son contratados por buenas empresas. Tampoco tenemos que quedarnos exclusivamente con lo que digan los rankings cuando están cerrados a otros criterios. Por experiencia, en el MBA del IESE es que nuestros universitarios cuando son buenos, son buenísimos. Las universidades españolas no son tan malas. Y mejor preparados saldrán con Bolonia, que es una enseñanza más práctica y más encarada al mundo profesional.

- Entonces, ¿qué les queda por hacer a las facultades para obtener un reconocimiento similar al de las escuelas de negocio?

- Una cosa que les queda a las universidades es lograr el círculo virtuoso que hemos conseguido en los MBA: vienen estudiantes y profesores de todo el mundo, de un alto nivel, y les hemos unido a empresas que van a contratarles cuando acaban. Esa experiencia hace que atraigas a mejores estudiantes, profesores y empresas. Todo esto hace una bola muy grande que cada vez se hace más grande.

Otro factor importante es el tema de los costes. Un español puede hacer una universidad por 1.000 euros al año cuando en EEUU se pueden pagar 40.000 $ al año. Todos estos servicios que podemos hacer (atraer compañías, contratar buenos profesores, etc...) se consiguen entre otras cosas porque nuestros MBA pagan unas tarifas muy altas con los que dar todos estos servicios. Pero es una ventaja de nuestro sistema educativo que todos los estudiantes puedan acceder a la universidad.

- Precisamente, éste de las tarifas es uno de los temas más polémicos, porque algunos verían un encarecimiento como una manera de segregar en la universidad o de impedir la movilidad social.

- Te pongo un ejemplo de cómo hacemos nosotros en el MBA. Algunos de nuestros programas vale 70.000 euros (sabemos que es una inversión tremenda). ¿Cómo hacemos para pagar esto? Porque entendemos que una cosa es que tienes que ser muy bueno para estar admitido y otra cosa es cómo lo pagas. Pues tenemos un acuerdo con un banco que, por el mero hecho de estar admitido, ya te da el crédito. Luego lo tendrás que devolver, pero de esta manera podemos atraer gente independientemente de su nivel de ingresos. Lo importante es que te tienes que hacer tú responsable, pero a nosotros no nos importa el nivel de ingresos. Y, además, el ratio de impagos es pequeñísimo, no llega al 1%. No sé si iremos en esta línea [en la universidad] o no, pero a nosotros nos funciona perfectamente para atraer talento. Muchas veces recibimos críticas en este sentido –diciendo que los MBA son para ricos- pero no necesitas ni un euro para estudiar con nosotros, sólo la carta de admisión que te damos.

- Pero luego hay que devolverlos y los universitarios españoles son los que menos cobran de Europa...

- Sí, el problema es que los estudiantes suizos, británicos y estadounidenses llegan más fácilmente a puestos y sueldos que les permiten devolver estos préstamos sin dificultades.

- ¿Cuántos españoles admite de media el IESE?

- En el proceso de admisión en el MBA del IESE los estudiantes españoles compiten con los del resto del mundo. En nuestro MBA no llegan al 20%, pero los que hay son excepcionales (vienen de buenas universidades, saben inglés perfecto, otros idiomas,...) Quizás la cuestión es por qué no hay tantos españoles que se encuentren a un nivel tan alto.

- ¿Qué echan en falta en los CV españoles?

- Desde nuestro punto de vista, en lo que más se falla es en la parte de idiomas: en España te encuentras a mucha gente brillante que no tiene el nivel de inglés necesario. Esto es fundamental, no deberíamos poder licenciar estudiantes de la universidad sin la capacidad de manejarse en inglés (y quizás también en alemán). También se echa en falta experiencia internacional, aunque ya hay muchas universidades que están haciendo un esfuerzo muy importante en este aspecto (se están planteando grados bilingües).

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation