Menú

Finlandia apoya el rescate de Portugal si participan los inversores privados

Acepta el rescate luso, pero exige garantías para devolver el préstamo y que los inversores privados participen.

0

Vía libre para el rescate luso. El partido Verdaderos Finlandeses abandonó este jueves las negociaciones para formar nuevo Gobierno en Finlandia por el acuerdo alcanzado ayer entre conservadores y socialdemócratas para apoyar el rescate financiero a Portugal.

Así lo anunció en rueda de prensa en Helsinki su líder, Timo Soini, quien habló de una "decisión dura" y resaltó que su partido había hecho un intento "serio" en las negociaciones para formar un nuevo Ejecutivo tras las elecciones del pasado 17 de abril. "Ni yo ni el partido podemos actuar contra nuestras convicciones en lo que se refiere a las ayudas de la UE", dijo Soini, cuyo partido permanecerá en la oposición la próxima legislatura.

Los Verdaderos Finlandeses fueron los grandes triunfadores de los últimos comicios, pasando de ser el partido más minoritario del Parlamento con 5 escaños a la tercera fuerza con 39 diputados, gracias principalmente a sus posturas eurófobas y antiinmigración. En esas elecciones el Partido de Centro, hasta entonces primera fuerza del país, sufrió un descalabro al perder 16 de sus 51 escaños y descender a la cuarta plaza. El líder conservador y ministro de Economía en funciones, Jyrki Katainen, deberá negociar ahora un pacto con otras formaciones para formar Gobierno.

Katainen anunció ayer que Finlandia apoyará el rescate financiero de Portugal a cambio de que Lisboa cumpla ciertas condiciones para garantizar la devolución del préstamo. El acuerdo fue posible después de las negociaciones que mantuvieron Katainen, quien casi con seguridad será el próximo primer ministro finlandés, y la presidenta del SDP, Jutta Urpilainen.

La líder socialdemócrata pidió a Katainen que se incluyan nuevas exigencias a Portugal a cambio de que la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) le concedan préstamos por valor de 78.000 millones de euros durante los próximos tres años. En concreto, Urpilainen y Katainen quieren que el Gobierno de Lisboa garantice la devolución de los préstamos concedidos mediante la venta de propiedades públicas.

Además, exigen que se incluya en el programa de rescate la participación de los inversores privados, algo que está contemplado en el Mecanismo de Estabilidad Europeo (ESM, por sus siglas en inglés) que entrará en vigor en 2013, pero no en el acuerdo inicial alcanzado entre Portugal y las autoridades internacionales.

Ambos líderes acordaron también que Finlandia apoye la ampliación del fondo de rescate temporal, para garantizar que cuente con la suficiente capacidad de préstamo y pueda hacer frente a nuevas situaciones de crisis, informa Efe.

El apoyo del Partido Socialdemócrata (SDP), segunda fuerza política nacional, ha sido decisivo para lograr una mayoría absoluta en la cámara, ya que hasta ahora el rescate portugués sólo contaba con el visto bueno de los conservadores, los centristas y el minoritario Partido Popular Sueco (SFP).

El programa de asistencia a Portugal será sometido a votación este viernes en la comisión parlamentaria de asuntos europeos, encargada de establecer la postura oficial de Finlandia de cara a la reunión de ministros europeos de Finanzas (Ecofin) de la próxima semana.

El Parlamento alemán aprueba el rescate

Por su parte, el Gobierno alemán de la canciller Angela Merkel obtuvo este jueves el respaldo mayoritario del Bundestag (Parlamento) para apoyar en la Unión Europea (UE) el paquete de rescate a Portugal. A los cristianodemócratas (CDU), socialcristianos (CSU) y liberales (FDP) de la coalición de Gobierno se les sumaron en la votación de la cámara baja germana Los Verdes y los socialdemócratas (SDP), los dos mayores partidos de la oposición.

"No podemos negarle esta oportunidad al pueblo portugués", dijo el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, después de asegurar que las reformas exigidas a Lisboa a cambio del rescate son "alcanzables" según la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). "Portugal debe realizar acciones ambiciosas pero accesibles. Sobre esta base, es razonable y apropiado facilitar la asistencia financiera de 78.000 millones de euros y permitir que Portugal pueda regresar a los mercados financieros en un tiempo razonable", argumentó Schäuble.

El lunes próximo los ministros de Economía y Finanzas de la UE se reunirán en Bruselas para discutir la aprobación del paquete de rescate portugués, que debe ser aprobado por unanimidad.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD