Menú

La banca permite que los inmigrantes entreguen las llaves para saldar la hipoteca

Uno de los mecanismos de la banca para contener la tasa de morosidad es la aceptación de la dación en pago a los inmigrantes que retornan a su país.

0

Hace unos meses, la Audiencia Provincial de Navarra emitió el primer dictamen judicial en España en el que consideró que la entrega de la vivienda era suficiente para saldar la hipoteca. Al calor de estas decisiones, han menudeado las promesas electorales, como la de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que propone un nuevo contrato por el que las familias sólo tendrán que responder de su deuda hipotecaría con su inmueble o como la de su rival, Tomás Gómez, que va más allá y promete pedir a los bancos que perdonen la hipoteca a los parados. Todo esto ha vuelto a avivar la polémica sobre un asunto que la banca se niega a discutir.

Pero las entidades contemplan una excepción que, según informa el diario Cinco Días, sí se ha generalizado en España en el último año: es el caso de la aceptación de la dación en pago para cancelar las hipotecas cuando se trata de inmigrantes que regresan a su país de origen.

El motivo principal por el que la banca acepta la entrega del inmueble como fin del contrato es evitar que su tasa de mora se dispare. De esta manera, las entidades consiguen mantener intacta su solvencia ya que, si incluyeran como morosos a los inmigrantes que regresan a su país sin haber saldado la hipoteca, su tasa de morosidad se dispararía a largo plazo. De esta manera, el inmueble vuelve a manos de la entidad, que no tiene que incluir ninguna pérdida en sus balances (había hecho un préstamos por 100 y le devulven un piso que, en teoría, vale 100). En un proceso de embargo, la vivienda acabaría siendo subastada y, probablemente, acabaría siendo entregada al banco por mucho menos de su valor de tasación, por lo que tendrían que meter esta depreciación en sus cuentas.

También los trámites legales y el coste que supondría reclamar el pago del resto de la deuda en el extranjero son las razones por las que los bancos deciden comprar la vivienda antes renegociar una deuda con alguien que ya no desea vivir en España. De hecho hay países que facilitan estos trámites e incluso han pedido concretamente al Banco de España para que favorezca esta práctica.

Mientras tanto la banca, cuando no se trata de este segmento de la población, sigue manteniendo que hay otras opciones antes que llegar a la dación en el pago cuando sus clientes tienen dificultades a la hora de pagar su hipoteca y que siempre se puede llegar a un acuerdo cuando una familia tiene una vivienda y quiere conservarla.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD