Menú
Emilio J. González

¿Adiós al euro?

A fin de cuentas, cuando un país se comporta como lo han hecho y lo están haciendo los griegos, su salida de la zona euro no supone un problema para la misma, sino más bien un alivio.

Emilio J. González
0

¿Se puede romper el euro si, finalmente, y como parece cada vez más probable, Grecia se ve obligada a marcharse? A tenor de los últimos acontecimientos en torno a la crisis económica helena, y la respuesta que están dando los mercados a la misma, parece que, aunque la pertenencia de los griegos a la unión monetaria europea podría tener los días contados, ésta última aún parece gozar de buena salud. De hecho, y por irónico que pudiera parecer, la salida de Grecia fortalecería a la zona euro.

El Gobierno griego está jugando a un juego muy peligroso para él y para el país. Primero, no hace las reformas que tiene que hacer, empezando por la del presupuesto. Después, el Ejecutivo socialista quiere que la oposición le apoye en las medidas impopulares que tiene que tomar, cuando es el propio Gobierno el responsable de la situación en la que se encuentra el país y cuando en el pasado ha tratado por todos los medios de ningunear y eliminar a la oposición, tal y como ha pretendido hacer Zapatero en España con el PP. Y, como es lógico, ahora la oposición les dice a los socialistas que se coman el problema ellos solitos.

Así las cosas, Grecia podría entrar en bancarrota el próximo mes si, finalmente, el Fondo Monetario Internacional se niega a entregar el segundo tramo de la ayuda acordada con la Unión Europea y con el país. El FMI dice, con toda la razón, que sin reformas no hay salida de la crisis y que no está por tirar el dinero. Y si el Fondo no se rasca el bolsillo, los europeos probablemente tampoco. Lo que puede pasar a continuación es que Grecia se tenga que marchar tanto de la UE como del euro, como ya están advirtiendo la comisaria europea de Pesca, la griega María Damanaki, como el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

¿Qué hace el Gobierno griego al respecto? Pues en medio de su locura, ahora no se le ocurre otra cosa que barajar la posibilidad de convocar un referéndum como en Islandia para ver si la población aprueba las medidas de ajuste o no, sabiendo que lo más probable es que el resultado sea negativo. Pero sabiendo también que si Grecia cae, los bancos europeos, en especial los franceses, tendrán un problema. Vamos, que están jugando de alguna manera a chantajear a los europeos. Éstos, sin embargo, se mantienen firmes en su actitud, y eso es lo que empiezan a valorar los mercados, como prueba la fuerte recuperación del euro este viernes. Y es que, a fin de cuentas, cuando un país se comporta como lo han hecho y lo están haciendo los griegos, su salida de la zona euro no supone un problema para la misma, sino más bien un alivio. De hecho, el euro parece estar saliendo fortalecido de la crisis griega. Es lo que valoran los mercados. Eso, y que la era Zapatero está a punto de llegar a su fin.

El Sr. González es profesor de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid. Comentarista político en el programa Es la Mañana de Federico, de esRadio. Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco