Menú
Jaime de Piniés

Máxima vulnerabilidad

Lo que queda es una vulnerabilidad casi idéntica a la de Portugal, Irlanda y Grecia. Ojalá se inicie un proceso de reformas urgentes para despejar incógnitas.

Jaime de Piniés
0

Cuando nuestras autoridades explican por qué "Spain is different" suelen mencionar que la ratio de deuda pública-PIB no es muy elevado en comparación con otros países como Japón, EEUU, Alemania, Reino Unido y Francia. Hay, incluso, quienes matizan que el sector privado español está altamente endeudado y que por ello la conclusión es distinta, pero en definitiva no muy distinta a los demás países desarrollados. Sin embargo, el canon que determina si una economía es vulnerable o no a los cambios de percepción de los inversores extranjeros es la suma de todo el pasivo neto exterior y esto es tanto público como privado. Es decir, lo que importa es saber si, frente al resto del mundo, la economía de un país en su conjunto es acreedora o deudora neta en el sentido más amplio del término.

En un reciente informe del FMI, se presenta la ratio pasivo neto exterior-PIB de países desarrollados y de la periferia europea. Hay unos cuantos países acreedores como Alemania, Bélgica (que tiene mucha deuda pública, pero que es un acreedor neto frente al mundo) y Japón (campeón mundial de deuda pública). Estos países, aunque tengan abultadas cargas de deuda pública, son acreedores netos frente al resto del mundo, y junto con China y los países exportadores de petróleo son los verdaderos banqueros mundiales.

En el otro lado de la ecuación se encuentran los países con pasivo neto y por lo tanto países deudores en sentido lato. Incluyen el conjunto de la zona euro con una ratio de pasivo neto exterior-PIB del 13%, Francia (11%), Reino Unido (14%), EEUU (19%) e Italia (20%). Pero la Champions League del pasivo neto exterior son precisamente los países periféricos con las siguientes ratios: Portugal (106%), Irlanda (102%), Grecia (99%) y España (90%).

Es cierto que el potencial de crecimiento de España debería de ser mayor al de los demás países periféricos por la diversificación de nuestra economía y por la calidad de nuestros recursos humanos. Pero habiendo troceado el mercado en 17 reinos de taifas y siendo testigos de cómo nuestros mejores recursos humanos se están convirtiendo en un significativo activo de exportación que huye de un país sin trabajo y sin expectativas, así difícilmente podemos convencer a nadie de que nuestro potencial de crecimiento es mayor que el de los otros. Lo que queda es una vulnerabilidad casi idéntica a la de Portugal, Irlanda y Grecia. Ojalá se inicie un proceso de reformas urgentes para despejar incógnitas, ya que nuestra vulnerabilidad exterior nos puede hacer una muy mala pasada en cualquier momento.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD