Menú
Emilio J. González

Que quiebre Grecia

Lo que tendría que hacer la UE es ir preparando la quiebra ordenada de Grecia, con reestructuración de la deuda incluida. ¿Qué los bancos franceses y alemanes pierden dinero? Pues que hubieran sido más prudentes

Emilio J. González
0

La Unión Europea ya está preparando un nuevo plan de rescate de Grecia, que incluye la intervención de facto de la economía helena por parte de Bruselas a cambio de que la UE y el FMI sigan sosteniendo al actual Gobierno. Sin embargo, creo que, a estas alturas, lo que habría que hacer es, simple y llanamente, dejar que el país quiebre si sus políticos siguen negándose a hacer lo que tienen que hacer. ¿Por qué? Porque el Gobierno y la oposición griegos saben de sobra que la quiebra del país sería un duro golpe tanto para el Banco Central Europeo, que se opone a la reestructuración de la deuda griega por las pérdidas que ello le ocasionaría, como para la banca francesa y alemana, las más expuestas, con diferencia, al problema heleno. Y, como lo saben, no hacen más que tensar y tensar la cuerda a fin de que los rescaten sin grandes sacrificios.

Por ello, aunque Bruselas trace planes para vender las participaciones del Estado griego en empresas, así como para enajenar parte de los bienes raíces del Estado, a cambio de la ayuda de la UE y del FMI, todavía está por ver que los griegos vayan a aceptar ser intervenidos de facto y que las autoridades comunitarias recauden sus impuestos para pagar las deudas griegas. ¿Qué pasaría si los griegos se niegan? Pues o bien la Unión Europea acepta la quiebra con todas las consecuencias o bien se tiene que ponerse a negociar nuevamente, pero en posición de inferioridad. Y no es descartable que los griegos vayan a negarse a que su país sea intervenido porque, además de suponer una verdadera humillación nacional, desde hace tiempo vienen manifestando claramente que no quieren pagar lo que deben. No es que no puedan, que pueden haciendo los ajustes precisos; es que no tienen la voluntad de hacerlo por los sacrificios que ello implica, aunque hayan sido ellos solitos y sus gobiernos los que han llevado al país al desastre.

Así las cosas, lo que tendría que hacer la UE es ir preparando la quiebra ordenada de Grecia, con reestructuración de la deuda incluida. ¿Qué los bancos franceses y alemanes pierden dinero? Pues que hubieran sido más prudentes y que empiecen a entender que su negocio también conlleva riesgos. ¿Qué lo pierde el BCE? Pues que no se hubiera metido en operaciones de salvamento prohibidas por el Tratado de Maastricht y que pida a los demás miembros del euro que lo recapitalicen, si es necesario, ya que, a fin de cuentas, si el BCE está en este lío es porque naciones como Francia o Alemania no han querido asumir todas las consecuencias políticas y económicas que implica una unión monetaria, empezando por la creación de instituciones europeas –que no alemanas ni francesas– de gobierno económico y financiero del euro. Es mejor dejar caer a la economía helena por el bien del euro, porque si hoy es Grecia, mañana puede ser la España de Zapatero-Rubalcaba y pasado mañana... pues al que le toque.

El Sr. González es profesor de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid. Comentarista político en el programa Es la Mañana de Federico, de esRadio. Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco