Menú

Cinco entidades españolas suspenden los test de estrés

Las entidades suspendidas son CatalunyaCaixa, Banco Pastor, Unnim, Caja3 y la CAM. Mafo dice que no necesitarán un incremento de capital.

ROCÍO REGIDOR FRAILE
0

Sólo 8 de los 90 principales entidades financieras europeas que se han sometido a los test de estrés coordinados por la European Banking Authority (EBA) han suspendido el examen al no haber podido mantener al menos un capital básico del 5% en el escenario económico más adverso. La banca española concentra más de la mitad de las entidades suspendidas por la EBA. Cinco de las ocho entidades que no han pasado las pruebas son españolas. Un banco, el Pastor, y cuatro cajas: Catalunyacaixa, CAM, Caja3 y Unimm.

Miguel Ángel Fernández Ordóñez, gobernador del Banco de España se ha mostrado, no obstante, muy optimista con los resultados obtenidos, justificando el suspenso de cinco bancos españoles a los criterios de los test de estrés que no tienen en cuenta las previsiones genéricas que tienen cada uno de los bancos suspendidos y que además las entidades españolas no necesitan ampliación adicional de capital tras estas pruebas.

Según ha afirmado el gobernador, las pruebas de estrés siempre han sido muy importantes para ellos y de hecho fue España el primer país que las adoptó ya que son "la mejor arma para retirar todas las dudas". Ordóñez, aunque se ha mostrado en desacuerdo de la EBA al no considerar las provisiones genéricas como liberadoras de deuda, reconoce el esfuerzo realizado por este organismo al avanzar en una mayor homogeneidad para el conjunto del sistema financiero europeo.

Ha insistido en la importancia de la transparencia de las entidades españolas al haber presentado más entidades a examen que las que la EBA les exigía, "la mejor forma de suspender un examen es no presentarse" y es que España ha presentado el 100% de su sistema financiero porque es la transparencia que quieren reflejar en el mercado a diferencia, según él de seis de los grandes países de Europa que a última hora, como es el caso del banco alemán Helaba que se retiraba de las pruebas al saber que suspendía.

"Los test de estrés son un complemento importante, útil, es necesario mostrar a los inversores la realidad del sistema financiero, pero sólo es una parte, es necesario reducir la capacidad del sistema, reforzar las exigencias de capital, mejorar los requerimientos de solvencia, pero considera que son los deberes que ya ha realizado el sistema financiero español y es necesario esperar hasta que todo el proceso de restructuración finalice el 30 de septiembre", ha señalado Mafo.

Es el segundo año consecutivo en el que las entidades españolas lideran los resultados negativos de los test de estrés, pero Ordóñez ha insistido en que los resultados son los esperados para el caso español y muestran la solvencia de nuestro sistema financiero al no necesitar ninguna entidad ampliaciones de capital pues ya se ha realizado todo el esfuerzo que garantiza la fortaleza de las entidades financieras. Ha hecho especial hincapié en esta restructuración del sistema financiero, en las fuertes exigencias de capital del 8 o el 10% dependiendo de si la entidad cotiza o no.

España, el país con más suspensos

Fernández Ordóñez ha exhibido se ha mostrado optimista en la rueda de prensa explicando que estos datos no presentan problema añadido para las entidades españolas ya que en las provisiones genéricas en son el elemento clave para afrontar cualquier tipo de pérdida. "Si les quitamos las provisiones genéricas tendrían que aumentar el capital, pero como las tienen no es necesario pues absorben las pérdidas" ha afirmado.

El gobernador se ha negado a aceptar que han suspendido las cinco por el tema de las genéricas ya que, si se "hubiese aceptado", las entidades habrían aprobado.

Parecido entusiasmo mostraba ante el varapalo de los resultados la vicepresidente económica del Gobierno, Elena Salgado, que ha asegurado es "excelente", puesto que ninguna de las cinco entidades financieras españolas que no han alcanzado el 'core Tier 1' del 5% exigido.

Para la Asociación Española de Banca (AEB) ninguno de los siete bancos españoles tradicionales, anteriores a la reestructuración del sector y pertenecientes a esta patronal, que se han sometido a las pruebas de resistencia han necesitado ayuda pública para mejorar sus niveles de solvencia. La patronal ha insistido que ningún banco español necesita capital adicional, ya que con los criterios del Banco de España tienen un ratio de solvencia superior al 5 %, que es el mínimo exigido para superar los test de resistencia.

Si todo va tan bien, ¿por qué no fluye el crédito?

En este sentido el gobernador del Banco de España se ha mostrado tajante: "no hay demanda solvente de crédito". Probablemente, según Ordóñez, "hasta que no se tomen medidas económicas importantes no habrá demanda solvente de crédito que es lo que pasa ahora". En la situación actual el sistema español exige en el decreto ley un 8% de capital, este ha sido un mensaje extraordinario para los mercados pero España debe cumplir las reformas. Es una situación que se retroalimenta, el crédito que se da es el que se puede, una entidad vive de dar crédito.

La restructuración quizá vino demasiado tarde

Ni siquiera cuando el sistema esté totalmente saneado, crecerá el crédito, la pregunta es obligada, ¿por qué no se hicieron antes estas reformas? Para el gobernador es un proceso que habría que haber empezado hace cinco, diez o quince años antes, pero las crisis a veces sirven para que se reestructure el sistema. El gobernador alabó el gran proceso llevado a cabo por las instituciones, pero el deterioro que sufría el sistema financiero hace que los efectos de las mismas sean tardíos y que la realidad sea que cinco de las ocho entidades que han suspendido estos test, sean españolas. Aunque a juzgar por las palabras de Ordóñez, "no es ningún fracaso" este resultado.

Salgado no es de la misma opinión respecto a la reestructuración. Las reformas para la vicepresidenta económica se han producido "en los tiempos más adecuados" y "en tiempo récord" y además aseguró que "son datos positivos" y que "es de esperar que el efecto sea positivo", pero admitió que "serán los inversores los que tengan que examinar los resultados".

La prima de riesgo se resiente

La presión en los mercados estos últimos días ha sido patente, la prima de riesgo cerraba a 338 puntos básicos por encima del bund alemán minutos antes de conocerse los resultados de los test de estrés, pero para Ordóñez, en este momento la prima de riesgo no tiene nada que ver con lo que haga casa país, "muestra la incapacidad de Europa para solucionar el problema de Grecia", la prima de riesgo se relajará cuando "Europa abandone el populismo", así "Europa no funciona".

Un país que sólo representa un peso del 2% de la economía de la eurozona parece que es el único problema, el resto de dificultades no son destacables. Sorprende, sobre todo en EEUU que estos test no incluya de manera directa la deuda soberana, aunque si se recomienda que se vigile la exposición de los bancos a la misma, que en el caso de España, según el gobernador es muy baja.

La realidad es que de los 25 bancos españoles que se han sometido a las pruebas de resistencia tienen inversiones en deuda soberana española por valor de 222.285 millones de euros, lo que equivale al 66,1 por ciento de su exposición neta a deuda pública, el informe de EBA revela que la exposición de las entidades financieras españolas a la deuda pública del resto de países de Europa que están en el punto de mira de los inversores –Grecia, Irlanda, Italia y Portugal– se reduce a 12.570 millones de euros, el 3,74 por ciento del total.

Si bien es cierto que sólo una pequeña parte de los bancos han invertido en Grecia, que actualmente es el país europeo con más alta probabilidad de impago de su deuda, es el Pastor el banco más expuesto a Grecia, ya que sus 41 millones representan el 1,68 por ciento de sus inversiones netas en deuda pública. El que más bonos griegos tiene es el Santander, con 177 millones, aunque suponen sólo el 0,18 por ciento de su exposición neta a deuda soberana.

Los suspendidos se defienden

La misma defensa que Miguel Ángel Fernández Ordóñez están empezando a expresar las entidades suspensas. CAM ha subrayado hoy que "no necesita ninguna aportación de capital adicional" y sostiene que ha superado el "test de estrés" teniendo en cuenta las provisiones genéricas, con un 5,1 % de recursos de máxima calidad (Core Tier 1).

Por otra parte, han apuntado que la exposición de CAM a riesgo soberano procedente de países distintos de España es muy reducida y representa un 0,7% del total del activo.

La otra cara de la moneda la presenta BBK que destaca que está entre las tres primeras cajas en términos de solvencia.

La BBK ha señalado en un comunicado que del examen se concluye que BBK "es una de las entidades financieras más solventes entre los principales bancos y cajas de Europa" a pesar de ser una de las "más perjudicadas por las decisión de la EBA de no computar como recursos propios las provisiones genéricas", que en el caso de la caja vasca alcanzan el máximo legal del 125 %.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco