Menú

Iberoamérica salva los resultados de BBVA, Telefónica y Santander

Las economías emergentes son una garantía de futuro para las grandes empresas españolas y representan ya una base principal de su negocio.

ROCÍO REGIDOR FRAILE
0

Las grandes empresas españolas presentaron este jueves sus resultados correspondientes al primer semestre del año. Aunque todos logran beneficios la situación de cada una de las sociedades españolas con mayor capitalización bursátil presenta una realidad diferente pero un punto común, la importancia de las economías emergentes en este semestre y en el futuro.

El Santander gana 21% menos

El Banco Santander obtuvo en el primer semestre de 2011 un beneficio atribuido de 3.501 millones de euros, lo que supone un descenso del 21% con respecto al mismo periodo de 2010. Estos resultados incluyen la creación de un fondo de 620 millones para la cobertura de eventuales reclamaciones que pudieran producirse por la venta de seguros de protección de pagos en el Reino Unido.

No obstante, grupo continúa generando capital y sitúa su core en el 9,2%, entre los más altos de la banca internacional. El grupo supera por primera vez la cifra de 11.000 millones en un trimestre. El crédito de la entidad se sitúa en 723.969 millones y los depósitos alcanzan los 624.414 millones, con un crecimiento del 5%. En cuanto a la tan temida morosidad, se sitúa en el grupo en el 3,78.

La coyuntura no acompañó al Santander que redujo su beneficio casi el 30% en España, que ya sólo contribuye un 12% al grupo. La diversificación del mercado es el punto clave para que el Santander haya salvado sus resultados, fundamentalmente los mercados emergentes.

Latinoamérica y Polonia aportan el 44% del beneficio, sólo Brasil representa el 25%. El beneficio se situó en los 2.457 millones, el crédito aumentó un 18%, y los depósitos, un 14%. Unas cifras que garantizan el crecimiento de la entidad en las economías emergentes contrario a lo que está sucediendo en los mercados maduros como España, Reino Unido, Portugal, Alemania y EEUU, que representan el 54% pero la entidad ha reducido sus beneficios provenientes de las mismas en el último semestre.

En Telefónica, Latinoamérica vuelve a ser el "motor" del grupo

Telefónica obtuvo un beneficio neto de 3.162 millones de euros en el primer semestre de 2011, lo que supone un descenso del 16,3 respecto al mismo periodo del año anterior debido al ajuste de valor en Telco, informó el grupo en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Así, el resultado de la multinacional española se vio afectado negativamente por el recorte del valor contable que realizó en la participación que posee en Telecom Italia a través del holding Telco, que le supuso un lastre de 353 millones de euros en su beneficio neto y que, sin embargo, no tiene "impacto alguno" en su generación de caja.

No obstante, la compañía cerró el primer semestre del año con un crecimiento en su base de clientes del 6%, hasta los 295 millones de accesos. En concreto, los accesos en Latinoamérica crecieron un 8%, con 190,4 millones de accesos, y un 5% en Europa, con 57,3 millones de clientes, convirtiéndose en los mayores contribuidores a la expansión de clientes. Por su parte, Telefónica gestiona 47,4 millones de accesos en España, un 0,5% más interanual.

Latinoamérica se convirtió una vez más en el "motor" de crecimiento del grupo, con un incremento de la cifra de negocio del 18,4%, hasta los 14.117 millones de euros, con Brasil a la cabeza, un mercado que se convertirá en su principal fuente de facturación, según ha afirmado César Alierta, presidente de la operadora. Brasil supuso el 50 % de los ingresos del semestre, seguido por Argentina (11 %) y Chile (8 %).

En Chile, Perú, Colombia, Ecuador y Uruguay se anotó incrementos de entre el 4 y el 7 %, mientras que en México ingresó el 13 % menos por el ajuste de sus políticas comerciales y el cambio de regulación en el mercado de telecomunicaciones, según explica la operadora. Al cierre del semestre Telefónica tenía 190 millones de clientes en Latinoamérica, un 8,1 % más que en 2010.

Cifra de negocio por áreas geográficas

El BBVA mantiene el tipo

La entidad ve "un claro cambio de tendencia" en sus cuentas, que mejoran las obtenidas en el segundo semestre del año pasado. El BBVA obtuvo un beneficio neto de 2.339 millones de euros netos entre enero y junio, el 7,5% menos que un año antes debido a la menor actividad a causa de la crisis, informó este jueves la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Sin embargo el banco ve "un claro cambio de tendencia" en estas cuentas en comparación con el segundo semestre de 2010, ya que el beneficio neto creció el 12,5% respecto al logrado entonces.

Todas las áreas de negocio contribuyen a estos resultados de forma positiva, explica el BBVA, que añade que el 53 % de los ingresos se originaron en mercados emergentes, lo que compensó la menor aportación de los mercados desarrollados, en los que se han centrado en fortalecerse.

Así, sólo en España, la entidad ganó 896 millones de euros en la primera mitad del año, un 34% menos que un año antes, en tanto que en México, su principal motor al otro lado del Atlántico, el beneficio neto se situó muy cerca del de España, en 885 millones y creció el 10,5%.

El BBVA terminó junio con una tasa de morosidad del 4%. La entidad vio elevar su ratio de core capital o activos de máxima calidad hasta el 9,0 % en junio, frente al 8,1 % de un año antes.

El consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, que añadió que "la apuesta de BBVA por la diversificación y la prudente gestión del riesgo continuarán alimentando los beneficios del Grupo".

 

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation