Menú

La Casa Blanca ataca a S&P y les acusa de fallar en sus proyecciones fiscales

El gabinete de Obama dice que la agencia ha cometido un error de dos billones de dólares en sus proyecciones fiscales.

0

El asesor económico de la Casa Blanca Gene Sperling ha criticado la decisión de la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's de rebajar de categoría la deuda de Estados Unidos, hasta ahora con nota AAA+, debido a la preocupación sobre el déficit público pese al acuerdo alcanzado esta semana por el presidente, Barack Obama, y legisladores demócratas y republicanos.

Sperling ha señalado que la rebaja de la nota de la deuda soberana de Estados Unidos por parte de la agencia crediticia pese a haber cometido un error de dos billones de dólares (1,4 billones de euros) en sus proyecciones fiscales es "asombrosa".

"La magnitud de su error, combinada con su disposición a cambiar simplemente el foco y señalar que llevan razón en su comunicado de prensa una vez que se indicó la existencia de un error fue asombrosa", ha afirmado Sperling.

La rebaja de la calificación del gigante estadounidense ha valido a Obama grandes críticas por parte de otro gigante, el asiático. El mismo sábado, China arremetió duramente contra Obama por su afición al déficit y le pidió atajar de forma radical los problemas económicos que atraviesa EEUU.

"Parece que la institución ha comenzado con una conclusión y ha dado forma a algunos argumentos para que se ajusten a ella", ha apostillado el asesor económico.

"La rebaja refleja nuestra opinión de que el plan de consolidación fiscal que pactaron recientemente el Congreso y la Administración se queda corto respecto a lo que, según nuestro punto de vista, será necesario para estabilizar las dinámicas de deuda del Gobierno a medio plazo", argumentó S&P en un comunicado.

La agencia considera "negativa" su última revisión, lo cual adelanta que es posible otra rebaja en un plazo de entre 12 y 18 meses.

El pasado 14 de julio Standard & Poor's puso en revisión la calificación de la deuda soberana por temor a que el Congreso no pudiera lidiar adecuadamente con el déficit, situado en 1,4 billones de dólares, o 980.000 millones de euros. Esto equivale a un 9 por ciento del PIB y supone uno de los déficits más altos desde la Segunda Guerra Mundial.

Por su parte, Moody's confirmó esta semana la categoría AAA+ para la deuda norteamericana. A finales de mes se pronunciará la tercera gran agencia internacional de calificación, Fitch Ratings.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD