Menú

El Ibex se desploma: cae un 4,44% entre rumores sobre la quiebra de Grecia

El índice madrileño pierde la cota de los 8.000 puntos, en un final de sesión de infarto, tras conocerse la noticia de la dimisión del economista jefe del BCE.

LIBRE MERCADO
0

El pánico vendedor se ha instalado este viernes por la tarde de las bolsas europeas. Tras una jornada incierta, en la que se han alternado pequeñas subidas y bajadas, el rumor, a primera hora de la tarde, de la dimisión de Jürgen Stark en el BCE (rumor que fue luego confirmado por el propio organismo), ha desatado los miedos de los inversores europeos.

De esta manera, el Ibex perdía un 4,44% al final de la sesión y se quedaba al borde de perder los 7.900 puntos (tras haber dejado atrás el nivel, que parecía seguro, de los 8.000), un nivel desconocido desde finales de marzo de 2009. El índice de referencia de la bolsa española bajó 367,60 puntos. En la segunda peor semana del año baja el 6,54 por ciento, en tanto que las pérdidas acumuladas desde enero crecen al 19,77 por ciento.

En Europa, con el euro a 1,367 dólares, mínimo desde febrero pasado, bajaron las principales plazas europeas: Milán, el 4,93 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 4,15 por ciento; Fráncfort, el 4,04 por ciento; París, el 3,63 por ciento, y Londres, el 2,35 por ciento.

La sesión

La bolsa española empezaba la sesión con pequeñas pérdidas como consecuencia del retroceso del 1 por ciento con que cerró ayer Wall Street y la caída del 0,6 por ciento de Tokio esta madrugada. Tras las subidas de las dos sesiones anteriores, los inversores optaban por recoger beneficios aunque poco después de la apertura la bolsa intentaba recuperar el nivel de cierre de la víspera.

Las ventas se fundamentaban también en las dificultades que puedan existir para aprobar el plan de empleo del presidente estadounidense, Barack Obama, al que se destinarán 447.000 millones de dólares, y en el PIB de Japón en el segundo trimestre, que cayó el 2,1 por ciento, ocho décimas más de lo calculado inicialmente. El mercado ignoraba la disminución de la inflación en China tres décimas en agosto, hasta el 6,2 por ciento; el aumento del 1,5 por ciento de la producción industrial francesa en julio, o el alza del 0,8 por ciento del PIB italiano del segundo trimestre.

La rebaja de la previsión de la cotización de la banca europea por Goldman Sachs afectaba al sector financiero y ahondaba las pérdidas de la bolsa, que descendía hasta 8.100 puntos con una bajada del 2 por ciento antes del mediodía. Sobre ese nivel se mantendría durante un par de horas, tras lo cual repuntaba para acercarse a 8.200 puntos y, a continuación, caer bruscamente antes de la apertura de Wall Street.

Los rumores de que Grecia podría presentar la suspensión de pagos este fin de semana y abandonar el euro, la dimisión de un consejero del Banco Central Europeo (BCE), Juergen Stark, por discrepancias con el plan de compra de deuda, y la amenaza de un atentado en Nueva York, arrastraban a la bolsa hasta el nivel de 8.000 puntos.

El negativo comienzo de sesión en Wall Street, que abría con una bajada del 1,5 por ciento, agrandaba las pérdidas del mercado nacional, que perdía la citada cota con un retroceso del 3,5 por ciento. La posible salida de Grecia del euro incidía en la cotización de la moneda única, que se negociaba a menos de 1,37 dólares (se cambió alrededor de 1,39 dólares durante la mayor parte de la mañana), su nivel más bajo desde finales de febrero pasado.

Además, se incrementaba la prima de riesgo española hasta 334 puntos básicos, al vender los inversores deuda de países periféricos (las obligaciones españolas a diez años crecían hasta el 5,13 por ciento), en tanto que el petróleo Brent bajaba más de dos dólares y se cambiaba a 112 por barril. Al final de la sesión, mientras se conocían algunas declaraciones de los participantes en la reunión de ministros de finanzas del G-7, el mercado nacional bajaba más del 4 por ciento, descendía hasta 7.900 puntos, y se situaba en niveles de finales de marzo de 2009.

Los valores

Todos los grandes valores del IBEX 35 bajaron: BBVA, el 6,62 por ciento, la segunda mayor caída de este índice; Iberdrola, el 5,74 por ciento; Banco Santander, el 5,62 por ciento; Telefónica, el 4,32 por ciento, y Repsol, el 2,51 por ciento.

Todas las empresas del IBEX concluyeron con pérdidas, que encabezó ArcelorMittal al bajar el 7,59 por ciento, seguida de BBVA, en tanto que el tercer puesto correspondió a IAG, que cedió el 6,08 por ciento; Gas Natural cayó el 6,07 por ciento, y Endesa, el 6,01 por ciento. Acabaron la sesión con pérdidas comprendidas entre el 4 y el 6 por ciento catorce compañías: Mediaset; Iberdrola; Gamesa; Banco Santander; FCC; Técnicas Reunidas; Banco Popular; Sacyr; Red Eléctrica; ACS; Abengoa; OHL; Telefónica y Bankinter.

Las compañías con menores pérdidas fueron Grifols, con un descenso del 0,66 por ciento, y Bolsas y Mercados Españoles, que cayó el 1,1 por ciento.

En el mercado continuo destacó la caída del 9,74 por ciento de las acciones convertibles de Prisa, mientras que el primer puesto de las trece compañías que concluyeron con ganancias estuvo ocupado por Enel, el 6,98 por ciento.

Antes del cierre del mercado de deuda, la rentabilidad de las obligaciones a diez años española subía doce centésimas respecto a la víspera y se situaba en el 5,13 por ciento, mientras que la prima de riesgo crecía de 310 a 335 puntos básicos.

El efectivo negociado se situó en 2.157 millones de euros, de los que cerca de 450 fueron intermediados por inversores institucionales.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios