Menú

La envenenada herencia económica que deja Zapatero

El presidente del Gobierno abandona el poder con uno de los peores legados económicos de las últimas décadas a sus espaldas.

0

Zapatero se despide del poder político tras siete años gobernando España. El presidente del Ejecutivo socialista anunció este lunes la disolución de las Cortes y la convocatoria de elecciones generales para el 20 de noviembre.

Su sucesor en el cargo deberá afrontar una de las peores herencias económicas de las últimas décadas. No en vano, España registra la tasa de paro más elevada de la zona euro y del grupo de países desarrollados (OCDE); corre el riesgo de recaer en la recesión o, como mínimo, mantener un ritmo de crecimiento prácticamente plano; registra una de las deudas (pública y privada) más grandes del mundo; un abultado déficit público y exterior; una delicada situación financiera; es, junto a Italia, firme candidato a ser el próximo país rescatado por las autoridades internacionales; y, de hecho, ha tenido que acudir a la ayuda del Banco Central Europeo (BCE) para poder mitigar las fuertes tensiones que sufre su mercado de deuda pública.

La cuestión es que, más allá de los aciertos o errores cometidos por Zapatero en materia económica, los resultados concretos de su legado -últimos datos oficiales- se resumen en los siguientes puntos, en compración con la herencia dejada por el anterior Gobierno popular de José María Aznar.

1. Casi dos millones de parados más; la tasa de desempleo total y juvenil más alta de la eurozona; y casi 1,4 millones de hogares con todos sus miembros sin trabajo (856.300 más respecto a 2004).

2. Una de las tasa de crecimiento más bajas de la UE; Zapatero abandona el cargo con un crecimiento interanual del 0,8% -último dato disponle- frente al 2,8% que dejó Aznar -una diferencia de dos puntos porcentuales-.

3. Inflación del 2,7% frente al 2,2% del PP (0,5 puntos más).

4. Gasto público del 45% del PIB en 2010 frente al 38,4% del PP en 2003; una deuda pública próxima al 70% del PIB en 2011 y un déficit que se prevé superior al 6%.

5. Un déficit por cuenta corriente -necesidad de financiación exterior anual- del 4,6% del PIB, 1,1 puntos porcentuales más que el PP; una deuda externa próxima al 168% del PIB frente al 108% de Aznar.

6. Una prima de riesgo, diferencial entre la rentabilidad del bono español a 10 años y el alemán del mismo plazo, próxima a 360 puntos básicos. Cuando Aznar dejó su cargo esta diferencia era de cero puntos.

7. Pesimismo económico: todos los indicadores de confianza son entre 10 y 20 porcetuales inferiores a los que registraba España en marzo de 2004.

8. Las empresas declaradas en concurso de acreedores (anterior suspensión de pagos) alcanzaron las 1.494 en el segundo trimestre de este año frente a las apenas 72 del primer trimestre de 2004.

9. El importe de la hipoteca media para la compra de vivienda se situó en 110.000 euros el pasado junio frente a los 107.000 de marzo de 2004; la cuota hipotecaria se eleva a 490 euros frente a los 478 de 2004; el Euribor, tipo de interés al que se suelen fijar las hipotecas, ronda el 2,1% frente al 2% de entonces.

10. La tasa de mora hipotecaria se aproxima al 2,4% (primer trimestre de 2011) frente al 0,3% del mismo período de 2004.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia